Promocione sus productos o servicios con nosotros
Diciembre de 2018 Página 3 de 3

La manufactura avanzada como misión de la industria brasileña

David Luna

Los retos se centran en incentivar las exportaciones, mejorar las condiciones tecnológicas de producción y la competitividad e incrementar el nivel técnico de la mano de obra.

Sin duda alguna, esta fue una de las estaciones que más llamaron la atención en el evento, sobre todo de jóvenes técnicos e ingenieros que se sumergen en la semántica de la integración digital y se interesan en aspectos tales como el monitoreo del desempeño del proceso vía teléfonos celulares o cualquier otro dispositivo móvil.

El ejemplo en casa

En torno a la manufactura digital o inteligente, hubo muchos lanzamientos durante el evento, que iban desde pistas de dispositivos para la automatización de procesos, hasta robots colaborativos y vehículos autónomos para el manejo de materiales, pasando por supuesto por centros de maquinado, manufactura aditiva y equipos de corte.

Un ejemplo simbólico fue el de la empresa brasileña Romi, con sede en Santa Bárbara, proximadamente a 120 kilómetros al noroeste de São Paulo, pues aprovechó el marco del evento para presentar la línea D de centros de maquinado de nueva generación, con sensores y sistemas de control pensados para incorporarse a redes de comunicación para generar información en tiempo real bajo esquemas de Industria 4.0.

Fueron cuatro los modelos lanzados: D 600, D 800, D 1000 y D 1250, todos ellos con mayor área de trabajo y con características de versatilidad. Según los representantes de la firma, estos modelos, comparados con generaciones anteriores, proporcionan una mayor estabilidad térmica y geométrica, debido a su capacidad de absorción de esfuerzos y rigidez. Están diseñados con guías lineales y alcanzan velocidades de 10,000 o 15,000 rpm, con avances de hasta 40m/min.

Un aspecto relevante, además de las características propias de la máquina, es su ingeniería de manufactura, pues pueden ser ensambladas en una sola plataforma. Metalmecánica Internacional visitó sus instalaciones para atestiguar la nueva línea de fabricación.

Al visitar la nave 16, donde se ensamblan algunas de sus máquinas pequeñas, se pueden ver los espacios de producción, que están previstos para dos o tres meses, con inventarios reducidos, lo que garantiza una mayor eficiencia en la producción misma.

Una máquina puede quedar lista en 12 días, dependiendo del tipo y el nivel de personalización, pues una vez que las máquinas se venden, se configuran acorde a cada aplicación, la cual puede empezar desde la orientación misma de la apertura de la puerta.

La serie D tiene cabezales móviles, característica que incrementa la rigidez, al dejar fija la pieza de trabajo. En el caso de las máquinas de Romi, toda la operación, desde la fundición del acero se hace de manera local, pues cuentan con la planta de fundición en la misma localidad, solo hay que atravesar la autopista que da acceso a la planta. Solo algunos componentes, como el caso de los tornillos de bola o los sistemas CNC se adquieren con terceros de países como Taiwán, en el caso de los primeros, o de Alemania y Japón, en el caso de los controles.

Las modelos de mayor mezcla son los MCC de la recién adquirida BURKHARDT+WEBER, pues prácticamente solo se arma en Santa Bárbara (marco, estructura, encadenado), además de que toda la parte electrónica se configura en Alemania.

La producción en Romi es variada y cada vez más automatizada. En algunos puntos funciona como una línea de producción de automóviles, donde las máquinas van avanzando de posición montadas sobre un riel. En una de ellas, las máquinas pasan por hasta siete etapas diferentes para ser ensambladas, desde la colocación de las torretas hasta las conexiones de los husillos y la colocación de las bandas.

En la nueva línea de montaje, basada en una sola plataforma para varios modelos, ya estaban listas para ser producidas, en el momento de nuestra visita, unas 20 máquinas. Los expertos de Romi suponen que esto incrementará significativamente la eficiencia de la producción en la planta.

En la nave 16 debe haber al menos 50 estaciones de trabajo en las que se ensamblan muchos de los modelos de Romi, tales como los D y GL. A lo largo de los procesos se cuenta con una gestión lean y sistemas de kanban para el abastecimiento de las estaciones de trabajo, así como información visual, tableros de seguimiento y manuales de montaje, tal como se aprecia en una de las líneas donde se ensamblan los modelos GL 170 a GL 280.

Cuando una máquina es terminada se lleva a un área de prueba donde es sometida a 50 horas ininterrumpidas de operación. En caso de interrumpirse por una alarma, sin importar el grado de avance, se empieza el periodo de prueba nuevamente desde cero.

Para el ensamble de husillos, se cuenta con cuarto limpio, pues debido a que algunos de ellos son sometidos a velocidades de hasta 15,000 rpm, no debe haber ninguna partícula que los contamine. Muchas veces, un evento de vibración no depende del estado de rigidez de la máquina o de un problema en el sistema de sujeción, sino del husillo mismo. Por tal motivo, en estos cuartos se controla la temperatura, la presión atmosférica y, desde luego, la calidad del aire, la cual debe ser menor a 60 millones por gramo de aire, comparada con 150 millones de partículas suspendidas en un ambiente no controlado.

Romi tiene una capacidad de producción de 3,000 máquinas anualmente (alrededor de 270 cada mes), aunque es claro que esto depende de las ventas. En 2017 solo se vendieron poco más de 1,200, pero esperan que en 2018 las ventas se incrementen, sobre todo por una mayor demanda doméstica y la respuesta positiva que hasta ahora han tenido con la nueva serie D, presentada de manera formal en FEIMEC y que representará, sin duda, el movimiento de la manufactura brasileña hacia la Industria 4.0 y, en general, el emblema de su reto hacia el retorno al crecimiento económico del país.

Fin.

Palabras relacionadas:
Industria brasileña, manufactura en Brasil, Industria 4.0, sector industrial en Brasil, sector metalmecánico brasileño, tecnología utilizada en industrial en Brasil, FEIMEC, Feria Internacional de Máquinas y Equipamientos, ferias industriales en Brasil, manufactura avanzada utilizada en Brasil, actualidad de la industria en Brasil, competencia industrial en Brasil

Acerca del autor

David Luna

David Luna

Director de contenido de Metalmecánica Internacional
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Manufactura avanzada

Documentos relacionados