Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2019 Página 2 de 5

Ingeniería RP Hermanos: una historia contada en cuatro moldes

Ángela Andrea Castro

En el diseño, fabricación y reparación de moldes para la industria del plástico, esta empresa familiar colombiana ha incorporado tecnologías y experiencias para ser exitosa.

El punto de quiebre entre esa “pequeña” idea de negocio inicial, con dos personas ejecutando trabajos, y la empresa de 30 empleados que tiene hoy se dio en el año 2000 cuando el aceptar un trabajo de un mantenimiento de un molde para canasta de frutas, en plena temporada navideña, le abrió nuevos horizontes a su negocio.

“Era un molde que yo conocía de procedencia española, marca Mundimold. Cumplí unos días antes de lo pactado, subieron el molde a la inyectora y empezaron a producir sin ningún problema”, manifestó Ramos.

En enero del siguiente año, ese mismo cliente —una de las empresas colombianas más importantes de transformación de plásticos para el hogar y la industria— le ofreció a Ingeniería RP Hermanos ser su taller satélite y fue en ese momento, según Ramos, que tuvo que pensar más en grande y en invertir en maquinaria para responder a este llamado.

Luego de añadir algunas máquinas convencionales usadas al piso de producción, llegó la oportunidad de estrenar. Uno de los clientes de Ingeniería RP Hermanos les sugirió comprar una electroerosionadora de penetración propia ya que tenían la idea de que en el sitio en el que estaban tercerizando ese proceso se estaban copiando de los moldes. Inmediatamente solicitaron un crédito leasing que les fue negado por no tener músculo financiero ni respaldo.

Imocom, empresa colombiana que distribuye soluciones industriales, les financió directamente la máquina. Ramos aún recuerda la cifra y las cuotas. Allí mismo adquirió una inyectora Haitian de 150 toneladas porque la experiencia le enseñó que lo mejor era entregar los moldes probados y con las especificaciones y condiciones de manejo.

“Un problema que había en el mercado era que se fabricaba un molde, se entregaba y el cliente decidía si lo inyectaba en su propia planta o si lo tercerizaba y ahí era donde surgían los problemas. Por desconocimiento del molde y su puesta a punto se culpaba al molde, lo cual afectaba directamente el flujo de caja. Para mitigar esta situación se adquirió la máquina inyectora para entregar los moldes probados y a satisfacción”, explica.

Después vino la idea de añadir un centro de mecanizado y, con ello, la necesidad de mudarse a una bodega mucho más grande. Así, pasaron a un espacio de 250 metros, luego a uno de 650, y hoy están en un área de 1.500 metros ubicada en un parque industrial a las afueras de la capital colombiana.

En la actualidad, Ingeniería RP Hermanos cuenta con cinco centros de mecanizado de las marcas Hartford y Leadwell, un torno Romi, tres electroerosionadoras y una inyectora. “Fue muy interesante para mi ver cómo esta máquina (el centro de mecanizado) trabajaba autónomamente, y los tiempos, y su rapidez. Me paraba mucho tiempo a mirar y a pensar ¡qué maravilla! porque antes me tocaba hacerlo todo de otras formas”, describe Ramos.

Para operar este primer centro de mecanizado contrató a otro de los operarios que había conocido de antes. Imocom les brindó la capacitación tanto en el manejo de la máquina como en el software Mastercam para mecanizar.

“Meter un CNC hace que tengamos que trabajar más. He tratado de buscar un mercado, que son los moldes grandes, porque es un nicho que poca gente toma. Si uno visita 50 empresas de fabricación de moldes no tienen máquinas grandes y hay un sector que a mí me gusta, que es el de las cajas, del que poca gente tiene el conocimiento y tampoco tiene dónde trabajarlo. Entonces empecé a inclinarme por comprar maquinaria que soportara grandes pesos”, comenta el ingeniero.

Después de que introdujo el primer CNC decidió que era necesario contar con un líder que respondiera por estas máquinas y otro por diseño. “En muchos lados, el que diseña también mecaniza, y ese no es exactamente mi modelo. Me va mejor con el que programa sea quien mecanice, y no el que diseña sea quien mecaniza porque estaría como juez y parte”.

Capacitación, innovación y desarrollo

Al no estar ubicada su empresa en un país como un alto nivel de industrialización (comparado con México) y en donde la fabricación de moldes no está en cada esquina, Serafín Ramos se las ha ingeniado para que su empresa mantenga altos estándares de excelencia y un nivel de producción a la altura, o superior, al de aquellos mercados internacionales más asentados en este sector.


Palabras relacionadas:
Fabricantes de moldes en Colombia, RP Hermanos ingeniería, molderos en Colombia, ingeniería en metalmecánica en Colombia, fabricación de moldes en Colombia, ingeniería inversa Colombia, fabricantes de moldes para industria del plástico en Colombia, maquinaria CNC en Colombia,

Acerca del autor

Ángela Andrea Castro

Ángela Andrea Castro

Editora de Metalmecánica Internacional
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mecanizado

Documentos relacionados