Promocione sus productos o servicios con nosotros
Noviembre de 2012 Página 1 de 5

¿Cómo mecanizar una pieza sin generar desperdicios?

Mark Albert

Eifel Mold & Engineering y Redoe Mold cuentan sus experiencias de fresado de superficies críticas de moldes hasta su tamaño final, sin margen para error.

Eifel Mold & Engineering y Redoe Mold representan dos extremos del espectro de los talleres de moldes. Redoe es una compañía internacional con múltiples instalaciones de manufactura de moldes que emplean un poco más de cien empleados. Eifel es un taller de moldes familiar, de 15 personas, en una sola sede. Estos talleres están separados unos 48 kilómetros. La planta principal y las oficinas centrales de Redoe se encuentran en Windsor, Ontario. La planta de Eifel está en Fraser, Michigan, al noreste de su contraparte canadiense. Redoe se especializa en moldes grandes y complejos para faros de automóviles. Eifel es mejor conocida por sus moldes para componentes de volantes y paneles de instrumentación interior.

Ambos talleres están totalmente comprometidos con el “mecanizado cero stock” (zero stock machining). Esto significa tener la dedicación y disciplina para fresar rutinariamente superficies críticas de moldes sin dejar material en exceso. La condición de cero reservas de estas superficies elimina la posibilidad de compensar posteriormente el desgaste de la herramienta, las imprecisiones o las variables de proceso no controladas. No hay una segunda oportunidad para corregir o compensarlo en el banco con trabajo manual.

Sin embargo, producir superficies de moldes casi perfectas directamente en la máquina fresadora pasa por alto varios pasos que le agregan más tiempo de producción al molde. Las operaciones de desbaste, semiacabado y acabado pueden desarrollarse en el molde en estado endurecido (para pequeños moldes, estas operaciones pueden hacerse generalmente en una máquina en un único alistamiento). Se requiere poco o nada de trabajo manual después del mecanizado (los acabados tipo espejo para moldes de óptima calidad pueden requerir un pulido con pasta de diamante, pero eso es todo). El tiempo en la prensa de detección para verificar la alineación del núcleo y de la cavidad se reduce a horas en lugar de días para moldes pequeños, y a uno o dos días, en lugar de semanas, para moldes grandes. Aún más, en muchos casos, los moldes producidos con mecanizado cero stock operan más tiempo y de una manera más eficiente en los talleres de moldes de inyección de los clientes. La extrema eficiencia de la estrategia de mecanizado cero stock les permite a ambos talleres ofrecer precios y tiempos de entrega globalmente competitivos. Eifel y Redoe demuestran que los fabricantes de moldes pueden competir en Norteamérica con técnicas igualmente aplicables para una compañía grande o pequeña.

El éxito del mecanizado cero stock radica en una implementación coordinada de avances en cuatro amplias áreas de tecnología de manufactura: máquinas-herramienta superrígidas y superprecisas para alta velocidad de mecanizado; fijación de la pieza de trabajo flexible y altamente repetible; sujetadores rígidos para las herramientas de corte con radios excepcionalmente precisos en la punta, y software CAM capaz de producir patrones de herramientas para mecanizado de alta precisión en modo desatendido. Eifel y Redoe tienen en sitio el hardware y el software requerido para el mecanizado cero stock. Más importante aún, ambos talleres tienen una fuerza de trabajo que entiende completamente y adopta el enfoque de “no hay espacio para el error” en el mecanizado de moldes que el proceso cero stock implica.

Causa común
Aunque las diferencias entre cómo Eifel y Redoe han implementado el mecanizado cero stock son importantes e interesantes, los dos talleres de moldes tienen en común algo  igualmente significativo. Ambos disponen de líderes que son fuertes representantes de esta estrategia, no obstante ser realistas sobre la intensa disciplina que involucra. El presidente y CEO de Eifel es Rick Hecker, cuyo padre comenzó la compañía como un taller de patrones a principios de los setenta. En Redoe, Eric Leene supervisa la planta de 110 personas en la instalación de producción de moldes, adyacente a las oficinas administrativas y de ingeniería de la compañía. Él ha estado con la empresa por más de 20 años. Cada líder es responsable de llevar su respectivo taller al mecanizado cero stock, asegurándose de que sus procedimientos sean seguidos sin restricciones y manteniéndose al día con los nuevos desarrollos en tecnología.

Ambos talleres están enfocados principalmente en moldes para la industria automotriz, lo cual no sorprende dada su ubicación en la gran área de Detroit. Las tendencias en el estilo automotor influyen fuertemente su trabajo, representado en dos áreas especialmente sensibles a los gustos de los consumidores.

Acerca del autor

Mark Albert

es el editor jefe de la revista Modern Machine Shop, del grupo editorial Gardner Publications con sede en Cincinnati, Ohio, E.U.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mecanizado

Documentos relacionados