Promocione sus productos o servicios con nosotros
Noviembre de 2018 Página 1 de 3

En manufactura aditiva, el metal sigue creciendo

Verónica Alcántara

Este proceso se ha convertido en un método ideal para la fabricación de prototipos.Su crecimiento lo está posicionando como una técnica de fabricación complementaria.

Ha superado la parte experimental para convertirse en un método ideal para la generación de prototipos. De ahí, su crecimiento ha seguido para considerarse como un proceso de fabricación complementario para tecnologías sustractivas. El siguiente paso, la producción a partir de diseños disruptivos. La realidad de la manufactura 3D nos está alcanzando.

 

Existe hoy un interés creciente por el uso de manufactura aditiva en metal para aplicaciones automotrices, aeronáuticas, médicas, industriales y de transporte, debido a la libertad de diseño complejo, mayor grado de personalización y mejor utilización del material en comparación con la manufactura tradicional.

Las proyecciones actuales sugieren que el mercado de la manufactura aditiva o impresión 3D, que asciende a USD 7,3 mil millones, continuará superando a las tecnologías de manufactura tradicionales como el moldeo por inyección y el mecanizado CNC, en particular. Según el Wholers Report 2018 hay un aumento significativo en la manufactura aditiva metálica este año con un sólido crecimiento.

De acuerdo con este informe, en 2017 se vendieron aproximadamente 1,768 sistemas de manufactura aditiva de metal, en comparación con 983 sistemas en 2016, es decir, hubo un aumento en ventas de casi 80 %.

Los analistas de Wholers, que han dado seguimiento al mercado de la impresión 3D desde hace 30 años, consideran que el dramático aumento en la adquisición de sistemas de manufactura aditiva en metal entre 2016 y 2017 se debe a que se ha mejorado el proceso y la calidad de producción, así como el mercado de materiales metálicos, que en 2016 creció 16 %, gracias a que introdujo nuevas opciones para materiales que eran imposibles utilizando métodos convencionales de producción.

Si bien en la mayoría de los casos la impresión 3D no es una panacea que reduce automáticamente el costo de las piezas fabricadas, el hecho es que ofrece beneficios como la amplia gama de materiales (acero inoxidable, aluminio, titanio, inconel, cromo-cobalto, acero maraging, aleación de aluminio), la reducción significativa del peso parcial, la producción de formas libres y la eliminación de accesorios y herramientas, aunque todavía existen varios desafíos.

Las proyecciones actuales sugieren que el mercado de la manufactura aditiva o impresión 3D, que asciende a USD 7,3 mil millones, continuará superando a las tecnologías de manufactura tradicionales como el moldeo por inyección y el mecanizado CNC, en particular. Según el Wholers Report 2018 hay un aumento significativo en la manufactura aditiva metálica este año con un sólido crecimiento.

Algunos de esos retos tienen que ver con que las piezas fabricadas en manufactura aditiva presentan superficies desiguales y rugosas, y tolerancias dimensionales inexactas, lo que junto con los altos costos de inversión para la adquisición de máquinas 3D, costos operativos y materiales, representan obstáculos para la adopción de esta tecnología para la mayoría de las empresas.

Sin embargo, estos inconvenientes no han inhibido los esfuerzos para aprovechar sus beneficios, y ahora se combina con las capacidades probadas de los procesos de producción existentes como el mecanizado. De ahí que, para los especialistas, la manufactura aditiva y el mecanizado se volverán dos partes rutinarias de la producción debido a que ambos van de la mano porque cada pieza crítica hecha aditivamente debe ser una parte de precisión, con tolerancias que solo el mecanizado puede lograr.

Así que, al menos por el momento, la manufactura aditiva está vinculada a los procesos de fabricación tradicionales, porque juntos pueden funcionar adecuadamente para cumplir con las especificaciones requeridas.

"Habrá proyectos donde la manufactura aditiva va a ser la solución ideal para cierto tipo de piezas; otros donde la manufactura tradicional sustractiva siga siendo la ideal y otros donde se tenga que aplicar las dos (…) De hecho, habrá piezas que al momento de optimizar para peso o resistencia, el diseño no se pueda fabricar por métodos tradicionales y solo se puedan hacer mediante manufactura aditiva", explica Roberto F. Jacobus, director general de Industrias Viwa, fabricante de maquinaria para la industria metalmecánica.

Evolución de la manufactura aditiva en metal

Con al menos 30 años de evolución, la manufactura aditiva —que comenzó con la impresión 3D de plásticos— ha ido mejorando sus procesos hasta llegar a la manufactura aditiva en metal que a su vez ha ido de más en más con el desarrollo de nuevas capacidades.

"En lo que ha evolucionado la manufactura aditiva al día de hoy es en los métodos de inspección o de monitoreo de la construcción de las partes, por ejemplo el sistema que monitorea la capa de cada impresión, extrae la capa 2D de cada impresión y conforme va recolectando capa tras capa se puede estar revisando cómo va quedando la pieza, si se está deformando o no se está deformando", comenta Salomé Sánchez, ingeniera de Manufactura Aditiva de Renishaw.


Palabras relacionadas:
Manufactura aditiva, impresión en 3D, usos industriales de la manufactura aditiva, aplicaciones de manufactura aditiva en distintos metales, futuro de la manufactura aditiva, manufactura aditiva para diseños complejos, ventajas de utilizar manufactura aditiva para fabricación de piezas, manufactura aditiva y el mecanizado tradicional, máquinas híbridas para industria metalmecánica, evolución de la manufactura aditiva, empresas que fabrican piezas con manufactura aditiva

Acerca del autor

Verónica Alcántara

Verónica Alcántara

Periodista egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México con 10 años de experiencia en medios especializados.
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Manufactura avanzada

Documentos relacionados