Promocione sus productos o servicios con nosotros
Julio de 2019 Página 2 de 3

Financiamiento para adquisición de maquinaria

Verónica Alcántara

En México existen opciones para adquirir maquinaria mediante diversas instituciones financieras, pero los requisitos son inalcanzables para muchas empresas.

Algunas de las características que, en su opinión, la banca debería tomar en cuenta a la hora de dar un crédito a una empresa o taller metalmecánico es que una máquina herramienta tiene una vida útil con buen nivel de desempeño, es decir, se trata de una inversión sólida.

Una máquina de este tipo es una fuente de empleo bien remunerado, ya que un especialista en maquinado CNC, posee un buen ingreso, incluso, los equipos están hechos para trabajar dos o tres turnos, por lo que le van a dar empleo a dos o tres personas al día.

“Entonces, para la banca, una máquina herramienta no debe ser como un instrumento de trabajo que se va a parar después de ocho horas de operación, puede producir tanto en dos o tres turnos que realmente bajo un buen plan de trabajo y un buen esquema de financiamiento, una máquina CNC siempre garantiza el pago”, afirma Ricardo Crespo. Para Bernd Sonnenstuhl, vicepresidente de la Asociación para Tecnología, Manufactura y Soluciones (ATMS) y consultor técnico de Prometal Querétaro, el problema del financiamiento para maquinaria es que aún con contratos y pagarés firmados, en México existe una gran inseguridad jurídica que aumenta el riesgo de cualquier crédito.

En su opinión, también es necesario entender la posición de la banca o de quien otorga un crédito, pues además de la inseguridad jurídica, el costo de recuperar una máquina es alto, por lo que el costo del financiamiento también es alto.

Al final la opción más recurrida en el sector es que el distribuidor les apoye, y es lo que en parte ha permitido el crecimiento de esta industria en el país, pese a el escenario poco alentador en materia de crédito para nueva tecnología.

“Nosotros sí financiamos, no a largo plazo, a lo mejor financiamiento no es la palabra correcta, son pagos diferidos, seis meses o algo así, un año, porque no podemos más, no somos un banco, y también depende del costo de la máquina, hay máquinas de 50,000 dólares y hay máquinas de 500,000 dólares y nosotros no tenemos la capacidad de financiar esto”, añade.

Otro inconveniente de los créditos existentes, de acuerdo con Salvador Icazbalceta, gerente general de Heller Machine Tools México, es el tiempo que se tardan en procesar una solicitud para financiamiento, lo que evita que en industrias como la automotriz, donde los proyectos pueden surgir de un momento a otro, las empresas nacionales queden fuera por no poder adquirir una máquina en el momento adecuado.

La consecuencia inmediata de la falta de alternativas de crédito es que las empresas, sobre todo pymes, ven reducidas sus oportunidades para crecer y tomar proyectos de mayor exigencia tecnológica, lo que obviamente repercute en el desarrollo industrial del país.

“El problema es que las empresas se van a quedar donde están, no pueden avanzar al siguiente nivel porque no tienen la inversión para comprar los equipos con diferentes propósitos, diferentes características. Hay equipos de medio volumen de producción, otros de alto, entonces los contratos que tomen van a depender del equipo que ellos tienen”, advierte el directivo de Heller. En estas circunstancias muchas empresas se ven obligadas a comprar máquinas de importación usadas, pero como menciona Bernd Sonnenstuhl, en la evolución tecnológica que se vive hoy en día, una máquina de más de 10 años ya se podría considerar obsoleta, y lo lamentable es que si una empresa necesita un equipo, cada vez más lo elige no por la calidad del mismo, sino por el precio y condiciones de venta.

Así, mientras los créditos de la banca privada son casi inalcanzables, en el sector poco se sabe del papel de Nafin o Bancomext en el financiamiento para adquisición de maquinaria, menos se conoce a alguna empresa que haya logrado obtener un crédito mediante esta vía, y la promesa del nuevo gobierno de apoyar decididamente a las pymes a través de fi nanciamiento público aún es poco clara.

Retos

El primer trimestre de este año no ha sido positivo para la venta de maquinaria en el país, la incertidumbre por la entrada del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, cuyo plan es cambiar el modelo económico, persiste en la mayoría de la industria del país. Salvador Icazbalceta considera que lo primero debería ser dar estabilidad al país para que las empresas y la banca estén dispuestas a invertir, y lo segundo es hacer que los bancos sean coinversionistas de las empresas. “Los bancos deben ser más coinversionistas con la industria, tomar riesgos parejos, intereses bajos, préstamos a largo plazo, disminuir sus requisitos porque a veces para conseguir un financiamiento piden una infi nidad de documentación, requisitos, avales y muchas veces las empresas ven muy burocrático todo ese tipo de requisitos”, asegura.


Palabras relacionadas:
Desarrollo industrial de México, cómo adquirir maquinaria nueva en México, préstamos para pequeñas empresas industriales en México, crédito bancario para pequeñas empresas en México, distribuidores de maquinaria en México, financiación maquinaria nueva para pymes, industria metalmecánica mexicana.

Acerca del autor

Verónica Alcántara

Verónica Alcántara

Periodista egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México con 10 años de experiencia en medios especializados.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mecanizado

Documentos relacionados