Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2018 Página 1 de 2

Industria 5.0: el toque humano vuelve a la manufactura

Verónica Alcántara

Esben Østergaard, confundador de Universal Robots, explica cómo los 'cobots' han contribuido más a la automatización que los robots tradicionales.

Para el danés Esben Østergaard, desarrollador de los primeros cobots del mundo y hoy CTO y cofundador de Universal Robots, el siguiente paso en la manufactura es, lo que él ha llamado, la Industria 5.0, que significa devolver el valor humano a la producción, pues en su experiencia la combinación de hombre y máquina genera mayor eficiencia que solo hombres o solo máquinas.

La personalización masiva que ha sido habilitada por la Industria 4.0 ya no es suficiente, a decir del directivo, pues los consumidores ahora quieren más, y esto sólo será posible con la colaboración hombre y robot, hombre y máquina.

Actualmente la gente quiere diferenciarse y ser vista como única, expresarse a través de sus elecciones, incluidas sus elecciones de compra, y este deseo de personalización masiva forma el motor psicológico y cultural detrás de la Industria 5.0, que implica el uso de tecnología para devolver el valor humano a la manufactura.

Todos queremos nuevos servicios y las máquinas no pueden darlo, creo que se nos ha olvidado al hablar de los robots que la siguiente ola de trabajo es que el hombre y la máquina funcionen juntos, y se trata de facultar a la gente, no se trata de las máquinas, se trata de la gente, la gente es la que aporta el valor”, destacó Esben Østergaard durante su participación en la ceremonia de entrega del ‘Cobot – Edición Dorada’, en México.

Los robots –dijo en su mensaje– no saben lo que quieren los consumidores, los robots solo saben hacer algo de una manera consistente, pero un robot nunca va a saber qué producto debe ser optimizado ni cómo mejorar la producción.

Por otro lado, no basta con tener cientos de empleados en el piso de producción, sino que se necesitan robots para poder alcanzar la alta calidad y hacer frente a las exigencias de entregas más rápidas, ciclos de vida más cortos, y una alta flexibilidad en los procesos de producción.

Anteriormente el paradigma era que el robot trabajaba sin interacción humana y ahora esto ha cambiado hacia tener una interacción frecuente. El nuevo paradigma nos dice que hay que mezclar a las personas con el robot porque es la única manera en que se logra esa flexibilidad”, comentó Østergaard.

Ahora, en esta colaboración el papel de las personas, los operadores, se vuelve relevante, ya que gracias a su facilidad de programación, el cobot se convierte en su herramienta de trabajo con la ventaja de que hace el proceso más eficiente, el conocimiento del operador del piso de producción se preserva y su jornada de trabajo es al final más redituable.

Diversos estudios globales muestran que los países más automatizados del mundo, como Alemania, tienen tasas de desempleo muy bajas y economías fuertes, es decir, los empleos han crecido más rápido en ocupaciones que usan la automatización, y los países que más invirtieron en robots perdieron menos empleos en manufactura que aquellos que no lo hicieron.

El directivo reitera que la gran diferencia, en comparación con los robots industriales tradicionales, es que eran máquinas que reemplazaban gente. Sin embargo, los cobots son herramientas que le ayudan a la gente a hacer su trabajo, que va a cambiar porque ahora es de mayor valor agregado como llegar a ser programador de robots, por ejemplo.

Además, diversos estudios globales muestran que los países más automatizados del mundo, como Alemania, tienen tasas de desempleo muy bajas y economías fuertes, es decir, los empleos han crecido más rápido en ocupaciones que usan la automatización, y los países que más invirtieron en robots perdieron menos empleos en manufactura que aquellos que no lo hicieron. Incluso, el uso de robots ha permitido el incremento de salarios sin reducir horas trabajadas en diferentes partes del mundo.

Robots para pymes

La filosofía de Universal Robots, empresa que ha logrado crecimientos de 75% a 100% anual desde su creación hasta la fecha, ha sido precisamente crear robots capaces de colaborar con los humanos; una vez que un cobot entra en la línea de producción la productividad se eleva hasta en 85%.

La meta de la compañía era crear robots que impulsaran el uso de la tecnología robótica en todas las industrias, tanto en las que tradicionalmente se les veía que además fueran fáciles de programar, y que permitieran mayor flexibilidad en la producción, como en las pequeñas y medianas empresas (pymes) de todos los sectores.

Debido a que el 97% de todas las compañías mundiales son pymes, el mercado que ha buscado atender Universal Robots, por el gran potencial que tiene, es precisamente el de compañías pequeñas, que en términos de manufactura representan 60% de todas las empresas de manufactura a nivel mundial.

Y para complementar su oferta, recientemente Universal Robots abrió una academia online: UR Academy, donde mediante su página web cualquier persona puede capacitarse en la programación de cobots. Se trata de un curso gratuito, que actualmente están tomando alrededor de 30.000 personas todos los días y que con solo 87 minutos pueden aprender los módulos básicos que le permitirán poner en operación un cobot.


Palabras relacionadas:
Robótica en la industria metalmecánica, robótica industrial, tecnologías en impresión 3D, robots para procesos de maquinado, capacitaciones en robótica para procesos de metalmecánica, aplicaciones de control y automatización industrial, automatizacion de las maquinas herramientas, automatización y robótica industrial

Acerca del autor

Verónica Alcántara

Verónica Alcántara

Periodista egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México con 10 años de experiencia en medios especializados.
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Manufactura avanzada

Documentos relacionados