Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2010 Página 1 de 2

El fresado sigue su evolución

Peter Zelinski

Las mejoras tecnológicas amplían continuamente la gama de herramientas y partes de moldes que justifican el mecanizado de alta velocidad.

Para los fabricantes de moldes y troqueles, la idea de producir partes complejas mediante el mecanizado de alta velocidad como una alternativa al electroerosionado no es nada nuevo. ¿O lo es?

En D1 Mold & Tool, fabricante de moldes para fundición de moldes en Daleville, Indiana, la aplicación de pasadas rápidas y ligeras de fresado en centros de mecanizado de alta velocidad parece ser algo nuevo, ya que las mejoras de capacidad tumban las barreras de este mecanizado una y otra vez.

Por ejemplo, las herramientas de corte continúan cambiando. Los recubrimientos usados en herramientas de fresado de diámetro pequeño son progresivamente mejores. El taller experimenta de manera rutinaria con nuevas herramientas y, cotidianamente, incrementa sus parámetros de corte con base en las mejoras de desempeño que descubre.

Las capacidades CAD/CAM también están mejorando. La última versión de Mastercam que el taller usa incluye un modelamiento de la interferencia con el portaherramientas. Esto puede parecer una mejora pequeña, pero ha permitido que el taller aplique herramientas cortas y rígidas, con más agresividad, cuando fresa a profundidad en cavidades de moldes de acero duro.

Las mejoras continuas, resultado de cambios como estos, afectan el cálculo del mecanizado de alta velocidad. En este taller, un trabajo apropiado para el mecanizado de alta velocidad es un molde que puede producirse en un turno desatendido de ocho horas en un centro de mecanizado, en oposición a las 10 horas, o más, que podrían requerirse para fresar un electrodo y quemar la parte mediante electroerosión. Con el mejoramiento del desempeño del fresado en el taller, la gama de trabajos que puede completarse en esta ventana de tiempos de ciclo razonables continúa creciendo y el límite del pensamiento del taller sobre cuándo usar mecanizado de alta velocidad se mantiene cambiante.

Herramientas pequeñas
Tony Dungan ha incrementado el uso del fresado de alta velocidad como una alternativa a la electroerosión desde que fundó el taller en 2002. D1 comenzó con una máquina electroerosionadora de carnero y un centro de mecanizado para fresar los electrodos de grafito. Ahora, la máquina más usada en el taller es un centro de mecanizado vertical, VMC S56, de Makino, con un husillo de 20.000 rpm. Normalmente, este VMC corta moldes de metal duro en la noche y fresa características complejas con herramientas tan pequeñas de hasta 0.020” de diámetro. Utilizan continuamente dos centros de mecanizado YCM con velocidades de husillo de 15.000 rpm y 12.000 rpm, por lo general operando durante toda la noche, con herramental pequeño.

El tamaño de las herramientas de corte es la razón por la cual la velocidad resulta esencial. En lugar de hacer la parte con un electrodo de electroerosión, unas cortas pasadas de fresado y de largo producen los detalles intrincados de la parte y superficies suaves. Las pasadas de largo del patrón de herramientas son tan pequeñas que el número de pasos discretos es muy grande. Con tantas pasadas, el ciclo de mecanizado resulta largo, incluso cuando la tasa de avance es rápida. Así, sólo una muy elevada tasa de avance –con una alta velocidad de husillo–posibilita mecanizar una forma compleja lo suficientemente rápido para que las horas nocturnas (más unas pocas horas diurnas) sean suficientes para completar la parte.

Dungan apunta a otros componentes del proceso que él también ve como esenciales para el uso de pequeñas herramientas en el taller. Uno de estos es la sujeción de herramientas por ajuste de compresión –la forma más confiable para él, de lograr una sujeción estable y con baja desalineación de la herramienta–. Otro es la medición con láser de la herramienta. Todos los centros de mecanizado en D1 tienen dispositivos de ajuste de la herramienta láser Blum, que le permiten a cada máquina medir rápidamente la longitud de la herramienta y las distancias de diámetro, mientras la herramienta opera a su velocidad de husillo completa.

Dungan resalta que esta inspección de herramientas con láser también es útil para herramientas de tamaño estándar, particularmente cuando se trata de fresar superficies suaves y planas. Actualizando regularmente una separación de la longitud de la herramienta por medio del láser, la máquina puede adaptarse a pequeños cambios que resultan de las diferencias de temperatura en el taller. De esta forma, el ciclo puede evitar, de manera automática, dejar un pequeño paso entre las pasadas de fresado, que luego tendría que rectificarse a mano.

Ventaja del portaherramientas
Otro recurso útil para herramientas pequeñas es la característica de interferencia de portaherramientas de Mastercam, dice Randy Walker, programador de CN del taller.

Acerca del autor

Peter Zelinski

Es editor de proyectos especiales de la revista Modern Machine Shop, del grupo editorial Gardner Publications con sede en Cincinnati, Ohio, E.U.
x
OSCAR
24 de junio de 2017 a las 13:14

cuantas rpm como minimo debe de tener tu VMC para poder maquinar grafito


Sección patrocinada por

Otras noticias de Torno/fresado/rectificado

Documentos relacionados