Page 31

MM-Feb-Mar2018

Mercados verticales www.metalmecanica.com Edición 1 / Volumen 23 | Febrero/Marzo 2018 | 29 de autopartes corresponde a equipo original y poco más de la mitad de esos componentes requieren de mano de obra intensiva, lo que, a decir del Presidente ejecutivo de la INA, difícilmente podría producirse en territorio estadounidense por la falta de operarios capacitados para este tipo de trabajo. Más allá del TLCAN Tras los desencuentros en las renegociaciones del TLCAN, las perspectivas de diversos analistas continúan siendo positivas en el sentido de que Estados Unidos no abandonaría el acuerdo comercial por las repercusiones que ello representaría para su economía. Las compañías automotrices estadounidenses, incluso, se han unido en la coalición Driving American Jobs, donde están representadas General Motors, Toyota, Volkswagen, Hyundai y Ford, además de asociaciones de trabajadores de la industria automotriz, para hacerle ver a Donald Trump los beneficios que el acuerdo comercial ha traído para este sector en Estados Unidos. Un estudio de The Boston Consulting Group, ordenado por la Motor & Equipment Manufacturer Association, advierte que un impuesto fronterizo y la salida del TLCAN podría dañar la industria de automóviles de Estados Unidos, ya que un impuesto de 15% costaría a los fabricantes y proveedores USD 22,000 millones al año y si se terminara el acuerdo comercial, un arancel de 20% a las importaciones mexicanas aumentaría los costos de producción por vehículo en USD 650 promedio. “La vitalidad en el sector de los vehículos de motor depende de una cadena de suministro globalmente integrada.  Al introducir nuevos aranceles, un impuesto fronterizo y un retroceso del TLCAN impedirían en gran medida el flujo de bienes relativamente sencillo y rentable de la industria a través de las fronteras en América del Norte y en todo el mundo”, advierte Xavier Mosquet, socio principal de BCG en Detroit y autor principal del estudio. Pese a la incertidumbre por el futuro del acuerdo de libre comercio y a las amenazas directas de Trump hacia las compañías automotrices que inviertan en México y no en Estados Unidos, las armadoras siguen adelante con sus inversiones en territorio mexicano. Mercedes Benz e Infitini iniciarán producción este 2018; mientras que Toyota tiene planeado poner en


MM-Feb-Mar2018
To see the actual publication please follow the link above