Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2018 Página 3 de 3

Recomendaciones para el reciclaje y reutilización de viruta

Ángela Andrea Castro Jiménez

El reciclaje de residuos de metal está extendiéndose desde frentes como la manipulación en la producción, la recolección y la iniciativa de proveedores para reutilizar sus productos.

Recursos disponibles

Atendiendo el segundo aspecto, la gama de soluciones para manejo, disposición y separación de viruta en la industria metalmecánica es amplia. Por ejemplo, los tanques de decantación se utilizan para separar la mayoría de las virutas más grandes y pesadas del refrigerante. Su función principal es reducir la carga de viruta mediante la eliminación de las más grandes antes de que sean llevadas por un transportador al filtro primario. Este tipo de tanques son utilizados tan solo como un procedimiento inicial en el itinerario de separación ya que las virutas más pequeñas se mantienen suspendidas junto con los líquidos.

Otro recurso es la separación magnética, diseñada específicamente para separar los materiales ferrosos y no ferrosos. Generalmente son barras o placas que recogen el material ferroso y una vez magnetizado, este se remueve del imán (manual o automáticamente dependiendo del sistema) para ser llevado posteriormente a un trasportador.

Una opción similar son imanes que se instalan sobre una banda transportadora que lleva el material en línea. Se usan principalmente en la industria de extracción y reciclaje para proteger, limpiar y separar materiales. Los modelos automáticos descargan materiales ferrosos a través de una cinta transportadora o un alimentador vibratorio.

Por su parte, en la compactación de viruta, una mezcla de rebaba impregnada de refrigerante se lleva a una máquina por medio de una cinta transportadora. Una vez en el equipo de briquetting, un cilindro compresor hidráulico se encarga de comprimir la viruta y de ejercer suficiente presión para que el refrigerante salga de la mezcla y para que el volumen de la carga inicial se reduzca de 20 a 1. Esta operación elimina cerca del 98% del refrigerante de las virutas y permite que un gran volumen de ellas sea fácilmente transportado debido al pequeño tamaño de las briquetas.

De acuerdo con un proyecto de la Universidad Politécnica de Worcester y de Saint-Gobain Abrasives que analizó algunas de las técnicas disponibles para el reciclaje de estos residuos, la compactación es ideal para las empresas con poco espacio de almacenamiento. “Ser capaces de almacenar más chips, ahora en su forma comprimida, significa que una empresa puede producir más chips, lo que significa están que fabricando más producto. Este aumento en la producción también causará un aumento en ganancias para la compañía”, indica el informe.

Después de los procesos de separación mencionados, los metales residuales se someten a una refinación secundaria. Las plantas de reciclaje clasifican la viruta y, para convertirse en una materia prima utilizable, deben purificarse hasta el punto en que cumplan con las especificaciones conocidas. La viruta con propiedades similares es cargada en grandes hornos y calentada a la temperatura de fusión adecuada para el metal. En el proceso de refinamiento se forman residuos que flotan hasta la parte superior del metal fundido y luego son removidos. El metal fundido luego se prueba y se refina aún más para cumplir con los estándares de calidad deseados. Una vez que alcanza las características necesarias, se transfiere a un recipiente de enfriamiento, matriz de lingote, o se vierte directamente en un molde para solidificar.

En cuanto a la separación de viruta de materiales no ferrosos, para esta se requieren eddy currents, clasificación por inducción y una selección manual para separar las numerosas aleaciones. Según el estudio de la Universidad Politécnica de Worcester, algunos metales no ferrosos o “especiales” rara vez se reciclan porque, por lo general, se usan en pequeñas cantidades o aplicaciones complicadas, y su valor y volumen relativo no justifican el costo requerido para la separación y el reciclaje.

El reciclaje también se extiende a las herramientas

Sandvik Coromant implementó un programa de reciclaje de herramientas de metal duro —que incluye plaquitas y herramientas rotativas— que le ha permitido reembolsar a sus clientes entre un 2 y un 4 % de sus compras anuales de metal duro y recuperar cerca del 80% del metal duro que vende.

Para lograrlo, Sandvik deja contenedores de reciclaje en las instalaciones de sus clientes y les indica el precio por kilo de carburo a precio del mercado. También se solicita por escrito la confirmación de que se trata 100% de carburo o realiza una visita al taller para verificar el scrap recolectado. Sandvik solicita al cliente tener este scrap debidamente embalado y empaletado para exportación y se encarga de recuperarlo utilizando transporte ecológico certificado. El cliente debe suministrar una factura para poder programar la recolección por parte de la empresa transportadora.

Una vez recolectado, este material se lleva a las instalaciones de Sandvik que cuentan certificación ISO 14001 y OHSAS 18001 para garantizar que los métodos utilizados en el proceso de reciclaje son ambientalmente responsables. Dentro de estos métodos figuran el proceso con zinc, en el que el metal duro recolectado se reduce a polvo mediante procesos químicos sin cambiar su composición; y el proceso químico, en el que todos los componentes del metal duro recolectado se disuelven en sus componentes atómicos y, tras la purificación, extracción, cristalización y otros procesos térmicos, se obtienen productos en polvo virgen.

Con el metal duro reciclado, Sandvik fabrica nuevas herramientas en un proceso que, según este proveedor, requiere un 70% menos de energía que hacerlo a partir de materias primas.

Fin.

Palabras relacionadas:
Cómo reciclar metal, reciclaje de viruta, cómo reutilizar la viruta, estudios sobre reciclaje de viruta, reciclaje de metales, producción de nuevos metales, etapas de mecanizado, reciclaje y sostenibilidad de metales, reciclaje y sostenibilidad de viruta, procesos de reciclaje de metales, producción de viruta, materiales no renovables, qué hacer con los desperdicios de metales, programas de reciclaje de Sandvik, fabricantes de herramientas.

Acerca del autor

Ángela Andrea Castro Jiménez

Ángela Andrea Castro Jiménez

Editora de Metalmecánica Internacional
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mecanizado