Promocione sus productos o servicios con nosotros
Foto Bloguero

Diez micrómetros

13 jul 2020

Respondiendo a la crisis con flexibilidad en la manufactura

Mucho se ha hablado sobre los efectos de la pandemia del Covid-19 sobre la economía global. El Banco Mundial en sus proyecciones generadas a final de la primera semana de junio, proyecta una caída global del 5.2% en 2020 con respecto al año anterior. Para la economía mexicana, por ejemplo, se espera un decrecimiento del 7.5% según la misma fuente. Sin embargo, se esperan recuperaciones económicas entre el 2% y el 5% en los diferentes países latinoamericanos de acuerdo con diferentes analistas. Todos estos datos cambian día a día debido a las condiciones de incertidumbre y para nosotros, en la industria metalmecánica, solo hay una realidad: Debemos prepararnos para responder a la crisis bajo el concepto de producción inteligente (resaltado).  Lo hemos discutido en esta revista y nuestro portal web, metalmecanica.com: En muchos casos las cadenas de suministro tradicionales se encuentran rotas, la falta de demanda está causando la parada de muchas líneas de producción, obligando a los talleres a replantear no solo sus secuencias de fabricación, sino los productos que manufacturan.

Es por eso que esta edición hemos dedicado el artículo de portada al gemelo digital en el taller metalmecánico. Las simulaciones computacionales rápidas y confiables son imprescindibles para los fabricantes que necesitan sacar provecho de la producción inteligente. ¿A qué me refiero? Para que las empresas sigan siendo competitivas en un ambiente desconocido, necesitan validar digitalmente todo el proceso de fabricación antes de realizar cualquier trabajo. Antes de decidirse por una inversión grande de capital. La simulación de trayectorias de herramientas y máquinas, unido a la información proveniente de sensores dentro de las máquinas y en la línea de producción, es fundamental para el éxito de la validación digital de un nuevo proceso o producto.

Un gemelo digital de la producción permite discernir rápidamente qué proceso o qué trayectoria de herramienta puede ser la mejor para una aplicación que hasta la fecha no se había realizado en la empresa. Aquí es importante resaltar las cifras presentadas por la firma ABI Research, según las cuales, el total global para la cantidad de usuarios de software de simulación crecerá de 60,000 en 2018 a 110,000 a fines de 2025 y 172,000 a fines de 2030. Es probable que esta cifra se vuelva aún mayor, si se tiene en cuenta el hecho de que muchas empresas vean en estos sistemas la solución a flexibilizar sus líneas de producción para responder rápidamente a cambios inesperados que traiga el mercado. El retorno a la inversión de los proyectos para la producción inteligente se ven mucho más claros ahora en los que la supervivencia económica depende de mantenerse o crear nuevos mercados, evitando a toda costa fallos que arruinen no solo las finanzas, sino la reputación de las empresas.


Palabras relacionadas:
Flexibilidad en la manufactura, flexibilidad en la manufactura en tiempos de crisis, industria manufacturera durante la pandemia, industria manufacturera opciones ante el coronavirus.
x