Promocione sus productos o servicios con nosotros
Septiembre de 2003 Página 2 de 3

Cómo roscar en un torno

Stuart Palmer Vargus y Mike Kanagowaski

Por ejemplo, cuando se produce una rosca con una forma de 60° utilizando un avance de profundización constante por pasada de 0,010", la segunda pasada remueve tres veces la cantidad de metal que la primera pasada. Y en cada una de las subsecuentes pasadas la cantidad de material removido continúa creciendo exponencialmente.

Para eliminar este aumento y mantener unas fuerzas de corte más realistas, la profundidad de corte debe ser reducida en cada pasada.

Métodos de profundización
Al menos cuatro métodos de avance de profundización son posibles. Muy pocos reconocen cuánto impacto puede tener la selección de estos métodos en la efectividad de la operación de roscado.

A. Avance radial
Aunque este es probablemente el método más común de producir roscas, también es el menos recomendado. Como la herramienta es alimentada radialmente (perpendicular a la línea central de la pieza de trabajo), el metal es removido de ambos lados de los flancos de la rosca, obteniéndose una viruta en forma de V. Esta forma de viruta es difícil de romper, por lo que su flujo puede ser un problema. También, como ambos lados de la nariz del inserto están sujetos a alto calor y presión, la vida de la herramienta generalmente es más corta con este método que con otros métodos de profundización.

B. Profundización de flanco
En éste método, la dirección de avance es paralela a uno de los flancos de la rosca, lo que normalmente significa que la herramienta avanza a lo largo de una línea de 30°. La viruta es similar a la que se produce en el torneado convencional (Figura 4). Comparado con el avance radial, aquí la viruta se forma más fácilmente y es guiada hacia fuera del borde de corte, proporcionando una mejor disipación del calor. Sin embargo, con este avance el borde posterior del inserto frota a lo largo del flanco en lugar de cortar. Esto bruñe la rosca, dando como resultado un acabado pobre y, quizás, castañeo.

C. Avance de flanco modificado (recomendado)
Este método es similar a la profundización de flanco, excepto que el ángulo de avance es menor que el ángulo de la rosca -es decir, menor de 30°. Este método mantiene las ventajas del método de profundización de flanco a la vez que elimina los problemas del borde posterior del inserto. Un ángulo de avance de 29 1/2 grados normalmente produce los mejores resultados, pero en la práctica es probable aceptar ángulos entre 25° y 29 1/2° grados.

D. Avance de flanco alternante
Este método alimenta el inserto de una manera alternada a lo largo de los dos flancos de la rosca, utilizando los dos flancos del inserto para formar la rosca. Este método le proporciona una mayor vida a la herramienta por utilizar los dos lados de la nariz del inserto. Sin embargo, en éste método se pueden presentar problemas con el flujo de virutas, que afectan el acabado superficial y la vida de la herramienta. Este método es generalmente utilizado sólo para grandes pasos y para algunas formas de rosca como las Acme y las trapezoidales.

Compensación de holgura de ángulo
Algunos sistemas de insertos para roscar y de portaherramientas proporcionan la habilidad de inclinar el inserto de una manera precisa en la dirección del corte cambiando el ángulo de la hélice. Esta característica proporciona una mayor calidad de rosca porque tiende a prevenir el frotamiento del inserto contra el flanco de esta. También proporciona una mayor vida de la herramienta porque las fuerzas de corte son distribuidas igualmente en toda la longitud del borde de corte.

Un inserto que no es inclinado en esta forma -uno que tienda a mantener el borde de corte paralelo a la línea central de la pieza de trabajo- crea ángulos de holgura diferentes bajo los bordes de ataque y posterior del inserto (Figura 5). Particularmente, con pasos más grandes, esta desigualdad puede hacer que el flanco frote.

Los sistemas ajustables permiten que el ángulo del inserto sea inclinado cambiando la orientación de la cabeza del portaherramientas, generalmente utilizando calzos. El ajuste preciso hace que los bordes principal y posterior del inserto sean equivalentes, asegurando que el desgaste del borde ocurra uniformemente.

Miniaturización y especialización
Se encuentran disponibles herramientas con insertos que permiten el roscado interno de huecos hasta de 0,3" de diámetro. La producción de roscas para estos pequeños orificios por medio del torneado ofrece muchas ventajas. Generalmente, la calidad de la rosca formada es superior y el diseño del inserto permite que las virutas fluyan hacia fuera del orificio con un muy pequeño daño de la rosca. Además, la posibilidad de indexar la herramienta hace que los costos de las herramientas disminuyan.

Acerca del autor

Stuart Palmer Vargus y Mike Kanagowaski

Stuart Palmer es consultor de mercadeo de la firma fabricante de herramientas de corte Vargus Ltd. Mike Kanagowaski es el gerente general de VNE Corp., compañía hermana de Vargus.
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Torno/fresado/rectificado