25-330-A-45LWC-03-30 METALMECANICA-INTERNACIONAL 19

MM_Junjul2016

AUTOMATIZACIÓN Y ROBÓTICA sistema de innovación que está rindiendo frutos en campos tan especializados como el de robots colaborativos”. Este entorno de investigación y desarrollo e innovación está sustentado en un modelo de triple hélice en el que el gobierno apoya con incentivos a las empresas para que colaboren con las casi 40 universidades locales, mismas que contribuyen con el desarrollo de sistemas de mecatrónica y robótica, además de sistemas relacionados como mecánicos, eléctricos y electrónicos. Cadena de valor En el campo de la automatización, empresas como Hibar sobresalen en esta generación de empresas canadienses. La firma se especializa en sistemas de automatización e ingeniería para industrias como alimentos, empaque, farmacéutica y de cosméticos. Representantes de la compañía indican que se han especializado en la generación de procesos para la manufactura de empaques de precisión. Iain McColl, director ejecutivo de la empresa asegura que, desde su fundación en 1974, han desarrollado fortalezas en análisis mecánico, eléctrico y químico. “Pero sobre todo, hemos construido habilidades en procesos de prototipos rápido para buscar que las necesidades de nuestros clientes se conviertan en soluciones”. En palabras del directivo, la razón por la que se han asentado en Ontario es porque se ha convertido en un lugar con una clara estabilidad económica, con sistema educativo fuerte con recursos humanos fácilmente disponibles y soporte gubernamental traducido en apoyos fiscales. En este mismo rubro, la empresa Eclipse, establecida en la ciudad de Cambridge, desarrolla sistemas de automatización para industrias como energía, minería, salud, telecomunicaciones y transporte. Fue establecida en 2001 y desde entonces ha generado un crecimiento sostenido. Un factor clave para el desarrollo de estas empresas es, sin duda, la sólida estructura de la cadena de valor, la cual incluye empresas que desarrollan componentes básicos tales como los mismos sensores o sistemas de visión, los cuales son cruciales en aplicaciones de automatización. Un ejemplo de estas empresas es Teledyne, establecida en Waterloo y que desarrolla y fabrica productos de imagen digital. Ha perfeccionado una capacidad importante de ingeniería en áreas de software, electrónica y circuitos integrados. Representates de la firma indicaron que sus sistemas de visión se incorporan en otros sistemas como equipos de metrología y líneas de producción de diferentes industrias. Para complementar esta cadena de valor, también hay firmas dedicadas a la elaboración de sistemas de control electrónico, como Etratech, una empresa de Burlington establecida en 1989. Aunque no es una planta muy grande (46,000 pies cuadrados), como la de las manufactureros por contrato multinacionales, cuenta con cuartos impecables de procesos esbeltos para la impresión de circuitería y fabricación de sus controles. Estos dispositivos electrónicos pueden incorporarse en sistemas de automatización para uso industrial, aunque también para productos de industrias como la automotriz, aire acondicionado, telecomunicaciones y línea blanca. Otro ejemplo de aplicaciones netamente industriales son los de Liburdi, establecida en la ciudad de Dundas, que hace sistemas completamente automatizados para operaciones de soldadura en metales, mismas que requieren de una alta precisión para la reparación y mantenimiento de piezas como alabes para motores o componentes para tuberías de la industria de gas y petróleo. Robots de maple El mercado de los sistemas inteligentes y la robótica está creciendo a pasos agigantados y esto no pasa desapercibido en esta cadena de valor canadiense. Empresas como Bluewrist, establecida en Markham, están desarrollando sistemas para robots industriales y encontrando un campo de desarrollo importante en el sector 18 Edición 3 - Vol. 21 - Junio/Julio 2016 | www.metalmecanica.com automotriz. Una de sus líneas de integración de productos, por ejemplo, es flexosight, con la que están creando sistemas para inspección. En su cuarto de demostración también tienen un robot, el EZRG, empleado para trabajos de ensamble y manejo de materiales como, por ejemplo, la colocación de los toldos de automóviles. Bluewrist es una empresa que creada por egresados de la Universidad de Ontario y Waterloo, con las que aún tienen nexos para desarrollar en conjuntos líneas de investigación y desarrollo de procesos de robotizados. Los jóvenes directivos consideran como ventaja competitiva su capacidad para desarrollar sistemas robustos de software. En total, son 20 las personas que ahora integran su área de investigación y desarrollo. Otra área de las aplicaciones interesantes en la industria robótica es la de control de almacenes o resurtimiento. Para empresas como el retail, de mensajería o incluso para aplicaciones de resurtimiento en firmas con un alto número de componentes o partes para ser colocadas en líneas de producción. CimCorp, una empresa que pertenece al grupo japonés Muratec, tiene base en Ontario desde donde diseñan y producen a la medida sistemas de manejo de materiales. La tecnología de esta empresa, ubicada en Grimsby, puede embalar empaques a la medida en función de pedidos específicos sin la intervención de una persona. El futuro del manejo de materiales está en manos de vehículos autónomos. CimCorpo, también tiene un vehículo capaz de moverse de manera autónoma por una planta. Se llama ADAM, un vehículo guiado por un control logístico central y un sistema GPS interno que lo conduce dentro del almacén o de la nave industrial. En caso de detectar obstrucción (incluyendo humana, supongamos un operador de montacargas detenido por una maniobra complicada), el vehículo autónomo no solo lo detecta y se detiene para evitar colisiones sino que, de ser necesario, encuentra una ruta alterna para cumplir con su entrega.


MM_Junjul2016
To see the actual publication please follow the link above