Promocione sus productos o servicios con nosotros
Mayo de 2004 Página 1 de 5

Sistemas integrados de manufactura aplicado al mecanizado de moldes

Mark Albert

Compañía de moldes para inyección de plásticos se asocia con los clientes indicados. La clave es la consistencia de molde a molde, continente a continente.

El aspecto más notable de la "supercelda" de The Tech Group no es que esté en camino de convertirse en uno de los sistemas de producción de insertos para moldes más automatizados y técnicamente más avanzados del mundo, sino que la supercelda está siendo replicada por los socios de la compañía en el extranjero.

Este es uno de los desarrollos que da a la compañía de Arizona una capacidad global para ganar el negocio de moldes de sus clientes, muchas de cuyas plantas están alrededor del mundo. Con el fin de implementar esta estrategia, The Tech Group y sus contrapartes internacionales han tenido que hacer cambios radicales en la filosofía y en el proceso de producción de moldes. En la búsqueda de máxima automatización, la organización entera ha cambiado de moldes realizados con especificaciones particulares por maestros fabricantes, a insistir en la manufactura estandarizada de moldes, coordinada por un equipo manejado por ingenieros. La estandarización, en cambio, ha impuesto algunas disciplinas innovadoras pero exactas, tales como el uso único de una bola herramienta paletizada que ayuda a garantizar consistencia sin importar dónde haya sido realizado el trabajo.

El esfuerzo está lejos de terminar. The Tech Group afronta aún fuertes retos - algunos culturales y otros técnicos -. Las fuerzas de trabajo a ambos lados del océano reciben entrenamiento casi todos los días. Algunos aspectos técnicos tienen que ser resueltos, especialmente en el área de integración total de hardware y software. Todos estos retos se conjugan en un solo aspecto: acostumbrarse a profundizar, pero en constante cambio.

Una supercelda aquí, una supercelda allá
La supercelda original toma forma en el Customer Engineering Center, en la sede principal de la empresa en Scottsdale. La supercelda tiene varias subceldas a cada lado de un corredor central. Una subcelda, por ejemplo, consta de dos electroerosionadoras de penetración (sinker) servidas por un robot y un carrusel. Otra subcelda similar consta de dos centros de mecanizado para el fresado de alta velocidad de grafito y acero. Esta subcelda también está equipada con un robot y un carrusel. A su vez, una celda robótica de rectificado está en operación.

Eventualmente, la supercelda constaría de ocho subceldas asistidas robóticamente -cuatro en cada lado del corredor-. Cuando esté completa, la supercelda incluirá electroerosionado de penetración y de hilo, fresado duro, fresado de cinco ejes, rectificado de superficies, rectificado vertical, rectificado de diámetros interiores y exteriores, torneado con subhusillo y herramientas activas, grabado con láser e inspección en una máquina medidora de coordenadas. Un robot maestro con su propio carrusel se desplazará arriba y abajo por el corredor central, transfiriendo trabajo de una subcelda a otra. Una zanja cubierta y otras utilidades están listas para ser instaladas. Este robot maestro será el aspecto más innovador de la celda.

"Materia prima entra, piezas terminadas salen". Así describe Len Graham la última visión de la supercelda. "El objetivo es la automatización total", dice. Graham, director de ingeniería de herramientas en The Tech Group, es la mente maestra detrás del diseño y la construcción de la supercelda, que se espera tener totalmente terminada en dos o tres años.

Mientras tanto, una supercelda similar construye el socio de manufactura de The Tech Group en Singapur. Aunque esta supercelda no será una réplica exacta de su prototipo en Scottsdale, tendrá virtualmente la misma capacidad. Varias subceldas robóticas están en operación total en Singapur, incluida una subcelda de electroerosión por hilo. (La electroerosionadora de hilo en la celda de Scottsdale espera su robot y carrusel).

Una capacidad adicional de producción de moldes desarrolla el socio más nuevo en manufactura de The Tech Group: Chi Wo Plastic Molds Factory, en Zhongshan, China. Al principio, esta planta no tendrá una supercelda, pero en cambio se centrará en la producción en masa de componentes estándar para moldes, que irán como piezas de inventario a los de otras plantas del grupo.

La tercera supercelda está planeada para Europa, probablemente en un taller de moldes socio, cerca de la planta de moldes de la compañía en Irlanda.

El concepto de supercelda del cual es pionero el ingeniero Graham en Scottsdale y Singapur está basado en un principio simple: lo último en automatización proporciona producción más rápida, más alta calidad, gran consistencia y el precio más bajo. "Cuando consigue ese grado de automatización, no importa donde esté localizada la supercelda - dice Graham -, usted puede competir con la calidad, el tiempo de entrega y el precio de cualquiera".

Así, ¿por qué asociarse con productores de moldes en Asia? ¿Por qué duplicar superceldas en Singapur o Europa? Como afirman los gerentes de The Tech Group, es una necesidad estratégica.

x
Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mecanizado