Page 38

MM-24-1-FEB-MAR

mantener o mejorar la vida útil de la herramienta y por ende disminuir el tiempo ciclo”, agrega. Estos procesos de mejora permanente se deben a que CNH Industrial tiene la filosofía WCM (World Class Manufacturing) que exige la documentación de mejoras y, en conjunto con las áreas financieras, respaldarlo con ahorros estimados o beneficios económicos. Al referirse a los portaherramientas para machueleado, Salazar sostiene que la facilidad de uso de estos no requirió esfuerzos especiales para capacitación, pero ya están preparando pláticas con los operadores para que profundicen en el conocimiento de estas nuevas tecnologías y, al ser ellos quienes están en el piso de la planta, en el día a día de la operación, también puedan identificar nuevas oportunidades de mejora en los procesos de maquinado. Evolución tecnológica “Yo empecé a maquinar piezas por ahí en el 89, con máquinas muy sencillas y mecánicas, con magazines con un máximo de entre 10 y 12 herramientas. La rigidez no era tan alta como las actuales máquinas y los cambios eran lentos”, recuerda Salazar. “Pero todo ha cambiado mucho. En años recientes hemos notado un proceso evolutivo más acelerado. Ya podemos trabajar con profundidades mayores y con mejor calidad, a mayor velocidad y con máquinas bien sincronizadas con sus periféricos”. 38 | Edición 1 / Volumen 24 | Febrero / Marzo 2019 www.metalmecanica.com Atentos a la evolución de las tecnologías relacionadas con el concepto Industria 4.0, el experto considera que la digitalización está mejorando aspectos clave como la programación de torques más precisos para cada aplicación en específico. También advierte de una tendencia en la que los fabricantes de maquinaria se integran mejor con los proveedores de herramientas, de portaherramientas y periféricos. Para lograr ese modelo de integración, los proveedores locales ofrecen modelos “llave en mano”, en los que “nosotros les decimos qué queremos producir, nuestro tiempo ciclo y otras necesidades, y ellos se encargan de entregar una aplicación con varios tipos de productos de diferentes proveedores”, asegura. Salazar entiende también que la incorporación de nuevas tecnologías será inevitable y paulatina. “No podemos estar exentos de la tecnología 4.0. Ahora todo está en que el proceso se debe ver en una pantalla de una computadora y en tiempo real. Es necesario dar seguimiento a la producción y estar atentos a alertas, paros de emergencia y, en general, poder administrar desde un equipo de cómputo o un equipo de comunicación portátil, todas las actividades y las tareas de ajuste y mantenimiento. Es necesario invertir ya sea en máquinas conectadas a internet o en periféricos con nuevos sistemas de sujeción. Para ser competitivos, la tecnología es nuestra mejor aliada”. MMII Sujeción


MM-24-1-FEB-MAR
To see the actual publication please follow the link above