Promocione sus productos o servicios con nosotros
Junio de 2013 Página 1 de 3

Cómo un centro de mecanizado horizontal puede valer por tres máquinas

Peter Zelinski

TMF CNC Machining cuenta cómo su centro de mecanizado horizontal es tan productivo como tres verticales, en un trabajo de fijadores de tablas para esquiar.

En un trabajo que involucra un conjunto de partes de aluminio para un fabricante de fijaciones de tablas de esquiar, TMF CNC Machining, de Poulsbo, Washington, quería tomar una pérdida calculada. Por casi un año, los costos del taller en este trabajo excedían los ingresos. Eso estaba bien, dicen Dave Poggi, Eric Potts y Chris Wood. Los tres copropietarios de TMF querían seguir con este proyecto porque consideraban que eran las partes ideales para un centro de mecanizado horizontal. Ellos no tenían un HMC (centro de mecanizado horizontal) en ese tiempo, pero sabían que comprarían uno. Por eso, cotizaron ese trabajo como si tuvieran la máquina, solo para ganar la licitación; sin embargo, el taller operó de manera menos eficiente en los verticales hasta el día en que instalaron el HMC.

Ese día llegó a finales de 2011. En noviembre de ese año, el personal de TMF comenzó el entrenamiento en un nuevo horizontal DMG/Mori Seiki NH 4000 DCG. Antes de que el año terminara estaban operándolo en producción diaria. El distribuidor Ellison Technologies había predicho que la máquina podía ser hasta tres veces más productiva que los verticales existentes en el taller, y los copropietarios están de acuerdo en que esa cifra 3:1 fue precisa. De hecho, tienen cifras que lo demuestran. Una de las prácticas que distingue a TMF es un enfoque disciplinado para registrar y analizar el desempeño que ofrecen todos estos procesos de producción.

Precio chino
Esas partes de tablas de esquiar ahora son rentables. Justo antes de que esas partes lo fueran en el HMC, un éxito aún mayor para la máquina involucró componentes de titanio para un cliente de la industria médica que antes se hacían en China. Este cliente luchaba tanto con la calidad de la parte como con el tiempo de entrega, hasta el punto que su producto especializado se retrasó. Como TMF fue entrenado en el nuevo HMC, el taller se preparaba para comenzar este duro trabajo. En lugar de hacer partes del modelo durante el entrenamiento, el personal del taller aprendió a operar el horizontal mecanizando detalles personalizados para tombstones, que serían usados para fijar este trabajo.

Poco después de que el taller comenzó el trabajo, fue capaz de demostrar que podía entregar las partes confiablemente, a un precio menor que el chino. El trabajo de hacer estas partes le fue confiado a TMF y, en un mes, el atraso del cliente se superó. Desde entonces, TMF ha mecanizado partes para este cliente prácticamente a diario.

El punto del precio que le permitió al taller obtener este trabajo fue bajo. Sin embargo, la libertad que ofrece un HMC para alistar varias piezas en un tombstone y ejecutarlas en un solo ciclo, incluso con partes de varios clientes, lo hace un proceso eficiente. Buscar el herramental adecuado hace al proceso aún más eficiente —el taller escogió los portaherramientas Big Plus, de Big Kaiser, y las herramientas de fresado S-Max, de Ingersoll Cutting Tools para desbastar titanio con rapidez—. Recientemente, el ciclo HMC probó ser tan productivo que las ganancias de eficiencia aparte de este ciclo tomaron un significado mayor. Por ejemplo, en lugar de iniciar en un torno para producir blancos de material circulares para este trabajo (un enfoque que el taller consideró inicialmente), TMF corta los blancos con una sierra de banda de W.F. Wells.

Ya que la vida de la cuchilla supera la vida de una herramienta de corte, el aserrado puede operar desatendido por más tiempo. Además, el tamaño reducido remanente, junto con la diferencia en ancho entre la hoja de la sierra y la herramienta de corte, producen notables ahorros de material. Cuando se combina con la eficiencia de los HMC, tales ahorros ayudaron a llevar el precio a un nivel que afectaba la competencia extranjera.

Macro mix
Aunque las partes de titanio pueden ser difíciles de mecanizar, hasta las partes fáciles pueden tardar en producirse de forma eficiente en un centro vertical. Las partes de las tablas de esquiar en aluminio demostraron esto.

Los propietarios de TMF dicen que el cliente, normalmente, pide los cuatro números de parte en iguales cantidades. Pero los VMC (centros de mecanizado vertical) no ofrecían una forma práctica de mecanizar las partes con esta clase de balance. El taller mecanizaría en su lugar 500 de un número de parte, 500 de otro, y así. Eso significaba que el taller tenía que dedicar espacio y recursos a almacenar y monitorear este inventario, y debía mecanizar partes para llenar inventarios en lugar de llenar directamente la necesidad del cliente.

El HMC cambió esta situación. La nueva máquina puede correr con facilidad pequeñas cantidades de números diferentes de parte en un mismo ciclo y cambiar entre diferentes combinaciones de números de parte.

Acerca del autor

Peter Zelinski

Peter Zelinski es editor de proyectos especiales de la revista Modern Machine Shop, del grupo editorial Gardner Publications con sede en Cincinnati, Ohio, E.U.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mecanizado

Documentos relacionados