Page 52

MM-Oct-Nov-2017

la Universidad Iberoamericana, anotó que es necesario pensar en economías de escala y emular la experiencia de Portugal, país en el que pequeñas empresas maquinan y trabajan colaborativamente. “Uno de los grandes problemas es lo que implica invertir constantemente en tecnología. Si cada empresa tiene que hacerlo constantemente, por qué no tener ese modelo que surge en MIT: tú innovas, tú tienes a tu cliente, tú haces el diseño y luego vas a estos lugares que concentran la tecnología y rentas tiempo de la tecnología, de la infraestructura que está ahí metida”. El Director ACG Plastics Consulting ratifi có el valor de esta propuesta al declarar que las máquinas de un taller y las horas de trabajo en el mismo deben ser consideradas como un commodity. “Yo rento una fresadora el tiempo que yo quiera porque tiene un precio en el mercado. Es que queremos hacer de todo, no vemos cada máquina como algo que se vende por hora. Compro un CNC, lo anuncio y todo el mundo sabe que vendo la hora. Habría mucha gente dispuesta a comprarla”. ¿Qué es y qué no es Industria 4.0? Sea una moda o no, la Industria 4.0 no es un error si no un kit de herramientas tecnológicas que le permitirán mejorar su posición competitiva. Esta fue una de las principales conclusiones del panel que cerró la tercera jornada del Simposio Manufactura de Autopartes, enfocada en Industria 4.0, digitalización y manufactura aditiva. La simulación, realidad aumentada y virtual, la manufactura aditiva, el Internet Industrial de las Cosas, la robótica y la automatización en el control de procesos son algunas de las herramientas que componen el kit hacia la Industria 4.0; sin embargo, para Lina Huertas, jefe de estrategia de tecnología para manufactura digital en el Centro Tecnológico de Manufactura Century 3D exhibió soluciones tridimensionales, utilizando la tecnología de empresas como 3D Systems, Artec 3D, Formlabs, Markforged, Solutionix y Makerbot. La empresa cuenta con aplicaciones de ingeniería inversa, inspección y digitalización mediante escáneres de alta precisión, tanto fi jos como móviles. (MTC, por su sigla en inglés), la I4.0 no se trata de las tecnologías en sí mismas si no de encontrar las oportunidades para que estas puedan añadir valor a las tareas cotidianas de una empresa. “Para una pyme estar en la Industria 4.0 puede ser tan sencillo como lograr capturar datos de una máquina y poder visualizarlos en una pantalla”, indicó Huertas. Abraham Tijerina, coordinador de la estrategia Nuevo León 4.0, añadió que esta es una fi losofía de trabajo y de afrontar los retos del mercado. Haciendo 50 | Edición 5 / Volumen 22 | Octubre/Noviembre 2017 www.metalmecanica.com la comparación con un buff et, explicó que el portafolio de tecnologías ya existe, y muchas de ellas ya se vienen utilizando de forma aislada. “No todas las empresas deben tener acceso a todas las tecnologías porque quizás no las necesitan. Como en un buff et, tienes todo un menú de ingredientes y depende de lo que quieras cocinar, agarras dos ingredientes para conectarte con la cadena”, comentó. A su turno, Héctor Soto, director general del Clúster Automotriz de San Luis Potosí, agregó que la Industria 4.0 es una moda por el término en sí mismo y que, entendiendo los costos que puede representar para una empresa, lo que se debe hacer es conocer con anterioridad qué y que no se puede hacer con ella y con las tecnologías que están involucradas. “Es como cuando hubo una crisis en el sector automotriz en 2009 y muchas empresas apretando el botón de pánico trataron de virar hacia el sector aeroespacial y descubrieron que son negocios diferentes. La Industria 4.0 debe de estar ligada con el plan estratégico de las compañías y si está dentro de él es posible hacer todas las inversiones requeridas, se va a contar con el capital humano necesario y año con año se podrán medir resultados”, indicó. MMII w EL AUTOR Editora de Metalmecánica Internacional.


MM-Oct-Nov-2017
To see the actual publication please follow the link above