Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2019 Página 1 de 3

4 mitos sobre la manufactura en la Cuarta Revolución Industrial

Con información del Foro Económico Mundial

Aunque la industria ha comprendido qué significa la incorporación de nuevas tecnologías en los sistemas de producción, aún quedan dudas frente a cómo implementar estas soluciones.

Como todas las Tendencias de la industria, la Cuarta Revolución Industrial (4IR) para la manufactura ha llegado a significar muchas cosas. Si bien la mayoría estaría de acuerdo en que implica la incorporación e interconexión de las nuevas tecnologías en los sistemas de producción, aún quedan preguntas en torno a cómo implementar estas soluciones. 

En una encuesta reciente, realizada por el Foro Económico Mundial en colaboración con McKinsey & Company, líderes en manufactura citan el “alto costo de escalabilidad” y "la dificultad de justificar la inversión sin impacto a corto plazo” como las principales razones que impiden la adopción total de las tecnologías 4IR en toda la empresa.

Pero, ¿están estos obstáculos bien fundados dados los avances en el 4IR? Las innovaciones en la manufactura son mucho más accesibles de lo que muchos líderes creen. A medida que se discuten las posibilidades de la Cuarta Revolución Industrial, también han surgido varios mitos que están frenando el potencial transformador de esta nueva era en producción.

Estos son cuatro de los mitos más significativos. Disiparlos tiene el potencial de acelerar la adopción e integración de soluciones 4IR y desbloquear sus beneficios inherentes para las industrias de producción en cada región del mundo.

Mito 1: las tecnologías son muy costosas

Durante décadas, “tecnología” e “innovación” han sido sinónimo de “caro”. Ya sea que fuera el primer reproductor de DVD, TV de pantalla plana o tableta, las primeras versiones de estas tecnologías solían venir con etiquetas de alto precio.

Sin embargo, la belleza del 4IR es que se puede hacer mucho sin robar un banco. Por ejemplo, al conectar los paquetes de software analítico a un “lago de datos” que consiste en datos de planta existentes, en combinación con datos capturados de dispositivos de Internet de las Cosas (IoT) relativamente baratos, las empresas pueden generar información a partir de enormes cantidades de datos procesables para hacerse más ágiles y eficientes.

Si bien esto requiere una cantidad significativa de trabajo inicial en implementación, por lo general se traduce en procesos optimizados, tiempos de ciclo más cortos, mayor calidad, menores pérdidas de energía, tiempos de inactividad más cortos debido al mantenimiento y una mayor eficacia general del equipo.

Incluso cuando consideramos inversiones 4IR más intensivas en capital como la robótica avanzada, el costo/beneficio continúa moviéndose en favor de que los fabricantes implementen estas tecnologías. No solo están cayendo los precios de los robots y la automatización, sino que también lo están haciendo a medida que aumentan los costos laborales y crecen las capacidades de los robots.

Por ejemplo, los ejes de operación de los robots —el rango de movimiento de los brazos robóticos— se han multiplicado por seis en los últimos 25 años. Su interfaz de usuario es tal que los operadores pueden ajustar su comportamiento y operación “sobre la marcha”. Así mismo, su capacidad para apoyar la operación humana ha aumentado a medida que crecen los estándares de seguridad, y los avances en inteligencia artificial continúan reduciendo el costo de la integración de dichos sistemas.

Los fabricantes globales entienden que la última maquinaria, equipo, robótica, etc., transformará drásticamente la forma en que hacen negocios; sin embargo, también existe una amplia conciencia de que la renovación de una fábrica completa requiere una inversión significativa.

Por lo tanto, algunos fabricantes esperan que los precios de la tecnología bajen aún más antes de invertir en una amplia escala. Pero, esta estrategia no parece dar buenos resultados en el contexto de la 4IR debido a las diferentes economías relacionadas con los datos y la conectividad.

Una simulación del McKinsey Global Institute sugiere que los pioneros en la adopción de inteligencia artificial, una tecnología clave de 4IR, aumentarán su flujo de efectivo en un 122 %, mientras que los seguidores verán solo un aumento del 10 % en el flujo de efectivo. El factor clave es que los mayores costos de transición y los gastos de capital de los pioneros se compensan en exceso por las ganancias de producción.

Mito 2: la Cuarta Revolución Industrial causará desempleo generalizado

La Cuarta Revolución Industrial en manufactura a menudo se asocia con robots y algoritmos inteligentes que asumen tareas de los humanos, creando “fábricas con luces apagadas” en las que los humanos ya no son necesarios. Esta visión fomenta el miedo al desempleo masivo y al malestar social.


Palabras relacionadas:
Mitos sobre la manufactura en la Cuarta Revolución industrial, claves para entender la Cuarta Revolución Industrial, empleo con la llegada de la Cuarta Revolución Industrial, Cuarta Revolución Industrial, sostenibilidad en la Cuarta Revolución Industrial
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Manufactura avanzada

Documentos relacionados