Promocione sus productos o servicios con nosotros
Diciembre de 2018 Página 1 de 2

Aplicaciones robóticas para lijado

Varias las industrias pueden aplicar soluciones robóticas para lijado de metal. Para la muestra, la implementación de Sea Ray y su proceso que ayudó a acelerar la producción.

El fabricante de embarcaciones Sea Ray acelera la producción y elimina el lijado manual que requiere mano de obra aplicando la robótica y un cepillo abrasivo de nylon. Si bien el este texto explica el uso de estas tecnologías para acabados en fibra de vidrio, las mismas pueden ser ampliamente aplicadas a partes metálicas.

Dentro de la industria de fabricación de embarcaciones, Sea Ray es conocida por su innovación. A la compañía, que diseña y fabrica más de 40 modelos de botes que van desde 19' hasta lanchas de lujo de 65', se le ha acreditado como pionera en varios frentes como, por ejemplo, ser los primeros en usar fibra de vidrio en la construcción de embarcaciones de recreo.

Hoy en día, la compañía continúa buscando nuevos métodos para la construcción más precisa de sus productos, al mismo tiempo que acelera la producción.

El enfoque de Sea Ray, que proviene de la industria automotriz, incluye el uso de la robótica para automatizar tareas específicas, como la aplicación de capas de gel en cascos y cubiertas de fibra de vidrio. Los recubrimientos de gel proporcionan una superficie brillante visualmente atractiva en una amplia gama de colores al tiempo que sirven para proteger el laminado subyacente de los efectos de la exposición a los rayos UV y la absorción de agua.

La firma también utiliza la robótica para el corte de agujeros de precisión y la eliminación de bordes de recorte en exceso.

Aunque la automatización de ambos procesos ya no es algo nuevo en la industria, Sea Ray está dando el siguiente paso al aplicar la robótica para reemplazar un laborioso y lento proceso de lijado manual con la ayuda de un cepillo abrasivo.

Una forma en la que nos diferenciamos de la mayoría de los fabricantes de embarcaciones de recreo es mediante el uso de la robótica para lijar el interior de nuestros cascos, dice John Potter, programador de robótica de Sea Ray.

Potter es responsable de la cubierta de Sea Ray y de la celda de acabado del casco. Después de aplicar el gelcoat exterior al molde en otra estación, las láminas de fibra de vidrio se enrollan a mano en capas. La celda de recorte se utiliza para realizar los cortes de orificios necesarios en ambas cubiertas y cascos que facilitan la instalación del hardware una vez que la pieza alcanza el ensamblaje. Algunos ejemplos de los cortes de orificios incluyen cardán, ventana y llenado de combustible.

Como ejemplo del aumento de la eficiencia sobre el trabajo manual, ahora los robots pueden completar una plataforma que anteriormente requería cuatro empleados y tomaba dos horas, en menos de 45 minutos.

Actualmente, la celda de recorte puede completar aproximadamente 20 a 25 partes por semana.

Una vez completado este trabajo, la superficie interior de la fibra de vidrio debe lijarse para eliminar las fibras independientes que se endurecen a lo largo de los radios, junto con cualquier otra área áspera o elevada. El lijado manual del interior de un casco estándar puede llevar hasta 3,5 horas laborales.

“Quería usar los robots para hacer la misma cantidad de trabajo en aproximadamente 15 minutos”, explica Potter.

Más allá del ahorro de tiempo y la calidad constante, la automatización del proceso de lijado ofrece otro beneficio clave: liberar a los trabajadores de uno de los pasos más complicados de la producción.

“(El lijado manual) es uno de los trabajos menos deseables en cualquier instalación de construcción de barcos”, dice Potter. “Si el polvo de fibra de vidrio en el aire entra en contacto con su piel, puede ser bastante incómodo”.

Aunque puede parecer una tarea sencilla, el uso de la robótica en un casco de fibra de vidrio flexible presenta varios desafíos.

Incluso con las partes colocadas en los localizadores que están bloqueados en su lugar, muchas variables pueden hacer que las secciones de la parte queden ligeramente fuera de lugar. La temperatura o el tiempo de curado de la laminación son algunos ejemplos.

“En la mayoría de las aplicaciones automatizadas, un robot está programado para repetir una ruta sin excepción. Con las variaciones en la posición parcial no tenemos ese lujo”, explica Potter. Para compensar, los robots tienen que buscar en cada parte individual y desplazar los cortes de los orificios de acuerdo con la posición real de la parte. Al principio, esto resultó ser bastante difícil.

Además, para proteger el brazo robótico contra daños, la programación del control de movimiento genera una condición de falla y detiene el proceso si la resistencia de torque supera un nivel seguro. Con las almohadillas de lijado de disco estándar que Potter probó inicialmente, el sistema falló cada vez que tocó la superficie del casco.


Palabras relacionadas:
Robótica para procesos de lijado sobre metal, tecnologías para acabados en fibra de vidrio, procesos de automatización en plantas industriales, automatización del proceso de lijado, Sea Ray, herramientas para lijado de metales, herramientas de lijado para piezas de materiales compuestos, cepillo de nylon abrasivo de Brush Research Manufacturing, cepillo de nylon abrasivo, Brush Research Manufacturing
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Herramientas, portaherramientas y equipos periféricos

Documentos relacionados