Promocione sus productos o servicios con nosotros
Noviembre de 2004 Página 1 de 3

Celdas automatizadas para electroerosión

Mark Albert

Las celdas automatizadas de electroerosión de este taller se distinguen por su diseño y detalles. La atmósfera del lugar de trabajo afecta el resultado.

Casi todo el que visita TNT EDM, un taller de servicios en Plymouth, Michigan, Estados Unidos, observa su insólita decoración: bordes de madera natural alrededor de los marcos de las puertas, pisos de granito pulido en los corredores, luces escondidas, paredes con frisos. Este taller de 40 personas tiene el ambiente de una oficina suite de una empresa de representaciones o de un estudio de diseño.

Así, los 18.000 metros cuadrados del espacio dedicado a la manufactura, acogen más de cuatro docenas de electroerosionadoras (máquinas EDM) de hilo y de penetración CNC, y un número casi igual de fresadoras CNC y de centros de mecanizado. La atmósfera 'profesional' creada por la decoración simplemente refleja la seria devoción del taller hacia la calidad y el mecanizado de alta precisión.

Las más nuevas celdas de mecanizado automatizadas de TNT tipifican esta combinación distintiva de tecnología avanzada y estilo artístico. Las siete celdas están conformadas por dos máquinas-herramienta servidas por un robot y un carrusel. De estas celdas, tres son para electroerosionadoras de penetración, dos para electroerosionadoras de hilo y las dos restantes para el fresado de electrodos de grafito.

A primera vista, el arreglo de las celdas parece el típico de muchas celdas robotizadas instaladas en talleres estadounidenses desde los años noventa, especialmente en talleres de moldes progresivos. Una mirada más cercana a las celdas revela algunos importantes refinamientos. Estos refinamientos aumentan la capacidad de cada celda para trabajar por períodos extendidos en maniobra no atendida, con operación económica y eficiente, de fácil servicio y mantenimiento. En la mayoría de los casos, se asigna una persona por turno a cada grupo de celdas, para hacer de la mano de obra una mínima parte de los costos de producción. Esta es, obviamente, una ventaja competitiva en el mercado globalizado de hoy.

Sin embargo, la competencia con otros talleres no es el punto. Lo importante es la 'competencia' con el uso creciente del taller de fresado duro como una alternativa complementaria a la electroerosión. Aunque TNT fue fundada estrictamente como un taller de electroerosión dedicado casi por completo a los moldes de inyección, el taller empezó a moverse en otros campos a finales de los noventa. La capacidad en fresado duro ha sido la fuerza conductora principal detrás de esta nueva dirección estratégica.

"Todavía la electroerosión es muy importante para nosotros -explica el fundador y presidente de la compañía, Tom Mullen-. Aunque el fresado duro representa nuestra nueva y creciente área, el trabajo que involucra fresado duro muy a menudo involucra EDM. Entre más fresado duro hace el taller, más importante, altamente eficiente y económica se convierte la electroerosión". Gracias en parte a la ingeniería de las celdas de electroerosión automatizadas, estas complementan y soportan las operaciones de fresado duro del taller.

Contra la pared
Todas las celdas automatizadas de TNT están distribuidas de tal manera que las máquinas-herramienta estén cerca de la pared, con el frente hacia el interior de la bahía de manufactura en la que estén localizadas. En cada celda, un robot y su carrusel integrado están ubicados entre un par de máquinas. El robot carga y descarga cada máquina desde el lado más cercano. De esta manera, el operador tiene un acceso completo a las mesas o a los tanques de trabajo no obstruidos de las máquinas.

El movimiento del robot está protegido por cortinas de luz interconectadas en lugar de puertas o cerramientos. Este arreglo hace que las celdas sean seguras y no desordenadas. Es fácil revisar la celda con una mirada. Con las cortinas de luz hay menos superficies y piezas en movimiento que puedan recolectar polvo o que requieran mantenimiento. El carrusel y el robot pueden ser alcanzados fácilmente para la carga de piezas de trabajo o de electrodos.

La disposición de las celdas a lo largo del perímetro de la bahía de manufactura permite que todos los servicios lleguen a las máquinas desde atrás o a lo largo de las paredes. El aire y las líneas eléctricas salen de las paredes, para eliminar cuerdas, conductos o mangueras que desciendan del techo. El cableado de red también es conducido a lo largo de las paredes. Acomodar o relocalizar las celdas es una labor muy fácil y flexible porque siempre hay conexiones cercanas.

Acerca del autor

Mark Albert

Editor jefe de Modern Machine Shop Periodista técnico, que por muchos años ha cubierto el sector metalmecánico de Estados Unidos.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mecanizado