Promocione sus productos o servicios con nosotros
Septiembre de 2018 Página 1 de 3

5 procesos de maquinado de autopartes que usted debe tener bajo la lupa

Dr. Ing. Miguel Garzón

Estas son algunas máquinas claves para la producción de autopartes: centros de mecanizado multitarea, rectificado CNC, manufactura aditiva industrializada, tratamiento térmico y maquinaria transfer.

Ya que la evolución de la tecnología está intrínsecamente ligada a las necesidades del mercado y sus posibilidades de desarrollo, resulta útil observar de manera continua cuáles son las novedades en maquinaria y periféricos. Basado en el desarrollo presente de la industria de automotriz, el autor nos señala cuáles son los procesos de maquinado de mayor relevancia en los años por venir.

Uno de los aspectos que más afecta al panorama de los fabricantes de autopartes hoy en día es la perspectiva del aumento en el consumo de autos eléctricos hacia el futuro. Estudios actuales predicen que cerca del 30 % de los automóviles de uso particular tendrá un sistema de propulsión completamente eléctrico o será híbrido (motor eléctrico + combustión interna) para el año 2030. Esto no toma en cuenta todo el sector utilitario que incluye pick-ups, transporters y camiones, para los cuales se espera que tengan un transcurso hacia la propulsión eléctrica aún más lento.

Por un lado, se reconoce que aún si se disminuye el número de piezas por auto en el sector de generación y transmisión de potencia, el resto de las partes se seguirán necesitando. La suspensión, carrocería, partes internas, etcétera, siguen siendo necesarias. Por otro lado, aún existe un gran nicho de mercado sin satisfacer en los países de economías emergentes donde rápidamente crece el número de vehículos per cápita debido al desarrollo en infraestructura interna y al aumento del poder adquisitivo de sus habitantes. Una nación como Estados Unidos, con cerca de 900 vehículos por cada 1000 habitantes, contrasta con las cifras de economías crecientes como la de China, con 150 vehículos por 1000 personas, o India con tan solo 50 vehículos por 1000 habitantes (cifras entre 2015 y 2017). Definitivamente sigue habiendo un gigantesco potencial a futuro para la fabricación y comercialización de vehículos mundialmente, tanto de motor de combustión como eléctrico.

En el caso de los autos propulsados por motores eléctricos o híbridos, se abre un gigantesco reto para los fabricantes debido a que aún al día de hoy no existen grandes cadenas de producción en serie del tamaño y del nivel de confiabilidad con el que cuentan los sistemas de combustión interna. Los principales fabricantes de componentes para el tren motriz como ZF Friedrichshafen AG, de Alemania, han venido adquiriendo compañías especializadas en temas eléctricos y electrónicos para fortalecer su capacidad y proyectarse hacia la producción en masa de los nuevos conjuntos de piezas. No hay que olvidar que una de cada dos máquinas herramienta producidas en ese país se destina a alguna aplicación de la industria automotriz. La posible reducción en la necesidad de utilizar máquinas altamente especializadas en rectificado de cigüeñales o el bruñido de cilindros, abre la necesidad generar otras soluciones a esta gigantesca industria.

Al final, desde el punto de vista de los procesos de manufactura, todo este movimiento, que no deja de tener en cuenta que existen cada vez más modelos de vehículos y estos se reemplazan con cada vez mayor frecuencia, se traduce en tener la capacidad de producir series más pequeñas de manera flexible, a muy altas velocidades, con costos de producción menores, herramientas de automatización, menores tiempos de desarrollo, mejores materiales y mayores requerimientos de precisión.

Para todos los casos es necesario aprovechar los avances tecnológicos no solo del área de la maquinaria misma, sino del software para la optimización y el aseguramiento del proceso y el aumento de su disponibilidad.

Un ejemplo claro de esto es la necesidad de desarrollar piezas para la transmisión de potencia en un motor eléctrico que gira a mayor velocidad y con un mayor torque que lo acostumbrado hasta hoy en motores de combustión interna. Estas piezas necesitarán de mejores ajustes, posiblemente en materiales diseñados para esos usos, requiriendo así procesos de manufactura especialmente acondicionados para cumplir las fuertes expectativas.

Teniendo en cuenta estas premisas, a continuación identificamos los cinco tipos de máquinas con mejores perspectivas para la producción en masa de componentes automotrices.


Palabras relacionadas:
autopartes, manufactura de autopartes, producción de autopartes, autopartes en latinoamérica, manufactura de autopartes, manufactura para la industria automotriz, manufactura, autopartes, automotriz, industria automotriz, eventos en Querétaro,industria automotriz en México, ingeniería en manufactura, empresas automotrices, automotrices en México, autopartes México, empresas automotrices en México, maquinado de autopartes, mecanizado de autopartes

Acerca del autor

Dr. Ing. Miguel Garzón

Dr. Ing. Miguel Garzón

Director de Procesos de Manufactura en PM Tech Engineering, Colombia.
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mecanizado

Documentos relacionados