Promocione sus productos o servicios con nosotros
Septiembre de 2018

Industria automotriz, clave para generar cambios tecnológicos y productivos en la región: CEPAL

Un informe sobre Inversión Extranjera Directa (IED) de ese organismo en el último año, señala que el sector automotor de México aporta 42 % de la IED en la región.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) publicó recientemente el informe anual sobre la Inversión Extranjera Directa (IED) en América Latina y el Caribe 2018, en el que destaca que sectores como la fabricación de automóviles y las energías renovables pueden contribuir a diversificar la estructura productiva de los países, mejorar capacidades locales, crear empleo de calidad y generar encadenamientos con proveedores locales y regionales.

La publicación explica las inversiones, cada vez mayores, del sector automotor principalmente en Brasil (46 %) y México (42 %), o las manufacturas y servicios para la exportación en Centroamérica y la República Dominicana, principalmente de empresas transaccionales de países de la Unión Europea.

En términos de cifras de la industria automotriz, en 2017 México produjo cerca de 4 millones de vehículos, colocándolo como el séptimo productor automotriz a nivel mundial, reflejado en 23 % de la IED en ese país, en USD 3,700 millones en exportación y un superávit comercial de USD 1,000 millones.

De hecho, si se habla exclusivamente de la proyección para la fabricación de automóviles y sus partes en América Latina, en los últimos 12 años se ha mantenido como un sector de interés, especialmente para firmas automotrices de Alemania (54 %), Italia (19 %) y Francia (13 %).

Sin embargo, aunque la región ha tendido a fortalecerse en estrategias de producción industrial —como en el sector automotor—, la IED en América Latina y el Caribe decayó por tercer año seguido, esta vez en 3,6 % frente a la recibida en 2016, revela la CEPAL, indicando que los países de la región recibieron USD 161,911 millones en colocación de capital extranjero.

Si se habla exclusivamente de la proyección para la fabricación de automóviles y sus partes en América Latina, en los últimos 12 años se ha mantenido como un sector de interés, especialmente para firmas automotrices de Alemania (54%), Italia (19%) y Francia (13%), indica el informe sobre la Inversión Extranjera Directa (IED) en América Latina y el Caribe 2018 de la CEPAL.

La evaluación que hace la CEPAL sobre la baja en la inversión se sustenta en los precios bajos en los productos básicos de exportación a nivel mundial, lo que explica que las industrias extractivas hayan evitado la importación de estos. La recesión económica, que emergió en Latinoamérica, especialmente en Brasil, entre 2015 y 2016, también impactó en las decisiones de países inversionistas.

En la escala de sectores afectados por la baja IED, en el periodo 2016 y 2017, la manufactura (industria automotriz y autopartes) es el segundo que menos se trastocó, casi manteniéndose. Las industrias de servicios (telecomunicaciones) y las que se valen de recursos naturales (sector de energías renovables) tuvieron menos entrada de inversión extranjera directa, en ese orden.

A pesar de esto, la organización es optimista, considerando que la región está en un proceso de salida de años de recesión, por lo que estima que en 2018 crezca un 2,2 %.

Producción pensada en ADT y aprovechamiento de la posición del sector: la ruta para liderar

En el panorama de la industria automotriz, en medio de la pérdida de inversionistas extranjeros directos, se asoma un factor al que los fabricantes deben poner atención para superar esta cifra negativa, convertirse en líderes de desarrollo y tecnología, y marcar un precedente:  la descarbonización del transporte (ADT), que no es más sino la transformación de la función de los productos de transporte.

Las políticas de atracción de IED deberán integrarse en los planes de desarrollo sostenible de la región, otorgando especial importancia al aumento de las capacidades locales, tanto para atraer IED como para beneficiarse de ella”, se lee en el informe de la CEPAL.

Teniendo en cuenta que el sector automotor representa gran parte de la inversión extranjera en la región, y que los procesos productivos son diversos e incentivan la exportación, la advertencia de la CEPAL se hace especialmente llamativa. Brasil es el receptor de 60 % de la inversión de las firmas europeas fabricantes de automóviles, mientras que México recibe 73 % de la inversión europea de las empresas de componentes para automóviles.

De otro lado, los vínculos de IED sólidos que mantienen los países latinoamericanos y de El Caribe con los de la Unión Europea y América Latina y El Caribe, presentan ventajas y oportunidades. “Si los países de la región pretenden aprovechar las posibilidades que ofrecen estas inversiones, deben promover políticas nacionales que fomenten el desarrollo de un tejido productivo”, advierte la CEPAL.

Existen experiencias en este sentido en varios países de la región, en particular en el sector de las energías renovables y en la industria automotriz, pero aún no se cuenta con una estrategia integral en relación con la IED, lo que abre un campo de posibilidades por aprovechar y explotar.


Palabras relacionadas:
IED en México, IED en América Latina, IED en América Latina y El Caribe, Inversión Extranjera Directa en México, Inversión Extranjera Directa en América Latina, informe de Inversión Extranjera Directa de la CEPAL, informes económicos de América Latina, crecimiento en inversión en América Latina y El Caribe, sector automotor en México, sector automotriz en México, sector automotor en América Latina, industria automotriz en América Latina
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Actualidad industrial

Documentos relacionados