Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2015 Página 1 de 2

Productividad de gran tamaño

Editado por Robert Schoenberger

Caso de la compañía LARO-NCTechnik que, en la búsqueda de flexibilidad y productividad, empezó a usar equipos Handtmann.

La flexibilidad es importante para LARO-NC Technik GmbH. “Nunca sabes lo que viene”, advierte Elmar Müller, director general de esta empresa de 30 empleados ubicada en Illmensee, al sur de Alemania. “Requerimos maquinaria que nos ofrezca no sólo buena calidad y productividad de manera consistente, sino que también que sean capaces de hacer operaciones de mecanizado de 5 ejes de una manera flexible”. Para lograr los objetivos trazados por Müller, en LARO-NC tienen tres máquinas Handtmann ya en producción y una cuarta (que será la segunda HBZ  Trunnion) ya está programada para ser instalada próximamente. Para LARO, los equipos Handtmann son centros de mecanizado que cumplen con los requerimientos de calidad, productividad y flexibilidad.

En LARO se producen tanto componentes pequeños como de gran tamaño; con partes individuales, herramientas, modelos y prototipos de equipo de pruebas que fundamentan el corazón de su negocio. La empresa también ofrece, bajo un esquema de manufactura por contrato, piezas de trabajo complejas de una gran gama de materiales entre los que se incluye aluminio, acero, titanio, bronce, cobre, polímeros reforzados con fibra de vidrio y de carbón.

A menudo, la tasa de arranque de viruta es de más de 90%, razón por la cual la empresa LARO confía en la tecnología de “la flexibilidad aplicable en los centros de mecanizado de alta velocidad de corte” y ha usado máquinas de la firma basada en Baienfurt, Alemania, Handtmann A-Punkt Automation, desde que arrancaron operaciones en 2001, según palabras del gerente de producción Markus Meschenmoser.

De esta manera, LARO y Handtmann han establecido una relación de negocios duradera: El centro de mecanizado universal UBZ NT de Handtmann entregado en 2001 fue uno de los primeros en la planta de LARO. En ese entonces, Müller buscaba un fabricante de maquinaria que pudiera ofrecer un buen servicio, y fue como se topó con Handtmann. La flexibilidad en la selección de materiales ha sido también importante: la máquina por comprarse tenía que ser capaz de trabajar con aluminio y hacer terminados con acero. Recientemente, los paneles para la industria aeronáutica se han sido mecanizados en el UBZ NT.

En 2009, Laro comenzó a producir en una UBZ HP 300/200 con alimentación automática. Con tres palets de 3x2 m, la máquina se utiliza primordialmente para mecanizados de piezas muy grandes por varias horas sin necesidad de que una persona se ocupe de ello. Los criterios utilizados en la firma fueron el índice de remoción de viruta, la flexibilidad (material: aluminio y acero), un compartimiento de herramientas grande (250 ranuras) y un sistema de paletización.

“La automatización está jugando un papel cada vez más importante”, asegura Müller. “Nuestra meta más reciente es que las máquinas corran 24 horas y que seamos capaces de hacer las configuraciones por adelantado durante las noches y los fines de semana. Este es otro criterio decisivo donde los fabricantes se marcan distancia entre sí”.
         
Selección de máquinas

El equipamiento actual en la planta ubicada en el sur de Alemania está conformado de nueve máquinas y, al agregarle equipo, la empresa sigue una estrategia de compras ya definida y con claros criterios de selección ya registrados y evaluados en una matriz. El mayor peso recae en la habilidad de para funcionar con diversos materiales. Para órdenes futuras, Müller comenta que la maquinaria deber ofrecer soluciones para una gran cantidad de requerimientos, pero también debe ser lo suficientemente especializada para entregar una muy alta calidad. Otros criterios de selección para los equipos se centran en la ergonomía y la accesibilidad, así como las posibilidades de configuración, una gran calidad de superficie y confiabilidad para realizar mecanizados simultáneos en 5 ejes de piezas de trabajo complejas y de diferentes materiales. El tiempo de reacción y la calidad de servicio son también consideradas e importantes.

Durante el proceso de selección, la empresa LARO entrega a los fabricantes una parte de prueba complicada para producir. Las piezas de trabajo tienen que salir de las máquinas en óptimas condiciones sin que se requiera hacer un retrabajo manual. Los programas CNC, estrategias detalladas de fresado incluyendo los datos de corte y las herramientas, son entregadas por LARO. La calidad de superficie y el tiempo de mecanizado son los factores decisivos comunes dentro de este proceso.

Al sopesar todos estos factores, la firma alemana decidió adquirir los centros de mecanizado horizontal HPC de 5 ejes HBZ Trunnion 80, la máquina más pequeña de la serie Trunnion de Handtmann y el primero centro de mecanizado horizontal para LARO.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Automotriz

Documentos relacionados