Promocione sus productos o servicios con nosotros
Diciembre de 2018 Página 1 de 2

Soluciones de automatización para máquinas herramienta

Wolfgang Armleder

En este artículo, un especialista de una empresa alemana de maquinaria describe cómo convertir un centro de mecanizado en una solución integral plug & play.

Con miras a lograr procesos automatizados, es posible convertir un centro de mecanizado en una solución integral plug & play mediante la incorporación de nuevos componentes de carga con robots y depósitos de piezas integrados.

Las celdas de fabricación con reserva de piezas para un turno se utilizan en muchas áreas del mecanizado con arranque de viruta de piezas complejas, principalmente en industrias como la automotriz, de tecnología médica y mecánica de precisión; sin embargo, muchas de las soluciones de automatización usadas hasta el momento se valen de sistemas de dos partes que deben integrarse en la cadena del proceso con un esfuerzo adicional de tiempo y costos.

Para evitar esto en el futuro, Schwäbische Werkzeugmaschinen GmbH (SW) —una empresa especializada en sistemas de producción específicos para piezas de alta calidad para el mecanizado de metales— creó dos nuevas celdas de fabricación plug & play que reducen el tiempo de puesta en marcha para el cliente. La solución está compuesta por la máquina herramienta BA 222 o la BA W02-22, así como un nuevo módulo de carga con robot de 6 ejes y un depósito de pallets vertical integrado para piezas en bruto y acabadas.

El módulo permite la carga y descarga del centro de mecanizado durante el tiempo de procesamiento principal y en la planta de SW se ensambla completamente en la máquina básica. La máquina, el robot y el depósito de piezas se diseñan específicamente para el cliente como solución de gancho de grúa, además, el montaje suspendido del robot permite mayor libertad de movimientos. El depósito de piezas está desplazado lateralmente y permite también la carga manual de piezas en la máquina con poca ocupación de espacio. Asimismo, para el modelo BAZ BA 322 hay planificada una celda de fabricación con módulo de carga.

Las celdas de producción autónomas proporcionan tanto una alta disponibilidad como una capacidad de fabricación fácilmente escalable y reducen de este modo el costo de manufactura. Según representantes de la firma germana, este tipo de celdas son ideales cuando una empresa apuesta cada vez más por el manejo de múltiples máquinas, lo que significa que un empleado es responsable de varios equipos a lo largo de un mismo proceso. Además, las celdas autónomas pueden utilizarse cuando los datos de calidad y de proceso deben trazarse con seguridad. Mediante su muestra de depósito siempre idéntica y la exclusión planificable de piezas de medición SPC, los módulos de carga ofrecen el mejor requisito para ello.


Le puede interesar también:

El mecanizado sigue siendo la tecnología de producción determinante


Hasta ahora apenas existían sistemas plug & play; sin embargo, algunas soluciones de automatización disponibles en el mercado son sistemas de dos piezas que deben integrarse en la cadena de proceso con esfuerzo.

De este modo, se producen grandes pérdidas de tiempo para el usuario debido al montaje, anclaje y ajuste de la celda. Además, la mayoría de las soluciones no permiten el acceso directo para trabajos de preparación en la máquina. Estas tareas deben realizarse con dificultades, a través de la valla protectora abierta. 

Es por esta razón que se desarrollan centros de mecanizado como los mencionados, BA 222 y BA W02-22, con un módulo de carga con robot integrado y depósito de piezas, con los que se busca evitar estos problemas. El módulo se ensambla en la máquina básica y se ajusta completamente en la planta de SW. Ensamblar significa, en este contexto, que los componentes se unen mecánicamente, se realiza la extracción de lubricante refrigerante y virutas hacia el transportador de virutas, así como la instalación eléctrica. Juntos, ambos componentes (el módulo de carga y la máquina herramienta), forman una celda de fabricación autónoma además de la reserva de piezas para un turno. 

También se puede implementar un montaje suspendido para lograr más libertad de movimientos. Al diseñar el módulo de carga de modo que la máquina, el robot y el depósito de piezas se ajustan (acorde a las especificaciones del cliente) como solución de gancho de grúa. En este caso particular, la tecnología de máquinas herramienta de SW incorpora una construcción de monoblock patentada, que es considerada fundamental para la estabilidad y precisión de las BAZ. Este diseño ofrece muchas ventajas, especialmente el montaje suspendido del robot. Además, como el robot puede configurarse de manera flexible según el proyecto, existe más libertad de movimientos y espacio para otras tecnologías. Por ejemplo, pueden integrarse también los procesos de recambio, marcado o exploración. El módulo de carga está equipado, para esta finalidad, con perfiles portantes estándar de aluminio que permiten la colocación rápida y universal de estos dispositivos adicionales.


Palabras relacionadas:
Métodos para automatización de procesos, optimización de centros de mecanizado, cómo incorporar robots a centros de mecanizado, convertir un centro de mecanizado en una solución integral plug & play, nuevas celdas de fabricación plug & play, máquina herramienta BA 222,máquina herramienta BA W02, celdas de producción autónomas, ventajas de las celdas autónomas, celda de manufactura con brazo robótico, soluciones de automatización para maquinados, Wolfgang Armleder, Schwäbische Werkzeugmaschinen

Acerca del autor

Wolfgang Armleder

Director de Desarrollo de Schwäbische Werkzeugmaschinen.
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mecanizado

Documentos relacionados