-01-RESLWC-IO-03-30 METALMECA1 ED-4 AGO-SEP_Cuadernillo MEX 10

MM ago - sep 2016

ENTREVISTA en un torno, después la monto en fre- En algún momento, durante ese tenía la menor idea de qué le estaban sado, después la llevo a rectificado”, y periodo, Don Antonio regresó al res- hablando. Entonces le explican de terminaba haciendo un mapeo de ope- taurante y, satisfecho, ordenó uno de manera simple que “en una máqui- raciones con todos los equipos necesa- esos platillos que siendo un jovencito, na se calienta el plástico, se empuja rios. Entonces regresaba con su jefe y anhelaba para comer. dentro de una forma metálica, le da la decía: ‘Aquí está todo el mapeo de pro- forma y se enfría. Esta pieza de metal cesos, así es como vamos a montar la se abre y se saca un producto plásti- producción en masa’. Ese fue su traba- II. Llegamos con un taladro, co”. Antonio nos platica que su padre jo, donde empezó a irle bien”. una fresadora y un torno dijo entonces, “usted dibújelo y yo lo Aunque el trabajo entonces le daba hago”. Así nació entonces el pri mer para llevar una vida con ciertas como- molde en el taller de Don Antonio didades, Don Antonio no estaba com- Mendoza. pletamente cómodo, pues además “El primer molde salió bien. Era para de tener algunas limitaciones para la hacer una válvula para servir agua de familia, tenían residencia en East L.A., garrafón. Es que entonces había un un barrio humilde y con una desafor- tubo doblado de metal que se metía tunada fama de violencia y actividad en el garrafón, abajo había una válvula pandilleril. “Mi papá simplemente di- que se habría para servirse un vasito jo, yo no quiero vivir aquí. No quiero de agua de una botella de 20 litros. El que mis hijos crezcan en este ambien- primer molde fue para hacer el cuer- te. Me regreso a México”. pecito y luego para hacer la pieza com- Mendoza cuenta que entonces te- pleta, después acabamos haciendo nía 11 años. “Para mi fue un cambio todo el ensamble”, nos explica Anto- tremendo culturalmente hablando. nio Mendoza hijo. “Lo interesante de “Pero ahora recuerdo esa etapa con esto es que no había quien fabricara gusto, porque ahí comenzó la aven- ese tipo de moldes en México, así que tura. Llegamos a Guadalajara con un mi papá se dio cuenta que eso podría taladro, una fresadora, un torno y ser un buen negocio”. algo de equipo manual. Mi papá abrió el taller en la casa. Cuando le pregun- Y ahí empieza a crecer. Pese a no ser taron ‘¿que vas a hacer?’, su respuesta ingeniero, Don Antonio (que terminó el 2º grado de secundaria) comenzó a fue: ‘lo que sea”. hacer diseños con una regla y un pe- Don Antonio tenía dos hermanos que se dedicaban al mantenimiento in- dazo de cartoncillo. “Realmente todo dustrial y de alguna manera, empeza- el diseño estaba en su cabeza y de ahí ron a trabajar en sincronía. Comenza- comenzaban a fabricarse las piezas. ron a conectarse con personas que Empezó solo y poco a poco fue incor- llegaban al taller con una pieza para porando gente. Básicamente, con veci- pedirle un repuesto y él encontraba la nos del barrio que entraban a trabajar manera de resolver cómo hacerla. Era al taller de Don Toño. No había gente 1962 y México vivía bajo una sombra capacitada, prácticamente se contra- proteccionista que impedía la entrada taban personas para que aprendieran de maquinaria del extranjero y, por el oficio de tornero”. ende, de refacciones. “Eso fue una Cuando empezó a despegar el ta- oportunidad para nosotros pues mi ller, Antonio tenía apenas 11 años de papá se dedicó a fabricar de todo”. edad. Pero dos años más tarde ya era un empleado más del taller. “Me tocó cargar placas en bicicleta, en una pa- III. ¿Me puede fabricar rrilla de panadero, desde la calle 70 un molde? hasta la calzada Independencia. Unos Un día llegó una persona buscando a 8 o 9 km aproximadamente. Entonces, Don Antonio, quien ya se había hecho andando en bicicleta, me colgaba de buena fama como solucionador de los camiones para aligerar los viajes. problemas. Le preguntó: “¿usted nos Era peligroso pero entonces todos los puede fabricar un molde para inyec- jóvenes lo hacíamos”, recuerda el aho- tar plástico?”. El señor Mendoza no ra Director de la compañía. M-10 Edición 4 - Vol. 21 - Agosto/Septiembre 2016 | www.metalmecanica.com


MM ago - sep 2016
To see the actual publication please follow the link above