Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2019 Página 3 de 5

Ingeniería RP Hermanos: una historia contada en cuatro moldes

Ángela Andrea Castro

En el diseño, fabricación y reparación de moldes para la industria del plástico, esta empresa familiar colombiana ha incorporado tecnologías y experiencias para ser exitosa.

Una década después de haber creado su empresa, Ramos tuvo la oportunidad de viajar una semana a Valencia (España) para conocer las instalaciones de Mundimold, una empresa con la que mantenía una estrecha relación ya que era el encargado de reparar los moldes que esta compañía ibérica exportaba hacia Colombia.

Al regresar a su país fueron más evidentes esas limitantes con las que él, ya acostumbrado a moverse en las mismas aguas, ya había aprendido a trabajar. Después de ver cómo la adquisición de los aceros en Europa era “como ir al supermercado y escoger” regresó a Colombia y visitó a sus proveedores para pedirles traer al país materias primas de mayor espesor ya que lo que estaba llegando al mercado no era suficiente para la demanda que él atendía.

“En su momento, yo tenía una línea directa y con mis experiencias (los proveedores) empezaron a traer otro tipo de aceros franceses, bloques de mayor espesor y traer maquinaria especializada para optimizar los procesos de taladrado de agujeros para refrigeración. Mi experiencia la he podido transmitir a los demás para mejorar nuestro mercado”, señala el ingeniero.

La visita a Europa también le permitió a Ramos ver cómo los fabricantes de las herramientas tenían a una persona in house en Mundimold atenta a cada requerimiento de esta empresa. “Entonces, hoy tenían que hacer un alojamiento de o-ring y fabricaban una herramienta específica para ese alojamiento, o necesitaban hacer un alesado de un diámetro fuera de rango y ellos les fabricaban la herramienta. Ver eso (comparado) a nuestra realidad no fue fácil”.

En herramientas, Ingeniería RP Hermanos se ha desenvuelto con lo que hay en el mercado local. El principal obstáculo ha sido el stock de los proveedores ya que “hoy se puede comprar una herramienta con unos insertos muy finos y se hace un pedido específico. En tres meses llamas a averiguar y no los tienen porque no son de constante rotación”, agrega Ramos.

Al hablar de innovación y desarrollo, y de esos diferenciales que han hecho que su empresa sobresalga entre otras dedicadas a este rubro, Ramos Patiño enfatiza en lo importante que ha sido tener como modelo las prácticas de los que considera los mejores en fabricación de moldes, y trasladar estas experiencias a su taller. “No estamos mirando en el mercado interno, ni cómo lo hace mi vecino, sino cómo lo hacen en Europa, en Canadá o Estados Unidos”.

De hecho, en una ocasión, y ante el reto de fabricar un molde de pared delgada en el cual no eran expertos, recibieron la visita de un directivo de Husky quien le ofreció a Ramos algún tipo de incentivo por la relación comercial que habían mantenido hasta el momento. El ingeniero colombiano declinó esta oferta y en cambio hizo una solicitud: quería que el diseño de este molde en particular que estaban trabajando fuera revisado por quien Husky considerara el mayor de los expertos en este campo.

“Nos asesoraron en cómo se están fabricando este tipo de moldes en Canadá y Europa, y nos hicieron una transferencia tecnológica. Entonces cuando se entrega el trabajo, da la impresión de no ser un molde nacional y es comparado con moldes de procedencia americana o europea. Esa es la forma en la que nosotros innovamos”, indica Ramos.

Otro de los retos a los que ha sabido hacer frente esta empresa es el de la capacitación del personal. Su empresa, estructurada por departamentos, ofrece la oportunidad a quienes ingresan a ella de aprender primero, como si fuese una escuela, la operación y manejo de máquinas convencionales y todo el trabajo metalmecánico, para luego pasar al área de CNC. “Hoy en día los muchachos tienen mucha habilidad con la parte del computador, pero les falta la habilidad mecánica y para trabajar una máquina CNC hay que tener las dos habilidades, tanto la mecánica como la de enfrentarse a una pantalla”, sostiene.

Así mismo, contratan personal con conocimientos básicos sobre los procesos, por ejemplo, en el manejo de un software de diseño, y luego los capacitan sobre cómo trabajar con moldes para que sean las bases teóricas más el conocimiento práctico lo que les permita “amoldar” a estos empleados frente a su forma de hacer las cosas.

Conscientes de que “no se las saben todas”, Ingeniería RP Hermanos recurre a los expertos cuando llega un trabajo en un área poco explorada. “En los temas de manejo de inventario, por ejemplo, yo puedo ver algo exitoso y contratar a la persona que sabe para que en las tardes o en sus vacaciones capacite al personal y transmita el conocimiento”, afirma.


Palabras relacionadas:
Fabricantes de moldes en Colombia, RP Hermanos ingeniería, molderos en Colombia, ingeniería en metalmecánica en Colombia, fabricación de moldes en Colombia, ingeniería inversa Colombia, fabricantes de moldes para industria del plástico en Colombia, maquinaria CNC en Colombia,

Acerca del autor

Ángela Andrea Castro

Ángela Andrea Castro

Editora de Metalmecánica Internacional
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mecanizado

Documentos relacionados