Promocione sus productos o servicios con nosotros
Julio de 2020

Manufactureras del Estado de México reinician actividades

Con semáforo epidemiológico en naranja, las empresas manufactureras del estado reanudaron actividades al 30% de su capacidad.

Ante la urgencia de reactivar la economía del estado y del país, más de 64.000 empresas manufactureras del Estado de México, que aportan 11% de la producción industrial del país y dan empleo a 617.000 familias, reanudaron operaciones.

Empresas de sectores que no habían sido considerados esenciales han vuelto a la actividad con el cambio del semáforo epidemiológico de rojo a naranja, luego de que el gobierno estatal informó que desde hace cuatro semanas ha disminuido la ocupación hospitalaria por casos de COVID-19 y hace tres semanas se ha visto una disminución en el ritmo de contagios.

“Este semáforo naranja nos permite que toda la industria manufacturera y los pequeños negocios puedan volver a la actividad, cuidando que no se generen aglomeraciones y en el caso de las industrias cuidando que haya un porcentaje no mayor al 30% de ocupación por parte de los trabajadores”, dijo Alfredo del Mazo, gobernador del Estado de México, durante una visita a la empresa automotriz, Rassini, fabricante de suspensiones.

El mandatario estatal advirtió que el semáforo naranja no implica que la pandemia se haya superado, sino que todavía existe un gran riesgo de contagio y por ello es fundamental seguir respetando las medidas de higiene recomendadas por las autoridades de salud.

“De las acciones que hagamos de aquí para adelante depende mucho el que podamos seguir con este proceso de reapertura, mientras vayamos conteniendo el ritmo de contagio”, advirtió.

Alfredo del Mazo reconoció los protocolos de higiene implementados por Rassini en sus instalaciones desde su reactivación en junio pasado, y consideró que es un ejemplo a seguir para las empresas que están por reiniciar sus operaciones.

La planta de Rassini en Xalostoc, Estado de México, tiene una plantilla de 300 trabajadores, y procesa más de 1.000 toneladas de acero mensuales para convertirlas en 40.000 muelles para suspensiones cada mes.

Entre las medidas para evitar los contagios por coronavirus en sus instalaciones, la empresa cuenta con filtros sanitizantes en las entradas a la planta y en otras zonas de trabajo, también mide la temperatura a los trabajadores, y es obligatorio el uso de cubrebocas y caretas durante la jornada de trabajo.

Asimismo, en áreas en las que no hay suficiente espacio para garantizar la distancia social, se colocaron mamparas de acrílico, y se puso a disposición de los empleados un servicio de transporte para facilitar su traslado seguro de la planta a sus domicilios. A la fecha se han aplicado más de 2.500 pruebas para detección de casos de COVID-19 en todas las plantas de la compañía y solo 2% de sus trabajadores resultaron positivos y ninguno tuvo complicaciones.


Palabras relacionadas:
Reactivación industrial poscovid, industria de manufactura pospandemia, protocolos de higiene en la industria, reactivación de la industria manufacturera en México, protocolos de higiene para reactivación económica.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Actualidad industrial

Documentos relacionados