Promocione sus productos o servicios con nosotros
Ciudad de México, México - Julio de 2019 Página 1 de 2

Industria automotriz mexicana positiva frente a T-MEC

Verónica Alcántara

Aunque hasta el momento, México está a la espera de que Estados Unidos y Canadá aprueben el tratado, la industria se prepara para los cambios.

A la espera de que los Congresos de Canadá y Estados Unidos ratifiquen el T-MEC, la industria automotriz se muestra positiva, luego de que México se convirtiera en el primer país en ratificar el nuevo acuerdo comercial.

Sin duda, su aprobación en los tres países es fundamental para dar certidumbre a las inversiones en una industria cuya cadena productiva está estrechamente vinculada, pues, como región, América del Norte produce 17.4 % de los 95.7 millones de vehículos que se fabrican en el mundo.

“Por eso es tan importante para nosotros la firma y aprobación del T-MEC. Es un cambio importante, va a requerir un esfuerzo relevante de todas las empresas que están establecidas en México, todos los participantes van a tener que ajustar sus procesos y tener una visión nueva de lo que es el negocio”, aseguró Fausto Cuevas, director general de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

En su participación en el Primer Encuentro de Negocios de Maquinaria y Equipo “Los plásticos en la industria automotriz”, el directivo dijo que todo lo que se pueda contribuir en cuanto a localización de producción en el país será importante.

En ello coincidió Daniel Hernández, director general del Clúster Automotriz de Querétaro, quien consideró que tener el T-MEC dará certidumbre a las inversiones y abrirá nuevas oportunidades para el mercado.

Mencionó que con las nuevas reglas de valor de contenido regional (VCR), la industria nacional de autopartes prevé llegar a una producción de USD 120,000 millones anuales, por lo que las empresas instaladas en México podrían ampliar su capacidad de producción, atacar nuevos nichos o simplemente aprovechar de manera efectiva su capacidad instalada.

“Y esas son las grandes oportunidades que tenemos en México para tomar ventaja de este crecimiento que va a haber. El tema es que si nosotros no lo hacemos, se los puedo decir, muchas empresas, principalmente asiáticas y en particular chinas, están visualizando el mercado mexicano para suministrar las cadenas de valor, porque ahora la regla de origen se va a apretar”, afirmó en su ponencia durante el Encuentro organizado por Anipac en Querétaro.

El directivo alertó a las empresas mexicanas que si no aprovechan esas oportunidades, otras vendrán a hacerlo, y destacó que una vez aprobado el acuerdo comercial, en enero de 2020 comenzará la transición para incrementar el VCR de los vehículos, por lo que deben estar listos para los cambios que vienen.

También, hizo notar que las tendencias de consumo de autos están cambiando y las empresas deben ver hacia dónde va el mercado, pues las ventas de autos ligeros están cayendo contra un aumento de las SUV y pick ups, de modo que una estrategia de negocio será buscar cómo ubicarse en la cadena de suministro de estos vehículos. 

Nuevas reglas 

Cuevas explicó que con el tratado de libre comercio vigente, hoy se cumple una regla que es del 62.5 % de contenido regional, pero con el T-MEC hay cuatro requisitos para considerar que un vehículo es originario. 

Estos requisitos son el VCR del vehículo que pasa de 62.5 % a 75 %; además, se debe cumplir con un VCR de las partes esenciales o coreparts, también del 75 %; adicionalmente, el 70 % de las compras regionales de acero y 70 % de las compras regionales de aluminio tienen que provenir de América del Norte, y finalmente, un concepto nuevo es el valor del contenido laboral (VCL) que establece que 40 % de la producción debe realizarse en países donde los operadores ganen 16 dólares la hora.

En todos los casos se prevé un periodo de tres años para llegar al 75 % de contenido regional, con opción a ampliarlo por dos años para quienes consideren que necesitarán más tiempo.

Para determinar el VCR, se consideran siete coreparts que incluyen el motor, la transmisión, partes de chasis y carrocería, ejes, sistema de suspensión y sistema de dirección, además de las baterías de litio en el caso de autos eléctricos.

Cabe señalar que estos componentes tienen además una pequeña lista de rastreo que se ha denominado como keyparts, es decir, las keyparts de las coreparts, en donde habrá que meterse a fondo para ver cómo se van a cumplir con estos requisitos.

En este caso está por definirse las keyparts o componentes clave de las partes esenciales, para establecer cuáles son específicamente esas partes que se van a tener que rastrear en origen y cómo se va a cumplir tanto con la metodología, como con el valor del contenido regional requerido.


Palabras relacionadas:
T-MEC, industria automotriz mexicana, nuevo tratado de libre comercio, reemplazo de TCLAN, TCLAN, cambios en T.MEC, México, Estados Unidos, Canadá, tratado de libre comercio norteamericano, tratado T-MEC, impacto de T-MEC, Tratado México Estados Unidos y Canadá, aranceles a los productos mexicanos por parte de Estados Unidos, impuestos a la industria mexicana por parte de Estados Unidos
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Automotriz

Documentos relacionados