Brasil necesita darle fuerza a la industria
Descargar Ebook
Promocione sus productos o servicios con nosotros
¿Qué está buscando?
Síganos en
Industria en Brasil
Paulo Castelo Branco es economista y presidente de la Asociación Brasilera de Importadores de Máquinas y Equipos Industriales (ABIMEI).
Brasil necesita darle fuerza a la industria
Públicado el 27 - 06 - 2016

Los números corroboran: Brasil pasa por la peor crisis económica de las últimas dos décadas; sin embargo, aún más grave que este propio hecho alarmante, es la completa y absoluta parálisis del gobierno y del Congreso, que pese a los reiterados indicios de deterioro general en la economía –desempleo e inflación galopantes, producción y renta en caída libre, por ejemplo– dedican su atención casi que exclusivamente a los innumerables escándalos de corrupción, que aparentemente dependen de quien esté en el comando del país. Ellos están más preocupados en mantener sus posiciones de poder e influencia que con el bienestar nacional.

Los importadores de máquinas, que trabajan a favor de la industria, están en una situación de opresión, puesto que al mismo tiempo en que es el sector más afectado por la crisis, es uno de los más esenciales para retomar el crecimiento y uno de los últimos en recuperarse. Entretanto, vemos poca o ninguna acción por parte del gobierno para incentivar la producción industrial en el país. Por el contrario, adopta medidas para incentivar el consumo.

Este es el mismo error cometido desde 2007, siendo uno de los principales culpables por la burbuja económica, que ahora ha estallado, y que nos colocó en esta situación de desesperación: el consumo creció más que la capacidad productiva, los precios aumentaron, las familias se endeudaron y ahorraron menos, lo que significa menos recursos para inversiones. Por lo que parece, el equipo económico predominante del gobierno está ajeno a todo esto, y ninguna medida surgió desde el inicio de la crisis hasta hoy, en el sentido de corregir estas incoherencias.

Como resultado, la retracción de la industrialización de Brasil es notoria. En 2015, la retracción fue de 6,2%, el peor resultado en 20 años, y la participación del sector en el PIB cayó para 22,7% (en 2014 estaba alrededor de los 24%). Las importaciones de máquinas retrocedieron casi 25%, y las mejores estimativas para 2016 son de una declinación aún mayor.

Como la industria nacional de máquinas está lejos de tener la capacidad de producir en la cantidad que Brasil necesita –y mucho menos ofrecer la tecnología que hoy solamente los equipos importados poseen– esta caída de las importaciones es muy significativa y motivo de extrema preocupación, puesto que puede traducirse en un atraso todavía mayor en la recuperación de la industria nacional. O sea, cuando lleguen los primeros indicios de recuperación económica, la maquinaria de la industria nacional estará inservible y con una desactualización extrema, incapaz de soportar un crecimiento eficiente.

En este aspecto, debería ser motivo de vergüenza el hecho de que aún no tengamos una política industrial bien definida, con directrices claras y el objetivo de hacer lo que ya ha hecho cualquier nación con un sector industrial globalmente competitivo: incentivar la manufactura dentro del país. Actualmente la realidad es lo opuesto. Nosotros importamos un montón de productos acabados y generamos empleo y renta en otros países. Se cobran tasas altísimas de impuesto de importación sobre máquinas que tienen todas las condiciones de transformar la industria nacional mucho más productiva y competitiva, habilitándola, inclusive, para explotar el mercado externo a través de las exportaciones.

El mejor camino para comenzar esta subida rumbo a un crecimiento sostenible debe pasar por el fortalecimiento de la industria nacional. Esto se obtendrá, solamente, cuando nuestros gobernantes perciban que es esencial que se creen barreras para cohibir la importación de piezas y componentes industrializados, sobre todo en la industria automovilística, que hoy es el mayor impulsor de inversiones en la industria de bienes de capital.

Si bien es cierto que la recuperación no será de la noche para el día. Con todo, medidas como esta favorecerían la producción de componentes en Brasil y darían un gran impulso a las fábricas de aquí. Y más que esto, la elaboración de una política industrial que camine en el sentido de incentivar la manufactura en Brasil sería un paso más para recuperar la confianza de los empresarios, especialmente de las industrias, algo fundamental en la retoma de las inversiones.

Palabras relacionadas: Política industrial, importaciones de maquinaría, panorama de la industria en Brasil, producción manufacturera, ABIMEI, asociaciones industriales en Brasil, inversión en Brasil, inversiones en Brasil, producción industrial, balanza comercial Brasil, reconversión tecnológica.
(1) Comentarios
Juan Camilo
08 de noviembre de 2016 a las 18:42
No esta claro para mi tu intención te sito "Como la industria nacional de máquinas está lejos de tener la capacidad de producir en la cantidad que Brasil necesita y mucho menos ofrecer la tecnología Q hoy solamente los equipos importados poseen" esta claro Q muchos países aprovechan las necesidades en el desarrollo de maquinaria Q latinoamerica importa, pero allí esta la base del avance de su economía y la desaceleracion de la nuestra, exportan el conocimiento y lo convierten en un producto en serie renovado, el cual los países menos desarrollados no tenemos la firme convicción de desarrollar y por eso somos países comodities, vendemos nuestros recursos mas básicos como las materias primas, fauna etc. cuando deberíamos estar mas cerrados a la importación y mas enfocados en la explotación del mas preciado recurso, las ideas. estamos cerrados en la idea de Q Alemania,suiza,china Etc. son los únicos Q pueden resolvernos los problemas industriales cuando nosotros tenemos las habilidades.
Posts(1)
Brasil necesita darle fuerza a la industria
27 - 06 - 2016
Comentarios (1)
Recomendados
  • Top 5 más leídos
  • Actualidad de la industria metalmecánica de México
  • TECMA 2017
  • Dormer Tools S.A.
  • Querétaro, el crecimiento del sector industrial
  • Balluff de México
Ideas