Page 15

MM-Oct-Nov-2017

Monitoreo de procesos Fallo de una de las turbinas de un MD 88 de pasajeros durante el arranque en 1996. El análisis indicó que la causa de la falla del componente se originó por un mal proceso de taladrado de uno de sus agujeros. Fuente: National Transportation Safety Board. www.metalmecanica.com Edición 5 / Volumen 22 | Octubre/Noviembre 2017 | 13 impactó el fuselaje. El disco ingresó por un costado y salió por el otro con un terrible registro de dos víctimas mortales que fueron impactadas por el objeto a alta velocidad. La pieza falló después de 13,835 horas de uso, aun cuando su vida útil esperada era de 20,000 horas. Después de un análisis exhaustivo se determinó que la falla se debió a un error de manufactura. Durante el taladrado de uno de los agujeros del disco de titanio, es probable que la broca haya fallado o se haya bloqueado debido a la combinación de una pérdida de lubricante y el estancamiento de viruta en el fondo del agujero, generando altas temperaturas en el material. Todo esto como causa de la mala elección de parámetros de corte y posiblemente un elevado desgaste de la herramienta. Estos hechos generaron un cambio crítico en la microestructura del material que llevó a su falla por fatiga antes de tiempo. Tras este incidente, la FAA promovió la creación del proyecto Roman que introdujo controles apropiados en la manufactura de componentes críticos. Los fabricantes europeos de turbinas aeronáuticas formaron a su vez el proyecto MANHIRP que investigó el uso del monitoreo de procesos para la detección de anomalías, pruebas no destructivas, fatiga y levantamiento de modelos probabilísticos. Gracias a este último proyecto, se generaron nuevas defi niciones de anomalías, junto con la categorización e identifi cación de señales. El gerente general de la fi rma Knowledge in Precision Manufacturing (KPM), Jorge Granada, experto en System Safety para la industria aeronáutica declaró que “existen actualmente normativas y referentes internacionales como el Mil-STD-882, la ARP 4761 y ARP 4754, e incluso la Mil-HDBK-1530 que ofrecen recursos valiosos para la identifi cación de condiciones no solo de funcionamiento del producto aeronáutico, sino de los métodos de manufactura que pueden afectar el nivel de seguridad que un componente o una estructura aeronáutica van a ofrecer durante su operación”. En términos generales, los organismos de regulación internacional han declarado lo siguiente: El uso del monitoreo de procesos se utiliza como retroalimentación para la califi cación de procesos de manufactura, necesaria la certifi cación de una pieza aeronáutica crítica. El monitoreo de procesos permite ganar la habilidad de manufacturar componentes críticos rotativos mientras se ofrece un mejor control de calidad que llevará a niveles mucho mayores de seguridad aérea. La trazabilidad de la fabricación de un componente aeronáutico es clave para su aprobación por entes internacionales y la FAA ha declarado que los sistemas de monitoreo en línea permitirán la reducción del tiempo necesario para estas aprobaciones. Monitoreo en la línea de procesos Según la AC33.70-1 de la FAA, los procesos de manufactura que están califi cados de manera apropiada no causan anomalías inducidas por el mecanizado. Solamente cuando hay eventos de causa especial es que suceden estas anomalías. Entre los eventos de causa especial que se pueden detectar con monitoreo de procesos están: Herramientas rotas. Procesos de rectifi cado incorrectos. Material de herramienta incorrecto. Desgaste excesivo de herramientas. Pérdida de refrigerante. Velocidades y avances incorrectos debido a un mal funcionamiento de la máquina. Velocidades y avances incorrectos debido a la intervención de un operario. En la actualidad existe una gran variedad de equipos y sensores que permiten monitorear en línea algunas de


MM-Oct-Nov-2017
To see the actual publication please follow the link above