Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2018 Página 1 de 3

La defensa de las autopartes mexicanas

Verónica Alcántara

El sector autopartes es el principal motor de la economía mexicana; sin embargo, la incertidumbre frente a la revisión del TLCAN tiene temeroso a este sector.

Con un desarrollo constante, el sector autopartes se ha convertido en el principal motor de la economía mexicana. Gran parte de ello se debe a los benefi cios generados por la apertura comercial, en especial con Norteamérica a través del TLCAN, lo que creó un imán para la atracción de inversión extranjera y articuló una compleja cadena de valor productivo; no obstante, la incertidumbre frente a la actual revisión del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá es uno de los mayores peligros para este sector. ¿Estamos frente a una amenaza catastrófica para la producción de automóviles en México?

Para el presidente estadounidense Donald Trump, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) es el peor acuerdo comercial en la historia de Estados Unidos, ya que desde su perspectiva ha resultado en una enorme pérdida de empleos en la manufactura de ese país, pese a que diversas investigaciones y algunas asociaciones empresariales le han demostrado lo contrario.

Como sea, debido a ello, hoy el acuerdo comercial entre Estados Unidos, México y Canadá está en plena renegociación, pero, tras avanzar en los temas menos ríspidos, se ha tornado poco productiva en un punto crítico en el que se ha enfocado la molestia de Trump desde su campaña a la Presidencia: la industria automotriz y de autopartes.

La razón es que tan solo entre 2010 y 2015 casi se duplicó el déficit comercial de autopartes de Estados Unidos con respecto a México al pasar de USD 11,000 millones a USD 20,200 millones. En 2015, Estados Unidos importó autopartes de México por USD 50,100 millones, y exportó USD 30,000 millones lo que significó un déficit comercial de USD 20,100 millones, según el informe The Growing Role of Mexico in the North American Automotive Industry, del Center for Automotive Research (CAR) de Estados Unidos.

El argumento estadounidense es que debido al TLCAN muchos empleos se han perdido en la Unión Americana en vista de que las empresas automotrices han trasladado sus inversiones a México, de ahí que pretenda establecer en la renegociación un contenido regional de 85% de partes estadounidenses en autos fabricados en América del Norte, con el fin de repatriar las inversiones y empleos a su país.

Lo que es una realidad, de acuerdo con la Secretaría de Economía de México, es que en 2016, el país redujo 12.3% los costos de fabricación de autopartes comparado con Estados Unidos; por segmento, la reducción fue de 16.3% en componentes metálicos; 9.8% en componentes de precisión; y 15.2% en materiales plásticos para automotriz.

A nivel mundial, México se ha colocado como el sexto productor más importante de autopartes detrás de China, Estados Unidos, Japón, Alemania y Corea del Sur, y de acuerdo con Óscar Albin, presidente ejecutivo de la Industria Nacional de Autopartes (INA), con el crecimiento que está teniendo la región Nafta y el mundo, se prevé llegar a USD 100,000 millones de manufactura de autopartes para el año 2020, superando a Alemania.

De hecho, el pronóstico para el sector de autopartes es un crecimiento de entre 3 y 4% al cierre de 2017 para llegar a una producción de USD 83,000 millones, siendo una industria que aporta 9% del PIB manufacturero mexicano y que en 2016 recibió más de USD 2,500 millones de inversión.

En territorio mexicano se han instalado más de 600 proveedores tier 1, y de las 100 empresas de autopartes más grandes del mundo, 91 tienen planta en México. Hoy el 35% de las fábricas de autopartes instaladas en el país son de capital mexicano, el 20% de capital estadounidense, 18% japonés, 15% alemán, y 12% de otros países, las cuales en conjunto generan 750,000 empleos directos y exportan USD 70,000 millones anuales, principalmente a Estados Unidos, seguido de Canadá y Brasil.

“Vea qué tan importante es Nafta, México exporta a Estados Unidos USD 61,000 millones de autopartes, USD 40,000 millones en automóviles y USD 10,000 millones de tractocamiones. Autopartes es más importante en la industria automotriz que los automóviles y tractocamiones juntos y generamos 10 veces más empleos que las fábricas de autos y tractocamiones, entonces, el sector de la industria automotriz que realmente debe preocuparnos y que debemos defender a capa y espada es el de autopartes”, asegura Óscar Albin.

Si bien la región del Bajío ha crecido en inversión y en su participación en la producción de autopartes, actualmente solo concentra el 28% de esta, y el norte del país sigue siendo el principal centro de fabricación de autopartes con 55% de la producción, debido a que la mayor parte de la producción se envía a Estados Unidos.

Entre las autopartes que más se fabrican en el país están partes para motor, ejes, frenos, cajas de dirección, bolsas de aire y arneses, entre otras. Además, el 70% de la producción de autopartes corresponde a equipo original y poco más de la mitad de esos componentes requieren de mano de obra intensiva, lo que, a decir del Presidente ejecutivo de la INA, difícilmente podría producirse en territorio estadounidense por la falta de operarios capacitados para este tipo de trabajo.


Palabras relacionadas:
Sector de autopartes mexicano en 2018, mercado de autos Latinoamérica, mercado de autos Estados Unidos, propuestas para mantener vigente el TLCAN, administración de Donald Trump, alianzas entre Estados Unidos y México, tratados entre Estados Unidos y países latinos,sector de autopartes en Estados Unidos, cómo afecta el TLCAN al sector de autopartes, propuestas para el TLCAN, cómo mejorar el TLCAN.

Acerca del autor

Verónica Alcántara

Periodista especializada en temas industriales
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Automotriz

Documentos relacionados