Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2019 Página 2 de 3

Economías emergentes impulsarán el mercado de la automatización

Verónica Alcántara

Los procesos de mecanizado se automatizan cada vez más, el reto es integrarlos a los flujos productivos para que las máquinas puedan balancear sus cargas.

Schunk, líder en sistemas de agarre y sujeción, tiene el primer gripper inteligente, el Co-act, certificado a nivel mundial para la colaboración entre personas y robots, avalado por el DGUV Test alemán.

Esto no habría sido posible sin las alianzas estratégicas que la compañía mantiene con prácticamente todas las marcas de robots en el mundo para lograr que ambos equipos se comuniquen sin problemas. Estos dispositivos son compatibles con cobots de Fanuc, Kuka, Comau, Universal Robots y ABB.

“Esta certificación es súper importante porque se puede comprar un robot para un proceso colaborativo, es decir, el cobot va a estar de la mano con un ser humano, pero qué pasa con el sistema de sujeción, si no se tiene un sistema de sujeción colaborativo de igual forma, no se tiene un proceso completo, no se podría certificar un proceso colaborativo porque hace falta un elemento, el gripper, y ese elemento es el que nosotros proveemos”, explica Ángel Valle, gerente de Ventas para México y Latinoamérica de Schunk.

El principal reto es hacer que todo hable el mismo lenguaje y que también puedan hablar un lenguaje de algún sistema ERP para entonces hacer un ciclo completo, cerrado, donde las órdenes que entran por el ERP, lo que se manda producir, una vez que se producen están reflejados en los indicadores reales de la planta productiva”

Luis Carbonell, director adjunto de NC Tech.

Además de estas soluciones, el 95 % del portafolio de sistemas de sujeción de la marca es automatizable, lo que significa que si un taller quiere utilizarlos de forma manual, puede hacerlo, pero si después desea automatizar su proceso, puede utilizar el mismo dispositivo.

Cobots en auge

Actualmente, a decir de Luis Carbonell, si se contemplan todas las operaciones previas a llegar a la máquina, desde el modelo 3D, el código para las estrategias de mecanizado y la comunicación con los sistemas ERP de la compañía, la automatización de procesos de mecanizado a nivel mundial es de 60 %.

“En México, en algunas empresas están bastante retrasados, están las grandes empresas internacionales con un mayor nivel de automatización, pero las pequeñas y medianas empresas maquiladoras o manufactureras apenas llegan a tener el modelo, la estrategia de maquinado y comunicación directa con la máquina, aunque en mi experiencia hay todavía muchos ajustes que hace un operador a pie de máquina”, comenta.

Añade que la automatización a nivel de software, en particular, software CAM es más común porque es posible que desde el diseño se genere un mecanizado más eficiente. Pero a nivel de hardware, considera que uno de los equipos que está cobrando auge en operaciones de maquinado son los cobots, tanto por su flexibilidad y facilidad de programación, como porque su costo es mucho menor que el de un robot industrial.

Hay quienes rechazan que los cobots sean un equipo adecuado para automatizar operaciones de mecanizado, sin embargo, hoy todo tipo de empresas, muchas automotrices, aeroespaciales, de dispositivos médicos y otros sectores, los han integrado con éxito en sus procesos.

“La automotriz en México sigue siendo la industria donde más cobots hemos desplazado por mucho, aproximadamente un 70 % de los cobots han sido desplazados en la industria automotriz, sin embargo, estamos creciendo y expandiéndonos en todas las industrias y la metalmecánica es uno de los mercados verticales que más enfoque estamos teniendo en específico en esta segunda mitad de 2019 y definitivamente en 2020”, afirma Manuel Sordo, general manager Latam de Universal Robots.

Para el directivo, los cobots están en áreas donde antes no era posible tener un robot por temas de espacio, complejidad de programación, costo y seguridad. Los robots colaborativos además de ser una tecnología accesible, tienen otras ventajas.

Sus aplicaciones son diversas, un cobot en un taller metalmecánico puede realizar supervisión de maquinaria, atornillado, montaje, control de calidad, pick & place, soldadura, pruebas y análisis de laboratorio, empaquetado y paletizado, entre otras, y es tan flexible que se le puede pasar de una operación a otra en cuestión de minutos.


Palabras relacionadas:
Mercado de la automatización industrial, Automatización en talleres metalmecánicos, Software de automatización, Cobots y automatización, Análisis del mercado de la automatización industrial, Oportunidades en el mercado de la automatización metalmecánica.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Manufactura avanzada