Promocione sus productos o servicios con nosotros
Mayo de 2012 Página 1 de 2

Industria automotriz mexicana: crecimiento ahora y de cara al futuro

La industria de autopartes en México no para de crecer. En alcanzar un volumen de US$83.000 millones, motivado por la llegada de nuevas armadoras.

De acuerdo con información de la Industria Nacional de Autopartes (INA), 2011 fue un año récord para este sector, dado que el valor estimado de producción alcanzó los US$66.000 millones. Los sistemas con mayor producción fueron partes eléctricas, transmisiones, embragues y partes para motor.

Aún más, el organismo pronostica que para 2012 la tendencia de crecimiento continuará, con un aumento de 1% en su producción. Parte de este crecimiento esperado se debería a las inversiones que realizará la industria automotriz y que alcanzarán la cifra de US$900 millones, principalmente en la ampliación y la creación de plantas nuevas. Dicha cifra representaría 15% más que en 2011.

En el caso de las exportaciones, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía de México, Estados Unidos continúa siendo el principal destino, al exportarse a dicho mercado US$33.046 millones de enero a noviembre del 2011, lo cual significó un aumento de 19,3% comparado con 2010. El resto de los países a los que exporta México son Canadá, Japón, China, Alemania y Brasil.

En materia de empleo, el Inegi reporta que 91% de los empleados de la rama automotriz pertenece al sector de las autopartes. Hasta octubre de 2011, la dependencia registraba una cifra de 599.701 personas empleadas, cifra que de acuerdo con INA es histórica.

Radiografía
Según datos de la Secretaría de Economía, la industria de autopartes está conformada por más de 600 empresas de primer, segundo y tercer niveles. De las mismas, 70% son de capital extranjero y el resto de capital nacional. Del universo total de empresas, más de 350 son fabricantes de primer nivel y las restantes corresponden a fabricantes de insumos de materias primas de segundo y tercer niveles.

Las principales regiones en producción de autopartes son las siguientes:

  • Región noroeste (Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa y Durango): 70 plantas de autopartes fabricantes de sistemas de aire acondicionado y calefacción, componentes de interiores, accesorios y sistemas eléctricos para automóviles, entre otros.
  • Región noreste (Coahuila, Chihuahua, Nuevo León y Tamaulipas): 198 plantas de autopartes, en las que destaca la fabricación de equipos de aire acondicionado, sistemas automotores, partes plásticas, partes para el sistema eléctrico, partes para motor y mecanizados. Este es el clúster automotor más importante de México.
  • Región centro (Aguascalientes, San Luis Potosí, Querétaro, Jalisco y Guanajuato): 142 plantas de autopartes, cuyos principales productos son estampados, componentes eléctricos, frenos y sus partes, productos de hule, partes para motor y transmisión para automóviles.
  • Región sureste (estado de México, D.F., Morelos, Veracruz, Tlaxcala, Yucatán, Puebla e Hidalgo): 101 plantas de autopartes, en las que destaca la producción de accesorios (tales como asientos, aire acondicionado, gatos hidráulicos tipo botella), componentes de interiores, partes para motor, sistemas eléctricos, estampados, suspensión y partes para automóviles.

El informe de la dependencia federal detalla que en México se han desarrollado importantes centros de proveeduría de escala mundial, muchos de ellos con alta integración a las empresas terminales. Estos proveedores directos de las armadoras de vehículos son conocidos como Tier 1.

Entre las principales razones de la ubicación regional de estos centros se encuentran: ubicación de las armadoras, mano de obra calificada y competitiva, posición geográfica y acceso preferencial a diversos mercados.

“México puede incrementar su competitividad como productor de vehículos y autopartes y convertirse en un importante centro de diseño e innovación tecnológica, para lo cual el desarrollo del capital humano desempeña un papel fundamental, ya que un bajo nivel de capital humano limita la implementación de procesos de mayor valor”, detalla el documento.

La visión
Carlos Meneses, coordinador del Programa Automotor de la Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia (Fumec), señala que 2011 fue un año histórico para la industria automotriz y de autopartes, por el crecimiento en su producción y ventas.

“Sin embargo, a pesar de que se ha vendido mucho, hay más oportunidades dentro de la industria, de las que se están aprovechando. Para ello no hay otra manera de entrar que a través de la tecnología, primero que nada en producción y después en diseño”, detalló.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Actualidad industrial

Documentos relacionados