Promocione sus productos o servicios con nosotros
Noviembre de 2018 Página 3 de 3

En manufactura aditiva, el metal sigue creciendo

Verónica Alcántara

Este proceso se ha convertido en un método ideal para la fabricación de prototipos.Su crecimiento lo está posicionando como una técnica de fabricación complementaria.

"Habrá procesos en que no se ocupe un remaquinado o un rectificado, así como llegue la pieza de la manufactura aditiva se va a poder utilizar, pero la mayor parte de las piezas cuando salen de la manufactura aditiva llevan algún rectificado, un acabado de precisión o un maquinado", comenta Salomé Sánchez, de Renishaw.

En México, la adopción de la manufactura aditiva en metal ha sido lenta y la mayoría de las máquinas que se han vendido en el país han sido para centros de investigación o universidades. Hay pocos casos como el de Katcon que adquirió una máquina AM250 de Renishaw para fabricación de herramentales y están experimentando con otros componentes.

Por su parte, Viwa que cuenta con una máquina híbrida que incluye manufactura aditiva y centro de maquinado, está trabajando con empresas establecidas en el país para desarrollar para ellos máquinas híbridas con manufactura aditiva y torno o robot, dependiendo de las necesidades de producción que tengan y esperan concretar estos proyectos en 2019.

La manufactura aditiva —detalla Jacobus— engloba muchas tecnologías diferentes, y dependiendo del resultado que se busque se puede utilizar cama de polvo y ahí hacer fusión o sinterizado; o si se tiene sinterizado, luego se requieren procesos adicionales para que la pieza no tenga porosidad; de modo que el proceso se tiene que enfocar a la pieza final, si se requiere alta resistencia lo mejor es el proceso de fusión; si lo que se busca es la reducción de peso o abaratar el proceso, convendría el sinterizado con otros procesos de horneado y de reducción de porosidad.

"Finalmente, por ejemplo, el depósito de metal mediante láser tiene una aplicación que puede ser muy directa para mejorar propiedades de piezas, entonces hacer depósitos, recubrimientos, lo que es el laser cladding, donde se van a mejorar las propiedades superficiales de la pieza, esa puede ser una buena solución donde mezcles maquinado y manufactura aditiva", asegura el directivo de Viwa.

Diseño disruptivo

Lo importante es que para incorporar la manufactura aditiva en empresas metalmecánicas se debe tener como prioridad desarrollar capacidades de diseño, porque si se quiere imprimir una pieza en 3D se tienen que considerar los puntos fuertes del proceso, como la libertad geométrica, la electrónica integrada y las capacidades de múltiples materiales.

Salomé Sánchez menciona que una pieza para manufactura aditiva no se puede producir a partir del diseño tradicional para un centro de maquinado, por lo que se necesita desarrollar capacidades de diseño para impresión 3D.

"Lo importante de la manufactura aditiva es rediseñar, el hacer que una pieza que haga las mismas funciones de la pieza con un maquinado tradicional, pero con un rediseño para quitarle peso, para usar menos material, hacer un diseño topológico, un diseño que aligere la pieza, que al final de cuentas te va a ser la misma función de una pieza sólida", advierte.

Juan Carlos Miralles, de Stratasys, comparte esa posición: una gran transformación que trae consigo la manufactura aditiva es la capacidad para diseñar piezas complejas, y actualmente la mayoría de los software de diseño CAD están basados en la manufactura sustractiva y eso limita el diseño.

"En el futuro cercano vamos a empezar a ver el proceso de transformación del diseño de piezas, tanto en la parte del software de diseño como de la forma de hacer el producto, de manufacturarlo, e incluso, este cambio también afectaría mucho la forma en que hoy los ingenieros diseñan un producto, porque esto cambia la forma de diseñar y, posiblemente, la forma de producir la pieza. Es un cambio que arranca desde la cabeza del diseñador, desde quien está diseñando esa pieza", afirma.

En definitiva, la manufactura aditiva no reemplazará los procesos de fabricación tradicionales; sin embargo, habrá aplicaciones cada vez mayores de manufactura aditiva en la producción de piezas metálicas de bajo volumen y alto valor gracias a la mejora de las capacidades de procesamiento y la libertad de diseño complejo, pero irán acompañadas con postprocesos secundarios tradicionales como el mecanizado, rectificado, tratamiento térmico y prensado isostático en caliente, es decir, será una manufactura híbrida para lograr las geometrías y tolerancias, acabados superficiales y propiedades mecánicas deseadas.

Fin.

Palabras relacionadas:
Manufactura aditiva, impresión en 3D, usos industriales de la manufactura aditiva, aplicaciones de manufactura aditiva en distintos metales, futuro de la manufactura aditiva, manufactura aditiva para diseños complejos, ventajas de utilizar manufactura aditiva para fabricación de piezas, manufactura aditiva y el mecanizado tradicional, máquinas híbridas para industria metalmecánica, evolución de la manufactura aditiva, empresas que fabrican piezas con manufactura aditiva

Acerca del autor

Verónica Alcántara

Verónica Alcántara

Periodista egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México con 10 años de experiencia en medios especializados.
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Manufactura avanzada

Documentos relacionados