Promocione sus productos o servicios con nosotros
Junio de 2018 Página 1 de 2

Identificación de herramientas en Volkswagen

Este es un estudio de caso sobre cómo Volkswagen logró hacer del manejo de herramientas un proceso más rápido, más simple y más confiable gracias a un sistema RFID.

En un proyecto piloto en la planta de motores de Volkswagen, en Salzgitter, se equipó una de las líneas de producción flexible con codificación digital, utilizando sistemas RFID de Balluff, con la intención de reducir los tiempos de cambios y hacer el manejo de herramientas más rápido, más simple y más confiable.

Fabricantes de automóviles como Volkswagen aseguran su competitividad con productos atractivos y de alta calidad, con innovación en las técnicas de producción y manejando los costos. Aunque al mismo tiempo, han ido cambiando los deseos y necesidades de los clientes —y especialmente ahora que ha incrementado la saturación del mercado— también ha crecido la demanda de una mayor diversificación de productos, lo que para el cliente significa una gama más amplia de variantes y mayor innovación.

Esto resulta en cantidades de producción más pequeñas por variante, en lugar de mayores o las mismas cantidades. Es por esta razón que se decidió en la planta de motores de Volkswagen, en Salzgitter, cambiar el concepto de máquinas de especialidad y sistemas de transferencia, a centros de maquinado flexibles.

Considerando el alto número de cambios en herramientas de corte que necesitaban en los centros de maquinado, se hizo evidente encontrar una solución que pudiera reducir los tiempos de cambios.

Por ejemplo, en una de sus líneas de producción en la que se mecanizan los motores de 1,6 y 2,0 litros, se ve cómo se puede hacer el manejo de la herramienta de forma más rápida, sencilla y confiable. Estas líneas de producción se dividen en varias secuencias de trabajo, de las cuales se seleccionó uno de los procesos más complejos para comenzar un proyecto piloto con identificación de herramientas usando RFID industrial (Identificación por Radio Frecuencia).

Esta etapa consiste en ocho centros de mecanizado de doble husillo para diversas operaciones de perforación, fresado y corte a alta velocidad. En esta área, alrededor de 800 herramientas se mantienen listas en los almacenes; sin embargo, en total, la línea de producción incluye alrededor de 3000 herramientas que transportan un tag (transporte de datos), de Balluff, en 16 centros de mecanizado. Dado que el hierro fundido se mecaniza aquí y existen estrictas políticas de calidad con el acabado superficial, los cambios de herramientas son relativamente frecuentes.

Los ingenieros de planeación de VW comentan que hay más de 200 cambios de ciclos por mes solamente en esta etapa. Se estima que el tiempo requerido para intercambiar las herramientas en las máquinas e incluir los parámetros necesarios en el controlador de la máquina es alrededor de 30 o más horas hombre por mes. Esto incluye el retiro de las herramientas de las máquinas e ingresar manualmente la vida útil de la herramienta, por ejemplo, en las respectivas tarjetas de identificación de las mismas. La intención era reemplazar las tarjetas habituales con tags de RFID en los portaherramientas para eliminar la entrada manual de los datos de la herramienta en el controlador de la máquina. Esto también tiene la ventaja de evitar errores de entrada al sustituir el intercambio de herramientas. Todos los datos relevantes para la herramienta se almacenan en los tags de RFID en su totalidad, sin errores e inequívocamente.

Obtención de información sin papel

El sistema Tool-ID, de Balluff, se utilizó para actualizar la codificación de herramientas digitales en el área de producción existente (las herramientas de corte), así como en los centros de mecanizado y presetters respectivos. Este paquete representa la interfaz ideal entre preajustes y controladores de máquina. Consiste esencialmente en los tags de RFID instalados de manera permanente en los portaherramientas, y los cabezales de lectura/escritura integrados en las máquinas y presetters.

Con el software incluido, el sistema Tool-ID es compatible con todas las tecnologías de uso común y también se puede integrar fácilmente en los controladores. Cada herramienta se detecta conforme se mide en el presetter y los datos completos de la misma se escriben sin contacto en el tag de RFID, en el respectivo portaherramientas. Cuando una herramienta llega a la máquina para ser cambiada, simplemente se coloca afuera en una estación de lectura para enviar sus datos al controlador de la máquina. Otro cabezal de lectura/escritura en el almacén de herramientas vincula estos datos al respectivo espacio en almacén. Aquí también se escriben datos como los tiempos de ejecución. El sistema Tool-ID simplifica considerablemente y acelera los cambios frecuentes de herramienta. Cada herramienta se identifica de manera confiable y rastreable. Esto simplifica la administración de la herramienta y crea el requisito previo para una utilización óptima de esta.


Palabras relacionadas:
Estudio de caso Volkswagen, manejo de herramientas Volkswagen, estudio de caso RFID, identificación por radiofrecuencia industrial, sistema Tool-ID, desarrollos de Balluf, tags de RFID portaherramientas, manejo de datos herramienta, novedades de Balluf, novedades de Volkswagen, desarrollos de Volkswagen.
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Sistemas y software

Documentos relacionados