25-330-A-45LWC-03-30 METALMECANICA-INTERNACIONAL 21

MM_Junjul2016

Tratamiento de metales Las nanotecnologías llegan a su taller CARLO GUIDETTI Desde los años 60 la fosfatación amorfa o microcristalina zinc es la tecnología mayormente utilizada a nivel mundial para el tratamiento de metales antes del proceso de pintura. Estas tecnologías, aunque garantizan buenos resultados, trabajan en grandes instalaciones que demandan trabajo en varias etapas; crean residuos y lodos tóxicos que contaminan el medio ambiente; usan grandes cantidades de agua y consumen energía considerable para calentar en por lo menos dos etapas de la instalación y para movilizar metros cúbicos de agua por hora. En los últimos 30 años surgió una nueva alternativa que permite sustituir en muchas de sus aplicaciones esta tecnología: el proceso Orgasil. Este garantiza una calidad en línea con la fosfatación zinc pero con costos más bajos, reduciendo el consumo energético y de agua, eliminando la generación de lodos tóxicos y la necesidad de instalaciones para el tratamiento de agua. El proceso nanotecnológico que sustituye la fosfatación microcristalina zinc es elaborado a partir de compuestos orgánicos del silicio. Este elemento es el segundo más presente en la corteza terrestre, después del oxígeno, y es ampliamente usado por varias industrias en el mundo: vidrio, siliconas y silicatos que son materiales presentes en la vida cotidiana de todo el mundo. 20 Edición 3 - Vol. 21 - Junio/Julio 2016 | www.metalmecanica.com Ventajas y beneficios de la nanotecnología Orgasil Característica Ventaja Beneficio Absoluta hidrofobia del revestimiento nanométrico. Elevada resistencia a la corrosión, hasta 800 – 1.000 horas de niebla salina. Resistencia a la oxidación en línea con aquellas proporcionadas por una fosfatación zinc. Una única etapa en caliente. Reducción consumo energético. Reducción coste de proceso. Instalaciones de cuatro a seis etapas máximo. Normalmente son necesarios de tres a cuatro etapas en menos con respecto a una fosfatación zinc. Reducción de los costos de proceso. Reducción inversión inicial. Más rápido retorno de la inversión para la instalación inicial. Reducción de los consumos de agua. El proceso Orgasil no crea lodos. No es necesario tener una instalación para el tratamiento de aguas residuales. El proceso Orgasil no contiene metales peligrosos como zinc, cromo, etc. Minimización del impacto ambiental. Ventajas para empresas certificadas con ISO 14.000. Proceso multimetal. Efectivo sobre hierro, aluminio, chapa galvanizada. Flexibilidad del proceso. En los últimos 10 a 15 años la química del silicio fue objeto de estudios detallados en numerosos sectores debido a su abundancia, su bajo costo y su versatilidad química. El laboratorio de investigación y desarrollo de Chemtec desarrolló un silano orgánico modificado llamado Orgasil, es decir, una molécula orgánica a base de silicio capaz de crear en la superficie metálica un revestimiento nanométrico (un millón de veces más pequeño de un milímetro). Esta tecnología se adhiere fuertemente a cada superficie metálica (hierro, aluminio o chapa galvanizada), puede reac cionar químicamente con cada tipo de polímero usado en los diferentes revestimientos (pinturas en polvo, líquidas a base agua o disolventes o ecoat) y es totalmente hidrófobo para garantizar elevadas resistencias a la oxidación. Es ideal para el tratamiento de objetos para uso externo como boiler, instalaciones eléctricas, componentes de


MM_Junjul2016
To see the actual publication please follow the link above