Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2019 Página 2 de 4

AMMMT: en búsqueda de la productividad desde la educación y la vanguardia

Jose F. Pulido-Jiménez

El presidente de la Asociación Mexicana de Manufactura de Moldes y Troqueles habló sobre los proyectos de formación que adelantan basados en las necesidades inmediatas del sector.

En diferentes regiones se van impulsando diferentes cursos y capacitaciones según el mercado: por ejemplo, hay un instituto de plástico de Nuevo León (Monterrey), está el Clúster de Herramentales en Nuevo León, el Instituto Querétano de Herramentales, donde cada uno va elaborando cursos y se van a ofertando de manera regular. Según la duración, éstos pueden ir desde una semana hasta tres meses.

En el caso de carreras (técnicas, tecnológicas y profesionales), aunque el tiempo llega a ser más prolongado, caso se cuenta con programas más estructurados en los cuales estamos trabajando con universidades como la Universidad Politécnica de Querétaro, la Universidad Tecnológica de Querétaro, algunas universidades públicas y otros institutos donde se están desarrollando programas afines al sector. 

MMI: Con lo que nos comenta en mente, quiero preguntarle si todo este trabajo con universidades ha sido llevado de la mano con el estado —por ejemplo, en el caso de la Politécnica de Querétaro—, ¿específicamente provienen estas iniciativas de la AMMMT o son asociaciones a programas ya existentes de cada institución educativa?

EM: La asociación está validando varios esfuerzos a nivel nacional. De hecho, recientemente desde la asociación, previendo el liderazgo necesario, se creó el Concejo Nacional del sector de moldes, troqueles y herramentales. Este es un consejo a nivel nacional que tiene cinco ejes: el área académica, el área tecnológica, el área de cooperación, el área de desarrollo y el área de promoción. Dentro de este concejo lo que hemos hecho es traer a muchas instituciones que ya de manera individual y autónoma habían arrancado con algunos proyectos.

La asociación lo que está haciendo es consolidar estos esfuerzos y sumarlos para que no se dupliquen esfuerzos, no se diluyan recursos y, sobre todo, se tenga unificación de los planes de trabajo. El caso del Instituto Querétano de Herramentales es una iniciativa de empresarios queretanos con el gobierno de Querétaro. La asociación lo que hace es promoverlo e insertarlo de manera complementaria a toda la oferta nacional, buscando así que con todos estos esfuerzos de diferentes áreas y actores se pueda armar un plan nacional en vez de estar haciendo proyectos individuales. También esto trae mucha visibilidad de lo que existe en el país tanto que, al traer programas más sólidos, a las empresas les es más útil acudir a una sola fuente (que es la asociación), quien los refiere con las múltiples instituciones a nivel nacional, que hacer la búsqueda de manera individual y encontrar pocas opciones especializadas.

MMI: Volviendo un poco a la estructura educacional pública de México, pensando en el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep) o el DGFT ¿han llegado a lograr alguna intervención o a definir con ellos requerimientos de formación directamente desde la asociación?

EM: La AMMMT no lo ha hecho directamente hasta el momento, pero es un objetivo en marcha. Claro, hay instituciones con quienes nos hemos asociado que ya están trabajando directamente con Conalep. Por ejemplo, el Instituto Queretano de Herramentales y otras compañías relacionadas han desarrollado programas muy particulares con ellos. Sucede que la especialidad de cada región es muy particular. Te podría decir que, mientras en Querétaro hay una especialización muy particular respecto a la inyección de plástico, tú te vas a Monterrey y hay una especialización respecto a la inyección de aluminio.

Por tanto, la estructura y los conocimientos que requiere cada curso, cada carrera y cada capacitación viene a ser distinto. Esto lleva a que Conalep se va integrando regionalmente a empresas y a los esfuerzos de instituciones de manera muy particular para hacer programas a la medida de acuerdo con la vocación.

Esto no cambia la parte esencial: hasta el momento lo que tenemos en la asociación es una identificación e inicio de colaboración con varias instituciones que están haciendo formación técnica y académica, pero no se ha llegado el punto donde ya estemos entregando estudiantes derivados de un esfuerzo conjunto en relación con esto. Para ello estamos trabajando en tres etapas. Primero, la etapa de instituciones que ya consideran las temáticas propuestas como válidas dentro planes de estudio; ésta ya la pasamos. Segundo, que las empresas ya empiecen a formar profesores y que salgan las primeras generaciones de alumnos, con base en una estructura unificada nacional; eso es justamente donde estamos trabajando. Finalmente, la tercera etapa es cuando ya es un modelo maduro y se está entregando personal suficiente para la industria, no solo para México sino para otros países.


Palabras relacionadas:
Manufactura de moldes en México, AMMMT, Asociación Mexicana de Manufactura de Moldes y Troqueles, programas de capacitación de la Asociación Mexicana de Manufactura de Moldes y Troqueles, programas de capacitación para industria metalmecánica en México, proyectos de capacitación para metalmecánica en México, Educardo Medrano AMMMT

Acerca del autor

Jose F. Pulido-Jiménez

Ingeniero mecánico, consultor en optimización de procesos, PM Tec Engineering.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mecanizado

Documentos relacionados