Promocione sus productos o servicios con nosotros
Enero de 2020

Olli, ejemplo para diseñar y producir vehículos con manufactura aditiva

Este prototipo de autobús eléctrico le redujo el tiempo de mecanizado a la compañía fabricante en 95 %, además de permitir mayor libertad en el diseño.



Fue en 2018, durante el International Manufacturing Technology Show (IMTS) de Chicago, donde se presentó Olli, el autobús eléctrico y que transportó a los visitantes de la feria por los diferentes pabellones de la exposición, asombrándolos no solamente por ser un prototipo autónomo y sin carburación, sino también por haber sido fabricado mediante manufactura aditiva (MA).

Pero los logros con la producción de este vehículo vienen desde su planeación misma. Tim Novikov, uno de los ingenieros de producción avanzada de Arizona Local Motors, la empresa que estuvo a cargo de fabricarlo y cuyo lema es la innovación, propuso la alianza con la firma fabricante de herramientas Sandvik Coromant para obtener ayuda en el mecanizado de algunas características problemáticas en el chasis impreso en 3D del Olli.

Para resolver ese desafío, el ingeniero de ventas de Sandvik, Matt Brazelton, recomendó una solución producida también mediante fabricación aditiva: la ligera fresa CoroMill 390, una herramienta intercambiable producida por MA. El montaje de esta ligerísima fresa en una de las barras de mandrinar Silent Tool de Sandvik Coromant, equipada con interfaz de husillo de cambio rápido Coromant Capto, permitió reducir el tiempo de mecanizado del Olli en 95 %.

La cualidad de microfábrica de Local Motors, as cuales ven edificios en desuso y negocios fallidos como grandes oportunidades para proyectos comerciales y generadores de empleos técnicos muy bien remunerados, permitió que se integrara tecnología vanguardista para crear un producto innovador, según explica Billy Hughes, director de programas de investigación y desarrollo de esa compañía.

Hughes atribuye gran parte de esta agilidad a la fabricación digital directa, o DDM, una tecnología que integra la impresión 3D y muchos otros conceptos. Sin ir más lejos, los equipos de diseño e ingeniería de Local Motors emplean las últimas tecnologías de simulación CAD y otras herramientas de software. Para Olli, dedicaron varios años a desarrollar materiales especiales reforzados con fibra de carbono para dotar al vehículo de más solidez estructural. Esto ha sido un gran paso para Local Motors, ya que motiva constantemente mejoras en sus procesos y productos.

"En todo el mundo, los fabricantes tienen problemas para adoptar nuevas tecnologías y para conseguir que las personas trabajen en un mundo digital en constante evolución. Y mientras muchos siguen hablando sobre cómo hacerlo, nosotros ya lo hacemos. Esta es la magia de nuestro concepto", reflexiona Hughes.

La producción de Olli promete transformar el concepto de transporte tal y motivar a los fabricantes de automóviles la forma de diseñar, producir y comercializar sus productos, en un momento en que se requieren industrias que cuiden de los conceptos de sostenibilidad.

Según datos de JATO, agencia de marketing especializada en el sector automotriz, en los primeros seis meses de 2019 se incrementaron 92 % las ventas de vehículos eléctricos, al alcanzar las 765,000 unidades comercializadas, a nivel mundial. De acuerdo con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), durante julio de 2019 la venta de vehículos híbridos y eléctricos alcanzó las 2,068 unidades, es decir, 66.9 % más que en el mismo mes de 2018.


Palabras relacionadas:
Vehículos fabricados por manufactura aditiva, ventajas de fabricación por manufactura aditiva, autobús eléctrico Olli, autobpus Olli fabricado por manufactura aditiva, herramientas de Sandvik Coromant producidas por manufactura aditiva, producción de vehículos eléctricos, cifras de ventas de vehículos eléctricos, International Manufacturing Technology Show IMTS
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mecanizado

Documentos relacionados