Rectificado con alimentación creep produce partes de calidad superior
¿Qué está buscando?
Síganos en
Artículo
Anterior
12345Siguiente
Página 1 de 5

Cómo obtener el máximo beneficio del rectificado con alimentación creep

Febrero de 2006

John Besse

Con nuevos granos abrasivos, máquinas-herramienta y métodos perfeccionados, el rectificado con alimentación creep produce partes mejores y en menos tiempo.

Cada vez más fabricantes toman conciencia de la reducción de costos gracias al rectificado con alimentación creep. La nueva tecnología permite hacer más y tener mejores resultados. El rectificado con alimentación creep produce partes con calidad superior y en menos tiempo que con otros procesos, gracias a la utilización de nuevos granos abrasivos, mejores máquinas-herramienta y métodos perfeccionados.

La alimentación creep es, básicamente, un proceso para retirar grandes cantidades de material en una sola pasada de la rueda abrasiva, produciendo las tolerancias y acabados superficiales prescritos en una segunda pasada. En comparación con otros procesos de rectificado, el de alimentación creepinvolucra tiempos de ciclo más cortos, tasas de remoción de metal más altas, mayor precisión dimensional y una operación más silenciosa, gracias a las relativamente más grandes áreas de unión entre la rueda abrasiva y la pieza de trabajo.

Varias compañías han trabajado duro para desarrollar el know-how y así establecer prácticas recomendadas de rectificado con alimentación creep. Una de esas compañías, Norton Abrasives, diseñó y adelantó numerosas pruebas en su laboratorio de desarrollo de productos. Estas pruebas señalan el camino para aprovechar al máximo el proceso de alimentación creep.

Sobre las pruebas
Todos los experimentos con rectificado de alimentación creep usaron una máquina-herramienta estándar y un refrigerante de aceite soluble en agua suministrado a la interfaz rueda/trabajo, a velocidades que igualaban la aceleración periférica de la rueda. Se usó una boquilla en lo alto para limpiar la rueda con un chorro de refrigerante a 195 psi (gráfico 1 ).

Para crear una imagen completa del impacto del proceso es necesario medir y evaluar variables como la tasa de remoción de metal, las fuerzas normal y tangencial, y el consumo de energía. En conjunto, estos factores son una medida excelente de la acción de corte de la rueda y de la eficiencia de la operación.

Las fuerzas de rectificado tienen gran importancia en el rectificado con alimentación creep, ya que esta involucra una unión alta de la rueda a la pieza de trabajo. Se necesita poca energía específica de rectificado en esta clase de proceso para lograr altas tasas de remoción de metal y para prevenir la quemadura de la pieza de trabajo.

Cuando se correlacionan con la tasa de remoción de metal, las fuerzas de rectificado pueden proveer una evidencia gráfica de la acción de corte de una rueda. Las gráficas típicas de fuerza normal a tasa de remoción de metal aparecen en el gráfico 2 . Una pendiente alta (como la marcada con 'A') muestra incrementos grandes en la tasa de remoción de metal con incrementos pequeños en las fuerzas de rectificado, señal de un corte afilado o de una rueda de acción suave. En contraste, una pendiente plana o ligera (como la marcada con 'B') muestra un cambio menor en la tasa de remoción de metal e incrementos grandes en las fuerzas de rectificado, señal de un corte embotado o de una rueda de acción dura.

En general, los acabados superficiales son importantes porque reflejan la calidad de la pieza y pueden ser usados indirectamente para indicar la capacidad del proceso de mantener la forma. La correlación de las fuerzas de rectificado con el acabado superficial es útil para manejar la disyuntiva entre calidad de la parte y eficiencia del proceso.

Corte hacia arriba versus corte hacia abajo
ón para rotar una rueda cuando hace contacto con la pieza de trabajo. El asunto circunda los beneficios derivados de rectificar con una acción de corte hacia arriba o hacia abajo a medida que el material es alimentado (gráfico 3 ). Se han llevado a cabo muchas pruebas usando una rueda de óxido de aluminio para cortar acero 4340, con dureza Rockwell C 50, y luego usando una rueda de diamante para cortar carburo de tungsteno.

El corte hacia abajo es, en general, más eficiente y causa menos problemas porque resulta más fácil entregar de manera efectiva el refrigerante a la zona de rectificado; además, permite la formación de viruta con espesor más uniforme. Una pieza de trabajo de acero y una rueda de óxido de aluminio requieren menos energía con el corte hacia abajo y se obtiene un mejor acabado superficial que con el corte hacia arriba, a profundidades de corte considerables (0,125''). Con una pieza de carburo de tungsteno, el corte hacia abajo requirió 26% menos energía, produjo menos viruta y mostró menores daños térmicos.

Anterior12345Siguiente

Contacte a las empresas mencionadas

(0) Comentarios

Otras noticias de Rectificado

Las brochas abrasivas de disco Nampower están compuestas de una combinación de material cerámico y carburo de silicio.

Brochas: nuevas tecnologías para acabados

Nota complementaria

Sección patrocinada por:
Recomendados
Ideas
Carvajal Medios B2B, una empresa del Grupo Carvajal.
Todos los derechos reservados 2001-2016