Page 82

MM_FebMar_14

MECANIZADO MÚLTIPLE En un centro de mecanizado de estaciones múltiples se producen piezas para grifos a borbotones La mentalidad abierta, el sentido común y los conocimientos eclécticos en materia comercial de un ingeniero industrial han transformado la manera de mecanizar piezas en la planta de accesorios para plomería del Grupo Urrea, en Guadalajara, México. El director de proyectos, ingeniero Juan Ramón Delfín, a quien se le asignó la tarea de reinventar un proceso que se basaba en centros de mecanizado específicos para el corte de componentes de grifos de latón a una velocidad de diez piezas por hora, estudió la tecnología de todo el mundo antes de instalar un concepto totalmente diferente creado por Hydromat, la Icon 6-250. Desde entonces se ha utilizado este único centro de mecanizado de estaciones múltiples con cuatro módulos de husillos con CNC para la producción de cinco números de piezas, mediante el uso de solo el 60 % de su capacidad. La capacidad de la máquina para producir las mismas piezas a velocidades de 350 unidades o más por hora, con calidad y capacidad de procesamiento mejoradas, es fundamental para la estrategia de Urrea, de consolidar la producción de piezas fabricadas en Asia y expandir la ya importante cobertura de mercado existente a todo el mundo. El Grupo Urrea es una empresa familiar mexicana y diversificada, que se concentra en tres mercados clave: accesorios para baños, componentes hidráulicos y herramientas y soluciones para cerrajeros. Sus marcas de plomería incluyen Urrea, Stanza, Orion y Dica. El parque comercial de la compañía en Guadalajara ocupa más de 248.900 m2 (2.679.000 pies2) y continúa creciendo. La tarea de reinventar el proceso de mecanizado de las piezas de grifos, se M-16 Edición 1 - Vol. 19 - Febrero/Marzo 2014 | www.metalmecanica.com le asignó al ingeniero Delfín no por su vasta experiencia como maquinista, sino por sus variados conocimientos industriales y capacidad comprobada como diseñador de procesos racionales. “Por mi formación en informática, abordo los proyectos con una mentalidad abierta, sin ideas ni experiencias preconcebidas —comentó Delfín—. Fue el primer proyecto de mecanización de este tipo que me asignaron. He trabajado en logística y en compras dentro de Urrea y me desempeñé fuera de la compañía durante un tiempo en el campo de la informática. Al regresar, me pidieron que me encargara del desarrollo de una nueva línea de cromado, aunque en ese momento ni siquiera sabía encender la máquina. Debe haber salido bien, porque después me pidieron que me encargara de un nuevo proceso de pulido. Cuando comenté mi desconocimiento sobre el tema, en la compañía me dijeron: ‘Sabemos lo que puedes hacer y confiamos en ti’”. Del mismo modo, en 2011 se le asignó a Delfín la tarea de rediseñar los procesos de mecanizado para múltiples piezas de grifos. “Utilizábamos tres centros de mecanizado horizontal de alta calidad para cortar las piezas, dos fijos en servicio, y producíamos alrededor de diez por hora —explicó—. Necesitábamos un proceso que nos permitiera comenzar con un volumen menor e incrementarlo gradualmente. También queríamos bajar el costo por pieza y poder realizar cambios rápidos porque, con el tiempo, esperamos pasar a una operación de fabricación justo a tiempo y de alto volumen, en la medida que nuestro negocio lo permita. “Mi política es romper con las viejas formas y reglas, y utilizar el Un centro de mecanizado de estaciones múltiples aumentó la producción de esta planta de diez a cientos de piezas por hora, mejorando la calidad y la capacidad de reserva.


MM_FebMar_14
To see the actual publication please follow the link above