-01-RESLWC-IO-03-30 METALMECAD-4 AGO-SEP_Cuadernillo MEX R1 8

MM ago - sep 2016

Entrevista Usted,¿me puede fabricar un molde? En la actualidad se importan USD 1.4 mil millones en moldes en México. Pero solo se producen localmente USD 60 millones. Apenas 5%. ¿Cómo hacer que las empresas mexicanas aprovechen esta ventana de oportunidad? Tal vez esta historia lo responda. El caso de la empresa tapatía Moldes Mendoza, no es solo un ejemplo de negocio o de ingeniería. Es un ejemplo de vida que bien valdría la pena seguir. DAVID LUNA I. Algún día he de venir a comer aquí “Mi padre, como muchos mexicanos, por necesidad tuvo que emigrar a Es- tados Unidos. Una de las historias que más me platicaba es que él nunca sin- tió tanto miedo como cuando cruzó la frontera a los 14 años de edad. Él solo, durmiendo con polleros a la me- dia noche, debajo de un puente. Esa fue la vez que más miedo tuvo en su vida”, así comienza a contarnos su historia Antonio Mendoza, director general de Moldes Mendoza. Pero el miedo no los ha detenido Después de pasar por varios em- desde ahí comienza la historia de esta nunca. A esa temprana edad, Antonio pleos, Don Antonio (como se le cono- empresa”. Mendoza Ruiz, padre del ahora Direc- cía) regresó a México en busca de Antonio Mendoza comenta que al re- tor General, llegó a California para una actividad que le exigiera más de gresar su padre a Los Ángeles, ya casa- trabajar como lavaplatos, para hacer sus habilidades mentales y manuales, do y con sus cinco hijos (tres hombres aseo y lo que fuera que le permitiera según recuerda su hijo. Entonces y dos mujeres) comenzó a trabajar en tener algún ingreso. Su primer traba- encontró trabajo en un taller metal- la industria aeroespacial. “Ahí, dadas jo, de hecho, fue de garrotero (au- mecánico, donde tuvo su primer con- sus habilidades multifacéticas porque xiliar general de meseros y cocina) en tacto con pequeños tornos, taladros él sabía operar tornos, fresadoras, rec- un restaurante. Antonio hijo ahora re- de banco y fresadoras; sin embargo, tificadoras, prensas, taladros, limas y, cuerda ese pasaje como muestra de cuando tenía aproximadamente 19 en fin, lo que le pusieran enfrente; con- uno de los rasgos clave de la persona- años regresó a Estados Unidos, esta sigue el trabajo en desarrollo de pro- lidad de su padre, la determinación. vez para trabajar formalmente en cesos. Cuando estaba en esa posición “Al ver comer a las personas, a él se le un taller más grande de la industria le decían ‘aquí tenemos que manu- antojaban los platillos que él veía que metalmecánica. “Se le facilitaban las facturar esta pieza. Por favor haznos muchas veces se desperdiciaban o se matemáticas, y era un perfeccionis- la ruta de pasos que hay que seguir’. tiraban a la basura. Entonces pensó ta, siempre dispuesto a dar más de lo Entonces mi papá tomaba la primera ‘algún día he de venir a comer aquí”. que se le exigía. Se puede decir, que pieza y decía ‘primero la voy a montar M-8 Edición 4 - Vol. 21 - Agosto/Septiembre 2016 | www.metalmecanica.com


MM ago - sep 2016
To see the actual publication please follow the link above