Promocione sus productos o servicios con nosotros
Diciembre de 2017 Página 1 de 4

¿Hacia dónde se dirigirán las inversiones de la industria metalmecánica latinoamericana en 2018?

Ángela Andrea Castro

Incertidumbre por renegociación del TLCAN, desaceleración de ciertas economías en el sur de América, entre otros factores, podrían afectar las inversiones en 2018.

Como cada año, preparamos para usted el informe especial de intención de compra para el mercado latinoamericano de máquinas herramienta. Este año es particularmente interesante pues, tal como lo advierte la autora, factores como el escenario de incertidumbre generado por la renegociación del TLCAN y la desaceleración de algunas economías en el sur del continente, podrían afectar el ánimo de compra. Lo invitamos a leer este interesante comparativo entre los escenarios macroeconómicos y lo que, a la luz de nuestras encuestas, los industriales tienen en sus planes de producción y de adquisiciones.

Bien lo dijo el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su perspectiva económica para Las Américas publicada en octubre de este año: América Latina está en movimiento, pero a baja velocidad. Si el inicio de 2017 estuvo marcado, en el norte de la región, por la incertidumbre que trajo el recién posesionado presidente Donald Trump a la relación comercial entre México y Estados Unidos y, en el sur, por la desaceleración de economías tradicionalmente sólidas como las de Argentina y Brasil; el año 2018 promete cambios económicos y políticos aún más profundos que, sin duda, se reflejarán en las decisiones de compra y proyección de la industria metalmecánica.

Según el mencionado informe del FMI, la región sigue avanzando hacia una recuperación que se sustenta en la reactivación de la economía mundial y en el nuevo aire que están tomando los países latinoamericanos que venían en recesión. Así, el organismo internacional proyecta que el crecimiento de la economía en América Latina sea de 1,2% al finalizar 2017 y de y 1,9% en 2018.

“Tras registrar un crecimiento decepcionante en los últimos años, la actividad económica de América Latina y el Caribe sigue apuntando hacia una recuperación gradual en 2017–18 (…) La demanda interna está recuperándose paulatinamente, mientras que la contribución de las exportaciones netas al crecimiento está disminuyendo a medida que las importaciones reales aumentan con la mayor demanda interna”, indica este documento.

Para que se cumpla esta proyección, América Latina deberá superar diversos retos en 2018. El primero de ellos tiene que ver con las elecciones legislativas y presidenciales que se realizarán en varios países de la región, como México, Colombia, Brasil, Costa Rica y Venezuela y que, sin duda, generarán una incertidumbre económica que se evidenciará en el destino y cantidad de inversiones que los empresarios planeen realizar.

El segundo de los retos está relacionado con el movimiento migratorio. De acuerdo con el FMI, la restricción de los flujos de inmigración o la aplicación de políticas de deportación más estrictas reducirían las remesas a ciertas partes de la región, “las cuales han sido muy útiles para amortiguar el impacto de los shocks económicos”. A su vez, la masiva llegada de migrantes venezolanos a países como Brasil y Colombia está reconfigurando el mercado laboral, principalmente en los sectores productivos que demandan mano de obra calificada y a bajo costo.

Por último —y a raíz de las catástrofes naturales que afectaron principalmente a Latinoamérica en 2017 y al pronóstico del FMI que advierte que estas aumenten en frecuencia y magnitud por causa del cambio climático— se tiene contemplado que los costos de recuperación relacionados con los desastres naturales acontecidos en 2017 aumenten la presión sobre la balanza de pagos y las posiciones fiscales el próximo año.

¿Qué esperar para 2018?: hablan los gremios

En 2017, y según el FMI, la actividad económica en México mantuvo su ímpetu “pese a la incertidumbre acerca de las futuras relaciones comerciales con Estados Unidos, un descenso en la producción de petróleo y políticas monetarias y fiscales relativamente restrictivas” y por eso se estima que esta economía crezca 2,1%. Para 2018, el cumplimiento de las proyecciones será determinado por el resultado de las negociaciones del TLCAN y las elecciones presidenciales por lo cual, se prevé una desaceleración de 1,9% en el crecimiento.

El ingeniero José Antonio Méndez, presidente del sector de las industrias metalmecánicas en la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación de México (Canacintra) —en entrevista con Metalmecánica Internacional— manifestó que respecto al TLCAN la prioridad es saber si México permanecerá o no en él. El Presidente Trump lo único que quiere es aumentar los aranceles para los productos derivados del acero, lo que en el caso del sector metalmecánico redundaría en que estos no sean competitivos, no solo para nuestras empresas sino también para las mismas empresas de ellos aquí instaladas (…) esto provocaría, si no se frena, una avalancha de desempleo, por el orden de un millón de plazas, lo que sería catastrófico”, indicó.


Palabras relacionadas:
Encuesta anual Metalmecánica Internacional, resultados de encuesta de satisfacción de compra de Metalmecánica Internacional, expectativa del sector metalmecánico para 2018, impacto del TLCAN en economía de 2018, inversiones de la industria metalmecánica en 2018, eventos para la industria metalmecánica en 2018.

Acerca del autor

Ángela Andrea Castro

Editora de Metalmecánica Internacional
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Metrología e inspección

Documentos relacionados