Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2004 Página 2 de 2

Seis ventajas del mecanizado horizontal de alta velocidad

Peter Zelinski

3. No más acabado manual
La reducción del retrabajado de las virutas, junto con la eliminación de las discrepancias dimensionales entre herramientas simultáneas, da como resultado una superficie más precisa con un mejor acabado superficial. Además el mecanizado de alta velocidad por sí mismo mejora el acabado superficial, ya que involucra cortes más suaves y, por lo tanto, fuerzas de corte menores.

La combinación de estos factores puede permitirle a un taller eliminar el trabajo manual de las piezas mecanizadas. Con el mecanizado horizontal de alta velocidad, la superficie mecanizada se convierte en una superficie terminada.

4. Reemplace tres fijaciones por una (o quizás por ninguna)
Reemplazar tres husillos por uno no solamente elimina la necesidad de juegos de herramientas redundantes sino que elimina también la necesidad de tener y mantener fijaciones redundantes.

Además, el mecanizado de alta velocidad por sí mismo puede reducir los requisitos de fijación de piezas. Las fuerzas de corte son más bajas, por tanto las fuerzas de fijación también lo serán. Puede llegar a ser práctico mecanizar piezas a partir de bloques sólidos. Utilizando una estrategia de 'marco de pintura', que deja pequeñas zonas alrededor de la pieza para asegurarla al resto del bloque hasta que el corte es realizado, para luego eliminarlas. Con esta estrategia, los únicos componentes de fijación de la pieza son los elementos que aseguran el bloque a la mesa.

5. Espacio libre en planta
Cambiar de una máquina de pórtico desplazable a un centro horizontal, reemplaza tres piezas por una… y la pieza que permanece no yace en la mesa sino que es colocada de lado. Solo estos cambios hacen que la máquina-herramienta ocupe menos espacio en planta.

Pero este cambio libera espacio de otras maneras. La estrategia de mecanizado 'una a la vez' necesita menos fijaciones que almacenar. También requiere menos piezas acabadas para almacenar porque cada ciclo en la máquina deja tan sólo una pieza para manipular en lugar de tres.

6. Una relación empuje-peso para el proceso
En un proceso de mecanizado, como en un avión, la reducción de peso se traslada directamente al desempeño. Para el proceso de mecanizado, ese 'peso' toma la forma de requisitos de tiempo muerto que impiden la flexibilidad y requisitos de inventario que amarran el capital disponible. Una estrategia horizontal de alta velocidad para el mecanizado de grandes piezas puede ayudar al proceso a extraer esas libras.

Primero, el tiempo de ciclo es más corto. Eso significa que el taller puede entregar una pieza terminada sin necesidad de un pedido muy anticipado de parte del cliente.

Además, el tamaño óptimo de lote para la máquina disminuye de tres piezas a una sola. El taller puede trabajar de manera más eficiente en los casos en que el tamaño de la orden es pequeño. Si el cliente ordena solo una pieza, por ejemplo, el taller ya no tiene que hacer la dura selección entre correr una máquina de tres husillos, a menos de su máxima capacidad, o tener que guardar piezas adicionales en su inventario hasta que el cliente coloque de nuevo una orden de estas.

®Reproducido de Modern Machine Shop con autorización expresa del editor.

Fin.

Acerca del autor

Peter Zelinski

Desde hace ocho años, Peter Zelinski colabora con la casa editorial de Gardner Publications. En la actualidad es el editor ejecutivo de la Revista Modern Machine Shop.
Contacte a las empresas mencionadas
x
Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mecanizado