Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2018 Página 1 de 2

Aranceles al aluminio y acero ¿Serán aplicados a México?

Eliseo Díaz González - Colegio de la Frontera Norte (Colef)

La realidad del comercio de estos productos entre México y EEE.UU. sugiere que gravar con un arancel afectaría el flujo comercial ya que provocaría una reacción de México.

La amenaza de una guerra comercial desatada por Estados Unidos cimbró la economía mundial en este tercer mes de 2018. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, encendió los temores de una guerra comercial y una protesta de sus socios comerciales al anunciar, el primer día de marzo, la aplicación de aranceles generales del 25% al acero y de 10% al aluminio, a partir de la segunda semana del mes.

Wilbur Ross, secretario de Comercio de ese país, según notas de prensa publicadas el 4 de marzo, reveló que Trump planeaba aplicar los aranceles sin excepciones.

El anuncio provocó que el índice Dow Jones cayera 500 puntos, sin embargo, subió el valor de las acciones de las empresas siderúrgicas norteamericanas. Las acciones de AK Steel Holding subían 10.8%, U.S. Steel avanzaba 7.4% y NUCOR ganaba un 3.4%, según nota difundida por el periódico El Universal. En tanto, las acciones de Boing caían, ya que se esperaba que los aranceles aumentarían los costos de transporte. 

Trump había anunciado vía twitter que reconstruiría las industrias de acero y aluminio ya que había recibido un mal trato durante décadas. Afirmaba que el sector del acero y el aluminio necesitan protección afectada según él, por un comercio injusto. Aunque China exporta solo el 2% de las importaciones estadounidenses, la expansión de su industria es lo que hizo caer los precios, provocando un exceso en la oferta global en el mercado del acero.

Las reacciones en México no se han hecho esperar, pues el anuncio ocurre durante las sesiones de la séptima ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio en donde el representante comercial especial de los Estados Unidos se ausentó de las sesiones para hacer consultas con el sector automotriz de su país.

Sin embargo, en el caso de México y Canadá, los socios en el TLCAN, la amenaza comercial carece de fundamento puesto que ambos países son el destino principal de las exportaciones estadounidenses en hierro y acero, y no solamente esto, tienen ambos un enorme déficit comercial con ese país en este renglón. 

El fundamento

El anuncio de aplicar aranceles a las industrias de acero y el aluminio hecho de 1 de marzo se desprende de una investigación realizada por el Departamento de Comercio de Estados Unidos, publicado el 11 de enero de este año y denominado “El Efecto de las Importaciones de Acero en la Seguridad Nacional”. Dicha investigación fue conducida bajo la Sección 232 de la Ley de Expansión del Comercio de 1962, de esa nación.

De acuerdo con ese estudio, el sector de acero el mercado libre global está afectado adversamente por el exceso de oferta crónico de China. La capacidad de producción de acero crudo nominal mundial alcanzó cerca de 2.4 miles de millones de toneladas métricas en 2016, un incremento de 127% de la capacidad comparado al nivel del 2000. Mientras, la capacidad de Estados Unidos se ha mantenido estable desde el 2001, con China produciendo más acero que el resto del mundo combinado.

Con esto, el Departamento de Comercio concluye que las importaciones de acero están debilitando la economía interna y constituye una amenaza que puede deteriorar la seguridad nacional, como se define en la Sección 232 de la citada Ley. En vista de lo anterior, determina que EE.UU. debe aumentar la producción de acero de las 81.9 millones de toneladas métricas (MTM) logradas en 2017, a 90.6 MTM. Dado que la demanda en 2017 se estimó en 107.3 MTM, eso significaría reducir las importaciones de 36 MTM reportadas en 2017, a 22.7 toneladas en el nuevo escenario. De acuerdo con esta fuente, esto implica que el porcentaje de penetración de las importaciones bajaría de 33.8% reportado en 2017, a 22% en el escenario proteccionista.

Esto significa que Estados Unidos dejaría de absorber cerca de 14 millones de toneladas métricas de acero, que buscaría penetrar otros mercados. El riesgo para México proviene no solo de la posibilidad de reducir sus exportaciones hacia este país, que en 2016 reportaron un valor de USD 2.150 miles de millones, sino la amenaza de que el cierre del mercado norteamericano pueda provocar una mayor sobreoferta de productos en el mercado mundial y el comercio pueda desviarse hacia México.

De acuerdo con las metas propuestas, eso se logrará alcanzando un coeficiente de utilización de la capacidad instalada del 80%, cuando en 2017 se estima que la utilización fue de 72%. El estudio estima que este desplazamiento en la utilización de la capacidad pueda lograrse con una cuota aplicada de 63% al nivel de importaciones (Alternativa 1A) o una tarifa arancelaria de 24% al total de importaciones. La tarifa incluiría a todos los productos de acero, decidido con el fin de remover la amenaza de deterioro a la seguridad nacional.

Aunque el anuncio hecho por Trump el pasado 1 de marzo asegura que el arancel será del 25% para el caso del acero, y como lo reconoció Wilbur Ross, aplicaría de manera general para todos los países, en la investigación se concluye que la propuesta del arancel aplicará solo para los principales países exportadores de acero a los Estados Unidos: Brasil, Corea del Sur, Rusia Turquía, India, Vietnam, China, Tailandia, Sudáfrica, Malasia y Costa Rica, en todos sus productos de acero. Dos de esos países, Corea y Costa Rica, tienen tratados de libre comercio con Estados Unidos, pero Costa Rica no aparece entre los 20 principales exportadores a este país.


Palabras relacionadas:
situación comercial entre Estados Unidos y México, aplicación de aranceles para el aluminio en México, aplicación de aranceles para el acero en México, economía mexicana en 2018, futuro del TLCAN, tratado de libre comercio entre Estados Unidos y México, Donald Trump, anuncios de Donald Trump, discursos de Donald Trump sobre TLCAN, Donald Trump y México, aranceles para la industria del acero, sector del acero en México, sector del aluminio en México.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Actualidad industrial

Documentos relacionados