Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2003 Página 1 de 4

Pioneros en procesos de electroerosión

Mark Albert

Industrias Ryer LLC, en Temecula, California, encontró en la electroerosión un soporte para avanzar en el proceso de inyección de metales.

Emplear la electroerosión para la manufactura de moldes no es nada nuevo. De hecho, una de las primeras aplicaciones de electroerosión es la obtención de moldes con cavidades profundas. Esta es una de las principales razones por las que se habla de máquinas de penetración para referirse a aquellas que utilizan un electrodo que desciende hacia la pieza, removiendo material con microscópicas descargas eléctricas de alto voltaje.

Industrias Ryer LLC, en Temecula, California, utiliza una electroerosionadora de penetración para producir cavidades detalladas en los moldes construidos para el proceso de inyección de metales (MIM). Sin embargo, según Tom Shappie, Director de Operaciones de Ryer, la compañía no hace nada extraordinario al utilizar EDM para la manufactura de moldes. "Somos como cualquier otro experto en moldes de cavidad profunda con EDM", dice Shappie.

Sin embargo, hay algo diferente en los moldes que produce Industrias Ryer, lo que coloca a la electroerosión en una nueva perspectiva. Estos moldes no son diseñados para producir piezas plásticas, tal como un típico molde de inyección. Estos moldes producen piezas en metales como acero inoxidable y otras aleaciones. Esta capacidad crea interesantes posibilidades. De hecho, Industrias Ryer fue creada para la investigación de diversas técnicas para usar el proceso de inyección de metales (MIM) como una alternativa de otros métodos de manufactura. Algunas de ésas técnicas benefician directamente al proceso de electroerosión. Por ejemplo, el MIM le ha permitido a la compañía producir materiales, con prometedoras propiedades, para el uso en electrodos que harían la electroeorosión más rápida y eficiente.

Industrias Ryer también utiliza electroerosión de hilo en aplicaciones MIM. Este tipo de electroerosión utiliza un hilo energizado, el cual es alimentado por un carrete sin fin como si fuera una sierra superfina, que permite el corte del metal a lo largo de la trayectoria programada. La electroerosión por hilo ayuda a que la compañía produzca prototipos económicos de partes que, eventualmente, son producidas en moldes costosos y permanentes.

Entre los materiales para moldes que Industrias Ryer está desarrollando se encuentran diversas clases especiales de carburo de tungsteno, las cuales pueden ser trabajadas solamente a través del proceso MIM. Estos tipos de carburos son superiores, ya que contienen cierto tipo de elementos que se encuentran en materiales para herramientas, y algunos han durado hasta treinta veces más que sus equivalentes producidos por métodos convencionales. Estas excepcionales características motivaron a la compañía a buscar maneras para mejorar la resistencia de las piezas al desgaste, lo que es fundamental en la electroerosión. Algunos de sus proyectos actuales involucran piezas para electroerosionadoras de hilo, de manera que en la empresa el MIM ayuda a la electroerosión y viceversa.

Como horneando un pastel
Hornear un pastel es cuestión de mezclar varios ingredientes, colocar la mezcla en un molde y luego meterlo en un horno caliente. Cambiando los ingredientes o sus proporciones, un buen chef puede hornear pasteles de diferentes sabores y texturas. De alguna manera, el proceso MIM es similar.

Bob Sanford, presidente de Industrias Ryer, explica cómo el proceso MIM comienza con finas y esféricas partículas de metal. Esas partículas son mezcladas con diferentes aglomerantes termoplásticos y luego, son procesadas en forma de gránulos, denominadas material de alimento (feedstock). Este material se mete en las máquinas de moldeo, parecido a lo que se hace en las inyectoras utilizadas en la industria del plástico. En la máquina de moldeo el material es calentado hasta una temperatura en la que el aglomerante se funde pero las partículas metálicas no. En este estado pastoso el material de alimento es inyectado a presión dentro del molde y se deja allí hasta que cure. Cuando el aglomerante está listo, la parte moldeada es removida del molde.

Acerca del autor

Mark Albert

Editor jefe de Modern Machine Shop Periodista técnico, que por muchos años ha cubierto el sector metalmecánico de Estados Unidos.
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mecanizado