Promocione sus productos o servicios con nosotros
Junio de 2018 Página 1 de 2

IATF 16949/2016: además de requisito, herramienta automotriz para la resiliencia de las empresas

Ricardo Contreras Derbez, instructor de BSI

Las empresas automotrices ya han empezado a implementar las nuevas condiciones establecidas en el estándar de gestión de calidad de la industria: IATF 16949:2016.

A partir de 2016, las empresas del sector automotor debieron comenzar las adecuaciones pertinentes para migrar a la más reciente versión del estándar de gestión de calidad para la industria: IATF 16949:2016 que sustituye al ISO/TS 16949:2009.  El 14 de septiembre de 2018 las empresas deberán haber cerrado la migración a la nueva certificación para seguir en el mercado.

Esta versión del estándar permite a las organizaciones mejorar continuamente su Sistema de Gestión de Calidad (SGC) y dar respuesta a los retos que se han generado en las cadenas de suministro y el mercado global competitivo de la industria automotriz. El IATF 16949:2016 no es un estándar independiente de gestión de la calidad, sino que se implementa como un suplemento de/y en conjunto con ISO 9001:2015.

México es uno de los proveedores de partes más importantes a nivel mundial: hace columnas de la dirección asistidas, mangueras, radios, sistemas de ensamble, arneses, aires acondicionados, transmisiones, chasises, bolsas de aire, por lo que las empresas vinculadas a este sector, deben conocer estos cambios e impulsar su transición.

Es relevante considerar el entorno internacional cada vez más complejo en el cual se desenvuelven las organizaciones de esta industria. El reto es no permitir que empresas extranjeras lleguen e invadan; y es que, si no puede tomar en cuenta a sus clientes, alguien lo va a hacer por usted.

IATF 16949:2016 permite a las empresas integrarse con otros estándares de sistemas de gestión, llevar la calidad y la mejora continua al corazón de la organización e incrementar la participación del equipo de directivos.

Es decir:

  • Facilita la mejora continua. La evaluación regular asegura el monitoreo y la mejora de los procesos de manera continua.
  • Incrementa las oportunidades de mercado. Es posible demostrar a los clientes los excelentes niveles de seguridad, confiabilidad y rastreabilidad a lo largo de toda la cadena de suministro.
  • Mejora en la eficiencia. Genera ahorros sustantivos de tiempo, dinero y recursos.
  • Asegura el cumplimiento. El sistema cuenta con el soporte de las autoridades regulatorias y mitiga sus riesgos.
  • Motiva, compromete e involucra al personal. Promete procesos internos más eficientes y un mayor énfasis en el conocimiento.
  • Ayuda en la comercialización. Ello debido a que la certificación, acorde con este estándar, es obligatoria para los proveedores de la mayoría de los fabricantes de equipo original en la industria automotriz.

El punto de partida de la nueva versión es identificar las partes internas y externas, y las cuestiones que afecten el Sistema de Gestión de Calidad (SGC). Esto es la correcta implementación que implica un eficiente control de los procesos. 

Al proporcionar un enfoque integrado en la gestión organizacional, se puede mejorar la habilidad de satisfacción a los clientes. Es necesario tener los procesos de la operación controlados desde los requerimientos del cliente hasta la entrega. Es decir, evaluar el desempeño y hacer acciones de corrección y mejora constantes.

En todo esto se incorporan, además de la Estructura de Alto Nivel (Anexo SL) y el estándar ISO 9001:2015, nuevas definiciones y requisitos innovadores relacionados con refacciones falsificadas, la seguridad del producto, el comportamiento ético, los factores humanos, la gestión de datos o la obsolescencia, al igual que la especificación de ciertos requisitos de documentación.

Esta “Estructura de Alto Nivel” aporta grandes beneficios a la integración de sistemas de gestión, el hecho de compartir una misma configuración del texto normativo ahorra tiempo y recursos a la hora de llevarla a cabo.

Dentro de la nueva estructura podemos encontrar una diferencia notable respecto a todos los sistemas de gestión planteados hasta el momento, concretamente en el apartado 10 “Mejora”, el ISO 9001:2015  deja de tratar el término acciones preventivas, adelantando su tratamiento al nuevo apartado 6 “Planificación” con la finalidad de obtener una mayor amplitud e importancia en cuanto al proceso para la planificación del riesgo y oportunidades, aunque debemos destacar que en el  IATF 16949 se mantienen las acciones preventivas como un requisito.

Un tema que vale la pena destacar de esta norma es el liderazgo, enfocado hacia los procesos de su organización, midiendo la eficacia y la eficiencia; se requiere que los directivos tengan una función más activa en el SGC para asegurar su implementación, integración, comunicación y mantenimiento este punto se enfatiza en el IATF 16949 5.1.1.3 al requerir que la alta dirección debe designar dueños de proceso que sean responsables de gestionar los procesos de la organización y sus salidas relacionadas.


Palabras relacionadas:
IATF 16949:2016, Sistema de Gestión de Calidad, indsutria automotriz, SGC, cadenas de suministro, industria automotriz, estructura de alto nivel anexo, ISO 9001:2015, mercado automotor, estándares de calidad, noticias BSI.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Actualidad industrial

Documentos relacionados