Promocione sus productos o servicios con nosotros
Noviembre 2018

Cuál es la mejor opción: ¿fibra óptica o láser CO2 para metal?

La opción de láser por fibra óptica brinda un ahorro de energía superior al 70 % y una reducción en costos de funcionamiento mayores al 50 %, frente a un resonador de CO2.

Láser por fibra óptica

El láser por fibra óptica es la tecnología que ha revolucionado la manera de cortar metal, ya que reúne características especiales que lo convierten en el método más rentable de la industria, gracias a sus bajos costos de mantenimiento y extensa vida útil, brindando la velocidad, precisión, confiabilidad y rendimiento que ningún otro método de corte podría lograr.

Láser CO2

Esta tecnología surge en los años 60s como una alternativa a la transformación de los materiales. Funciona con un gas ionizante dentro, para facilitar a la corriente eléctrica la creación de un rayo estable y de baja frecuencia, lo que implica la demanda de grandes cantidades de energía, logrando un corte aceptable en grosores de gran calibre, pero con velocidades limitadas, a costos operativos sumamente altos.

La fuente láser, combinada con el cable de fibra óptica, genera un rayo láser caracterizado por una alta densidad, a diferencia de otros tipos de rayo láser como el CO2. Esto permite obtener altas velocidades de corte (más de 2360 in/min) en materiales con espesores medianos, hasta unos muy delgados, sin sacrificar una alta calidad en el corte y sin importar el espesor del material.

Costos de operación: el láser por fibra óptica es considerado una tecnología que beneficia los tres campos más importantes de la optimización: eléctrica, mantenimiento y operacional.

Operacional: gracias a la propiedad física de alta densidad en el rayo, el corte por fibra óptica brinda una amplia gama de posibilidades de corte en diferentes tipos de metal, que van desde los aceros más duros, hasta metales no ferrosos como el cobre y el latón, que tecnologías como el CO2 les es imposible cortar porque carecen de esta propiedad.

Consumo reducido

El láser por fibra óptica proporciona un ahorro de energía superior al 70 % y una reducción en los costos de funcionamiento mayores al 50 %, en comparación con un resonador de CO2.

Beneficios de cortar metal con láser por fibra óptica

El acabado perfecto: reduce a la mínima expresión las imperfecciones en los cortes, evitando un segundo proceso en tu producción.

Limpieza del corte: obtenga el corte sin residuos de metal y/o escorias, brindándole una disminución en costos de producción.

Multimetales: ciertos métodos están limitados a metales en específico, a diferencia del láser por fibra óptica que cuenta con una versatilidad y calidad en corte para todos los metales.

Cortes complejos: el láser por fibra óptica logra un corte perfecto en diseños de alta complejidad a gran velocidad, que para los demás métodos es imposible lograr.

El láser de fibra óptica integrado con la mejor tecnología internacional

Para SIDECO es importante reunir los mejores elementos mecánicos, electromecánicos y electrónicos a nivel internacional, con el objetivo de garantizar un funcionamiento impecable en sus máquinas y, así, alcanzar los grandes estándares de calidad que sus clientes requieren en sus procesos de producción.

¡Llámenos y pida su cotización, uno de nuestros asesores le apoyará para que elija el equipo que mejor se adapte a sus necesidades!


Categoría de producto:
Máquinas-herramienta para conformado y trabajo de chapa - Lásers, soldadura y otros procesos - Sistemas de corte por láser
Palabras relacionadas:
proveedores de máquinas de corte por plasma-arco, máquinas de corte por plasma-arco, proveedores de sistemas de corte por láser, máquinas de corte por láser para corte de metales, sistema de corte por láser, sistema CNC para corte por láser, fabricantes de equipos de cortes CNC, tecnología láser de fibra óptica, novedades en tecnología para corte de metales, corte de metal, corte de metal por láser, equipos para corte de metal, equipos de Sideco, sistemas de corte por láser de Sideco
Información de origen comercial