Page 35

MM-24-1-FEB-MAR

Sujeción www.metalmecanica.com Edición 1 / Volumen 24 | Febrero / Marzo 2019 | 35 dos áreas de maquinado, una para maquinados generales y otra para maquinados mayores. En la primera, se hacen piezas pequeñas de alta precisión que forman parte de los componentes de los tractores. Estas tareas se realizan con tornos horizontales y centros de maquinado pequeños de marcas como Mori Seiki, Haas y Tsugami, así como taladros verticales manuales y semiautomáticos. En la segunda, la cual lidera Salazar, se producen piezas y componentes de fundición gris de gran tamaño. El especialista en CNC, miembro de esta empresa de grupo Quimmco desde hace siete años, la define como un área clave en la construcción de los tractores. “Maquinados es la parte medular, pues aquí hacemos las piezas que forman el cuerpo del tractor, como las cajas de engranes, las de transmisión y los semi ejes, los cuales conforman toda la parte importante del cuerpo del vehículo”, comentó. “A diferencia de un automóvil, que se busca que sea más ligero, para la manufactura de tractores ocurre todo lo contrario, pues requerimos que los componentes sean más pesados para tener más estabilidad durante las cargas de trabajo agrícolas, como el arrastre de arados o el uso de retroexcavadoras”. Añadió que, a diferencia de un auto, en el tractor todo descansa sobre los mismos componentes, por ello, deben ser muy precisos y robustos. Un tractor está compuesto de un motor, la transmisión, la caja de engranes y el soporte frontal (donde van los componentes como el cofre, el radiador y el aire acondicionado), desde donde también se desprenden los semiejes. Los automóviles, por su parte, tienen un chasís, mismo que soporta la carrocería y donde se montan todos los componentes. Machuelos con problemas Pese a su uso y aspecto rudo, los motores de estas máquinas agrícolas son cada vez más finos y cumplen con normas internacionales para el cuidado del medio ambiente. Aunque en México las normas son menos estrictas que en Europa, los motores ensamblados en CNH cumplen con los estándares más altos y, aunque no son producidos en Querétaro, son traídos desde Italia e India, de las mismas filiales del grupo, para su armado final. En este renglón cabe destacar que el 60 % de los tractores producidos cada año en la planta Queretana, son vendidos localmente, y el porcentaje restante es exportado a Estados Unidos, Europa, India, Brasil y otros países de América Latina. Por ello, la importancia de mantener la producción de sus vehículos bajo la normatividad internacional más alta. “Contamos con varias máquinas de gran tamaño, de las marcas Mori Seiki y Mandelli con capacidad para pallets de 1 metro. No son muchas las empresas en el país que cuentan con tales capacidades, pero en CNH es indispensable porque sus piezas así lo requieren”, explica Salazar. “Una transmisión puede medir cerca de 1 metro, piezas muy grandes y pesadas para su manipulación. Se trata de una caja hueca que se transforma para colocar los engranes y demás piezas que componen una transmisión”. Uno de los retos que tuvieron que enfrentar recientemente fue en la operación de roscado con machuelo. “Nos dimos cuenta de que estábamos haciendo una sujeción incorrecta de nuestras herramientas, pues estábamos utilizando portaherramientas hidráulicos. Empleamos dispositivos con características especiales, pues necesitan ser largos y delgados para alcanzar partes muy escondidas en nuestras piezas. Debido a que estos se sujetan al zanco del machuelo y a que los mecanismos se cierran con cierta cantidad de micras, teníamos problemas de barrido. Cuando se sujeta una herramienta de carburo, los zancos vienen con una tolerancia h6, la cual es apropiada para portaherramientas hidráulicos, pero esto no funciona así para los machuelos, que tienen una tolerancia más abierta, por lo que la sujeción no tiene la precisión buscada”, detalla Salazar. El machuelo, a diferencia de una broca, exige un torque mayor en la máquina y provoca que se gire. En consecuencia, se incurre en roturas de las mismas herramientas o atascamientos dentro de la pieza lo que, además, generan pérdidas por scrap. Por lo tanto, se dieron a la tarea de buscar un dispositivo de sujeción apropiado para machuelos. La solución la encontraron con los sistemas de sujeción Mega Synchro,


MM-24-1-FEB-MAR
To see the actual publication please follow the link above