Page 35

MM-24-2-ABR-MAY

SMED www.metalmecanica.com Edición 2 / Volumen 24 | Abril / Mayo 2019 | 35 cambios de herramentales, y se utilizó por primera vez en la fábrica principal de Toyota en 1969 en una prensa de 1,000 toneladas. El enemigo número uno En estas tareas de cambio rápido, un punto crítico, de acuerdo con Roberto Hernández, es lo relacionado con los sistemas de sujeción, ya que el cambio de herramientas implica atornillar y desatornillar los componentes. “Los especialistas en SMED dicen que el enemigo público número uno del cambio rápido es el tornillo. A ojar y apretar tornillos para cambiar herramienta es lo que normalmente consume mucho tiempo en el cambio de herramentales, y lo que consume más tiempo es que casi todas las herramientas en casi todas las máquinas se aprietan con tornillos”, señala el experto. Tanto para las líneas de producción en masa como para los talleres que fabrican lotes pequeños, el cambio rápido es igualmente importante. Para una empresa que fabrica siempre el mismo producto, el desgaste de herramientas implicará un cambio, y cuanto más rápido será mejor. A los fabricantes de lotes pequeños les permite la exibilidad operativa. Para fortuna de los fabricantes, las tecnologías de sujeción han avanzado en los últimos años, pues para sustituir los tornillos prácticamente todas las marcas ofrecen sistemas de sujeción neumática, hidráulica o magnética que, con un simple botón, permiten soltar las mordazas y sacar la herramienta sin tener que apretar ningún tornillo. El uso de dispositivos de sujeción de nueva generación favorece la e ciencia en el proceso de fabricación y el aumento de la calidad, pero, para ello, debe ser un dispositivo de diseño simple, seguro, con able y con un amplio rango de sujeción. El centrado de herramientas también se ha facilitado mediante topes y guías que hacen que una herramienta solamente se pueda colocar en una posición sin tener que utilizar reglas o gages. Otro avance importante, según menciona Hernández Lecanda, se desarrolló sobre todo para moldes de zamak o inyección de plástico, que están refrigerados con agua fría y al hacer un cambio requieren, a su vez, reemplazar y conectar las mangueras que están en la máquina para que el agua pueda uir. La innovación está en los coples rápidos que automáticamente se conectan dentro de la máquina. También mediante software, ahora las máquinas de control numérico tienen programas almacenados que identi can el tipo de pieza y, de manera automática, buscan el punto cero de la máquina y comienzan a correr el programa de procesamiento. “Todas estas técnicas sirven para que puedas hacer un cambio de herramental muy rápido, que no se tenga que estar haciendo muestras de prueba para ver si están dentro de especi caciones y tolerancias, sino que se haga un cambio muy rápido y se sepa con toda certeza que los requerimientos de calidad están al 100 %”, comenta el experto en Lean Manufacturing. Pieza clave Manuel Maldonado, ingeniero de Soporte en la región Bajío de SCHUNK, coincide en que las empresas que desarrollan equipos de sujeción se han vuelto claves para la evolución de los cambios rápidos o técnicas SMED en la manufactura. La compañía tiene ese enfoque en todas sus líneas de productos. “La evolución en maquinado requiere que los tiempos muertos sean reducidos al máximo, con esto permitimos que los clientes puedan trabajar en cuestión de segundos con cambios y con precisión, con una repetibilidad con menos de 5 micras de tolerancia”, explica. También ofrece soluciones para cambios manuales o con sistemas automáticos con robots, y en torneado mediante acciones multitareas que alcanzan a reducir de 10 a 3 minutos los cambios de un proceso a otro. VERO-S es el sistema modular de cambio rápido de pallets de SCHUNK para el reposicionamiento rápido y preciso de


MM-24-2-ABR-MAY
To see the actual publication please follow the link above