Promocione sus productos o servicios con nosotros
Septiembre de 2018 Página 1 de 3

La academia de los molderos mexicanos está en Portugal

David Luna

Catorce profesionales viajaron a Portugal con un único objetivo en mente: formarse para capacitar especialistas en la manufactura de moldes, troqueles y herramentales.

Catorce personas viajaron a Portugal con un único objetivo en mente: formarse para capacitar especialistas en la manufactura de moldes, troqueles y herramentales. Se fueron en junio y regresan en diciembre. Los souvenirs encargados: cursos técnicos para el sector.

Para enfrentar el enorme déficit de producción local de moldes, herramentales y troqueles —uno de los dolores de cabeza de la cadena de valor de la industria automotriz mexicana— se están emprendiendo acciones que detonarán en el desarrollo de mano de obra calificada y tecnificada.

Es, en el mismo Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) desde donde se están tomando acciones que, al estar ligadas con el sector privado, desplegarán un tejido especializado en la producción de dicho sector de la manufactura, a partir de la creación de un modelo institucional de consorcios cuyo objetivo es incrementar la competitividad de distintas áreas productivas del país.

En el caso del sector al que hacemos referencia, se creó el Consorcio de Moldes Troqueles y Herramentales (MTH), formado en el año 2016 como una colaboración de tres centros públicos de investigación: el Centro de Tecnología Avanzada (Ciateq), el Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (Cidesi) y la Corporación Mexicana de Investigación en Materiales (COMIMSA), los cuales, con una propuesta denominada “Desarrollo de infraestructura y recursos humanos para disminución de dependencia extranjera en materia de moldes troqueles y herramentales para los sectores automotriz, autopartes, electrodoméstico y metalmecánico de la región Centro-Norte”, obtuvieron el aval del Fondo Institucional de Fomento Regional para el Desarrollo Científico, Tecnológico y de Innovación (Fordecyt) que les otorgó 100 millones de pesos mexicanos para inversión en infraestructura y formación de capital humano.

Por razones estratégicas, de localización geográfica, de infraestructura disponible y de capacidades, se definió como sede para el Consorcio la unidad de Ciateq en San Luis Potosí, en donde cuentan con un predio de tres hectáreas (donación del gobierno potosino), dos de las cuales están sin construir y en cuyo espacio se levantará una nave de 1,000 m2 con el equipamiento necesario para el funcionamiento del MTH.

El doctor Enrique Villegas Valladares, director de Ciateq en San Luis y gerente del Consorcio MTH, explica que los Consorcios (alrededor de 20 ya formados), tienen el propósito de fortalecer las capacidades científicas y tecnológicas de todos los centros de investigación en el país. El resultado esperado es la proliferación de proyectos de innovación.

Buscamos mejorar la competitividad de las empresas de este ramo y reducir las importaciones. Como es cada vez más difundido, más de 95 % de los moldes consumidos en México se importan de otros países como Portugal, Estados Unidos, China, Corea, Canadá y España (…) es un problema que eleva los costos transaccionales de las empresas asentadas en el país, (…) en nuestro diagnóstico hemos encontrado que muchas Pymes tienen la oportunidad de incorporarse a este proceso de sustitución de importaciones, pero necesitan apoyo”.

El nuevo Consorcio contempla ayudar a que empresas de San Luis Potosí, Querétaro, Aguascalientes, Coahuila y un poco más adelante, Guanajuato, se desarrollen para formar parte de la oferta de moldes, troqueles, herramentales o componentes para los mismos.

Villegas habla de un mapa de ruta trazado en cuatro vertientes: formación de recursos humanos, generación de conocimiento, desarrollos tecnológicos y modelos de negocio.

Capital humano

Las necesidades que nos han expresado los empresarios y, principalmente, uno de nuestros socios estratégicos, que es la Asociación Mexicana de Manufactura de Moldes y Troqueles (AMMMT), es la de formar 2,500 técnicos por año durante los próximos 10 años”, indica el directivo de Ciateq, quien advierte que el problema principal es “¿cómo formamos si no tenemos conocimiento?”.  Agrega que si el conocimiento está fuera del país entonces tendrán que salir a buscarlo con aliados en el extranjero dispuestos a compartirlo.

Específicamente, Villegas habla de especialidades en áreas tales como diseño, ajuste y puesta en marcha de moldes, procesos de electroerosión y programación de centros de maquinado CNC con 3 y 5 ejes, entre otras relacionadas con la manufactura de moldes, troqueles y herramentales. Si se logra el objetivo de crear programas de formación con expertos previamente capacitados para tal fin, se acortarán los procesos y curvas de aprendizaje en las empresas, lo que les permitirá a su vez acelerar su perfecta incorporación en las cadenas de valor.

Al tener personal experto en Ciateq, con instalaciones adecuadas y la maquinaria adecuada, el lugar se volvería en un campo de germinación de los futuros molderos que, haciendo las matemáticas de lo requerido por la AMMMT, tendrían que sumar 25,000 en diez años. “Especialmente para aquellas pequeñas empresas que requieren formar a su personal y que no tienen la infraestructura ni el conocimiento necesario. Aquí vamos a tener gente con experiencia internacional y maquinaria moderna. El espíritu es compartir”.


Palabras relacionadas:
Producción de moldes, producción de herramentales, industria automotriz mexicana, consumo de moldes en México, industria de moldes en México, manufactura de moldes, AMMMT, centros de maquinado CNC, capacitaciones automotrices en México, innovaciones tecnológicas automotriz, capacitaciones de Conacyt, centros de formación de Conacyt.

Acerca del autor

David Luna

David Luna

Director de contenido de Metalmecánica Internacional
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Actualidad industrial