Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2019 Página 1 de 4

Soluciones de machueleado para la fabricación de tractores

David Luna

Este caso de éxito se centra en una operación de maquinado y en cómo la incorporación de nuevas tecnologías permitió ahorrar en costos, incrementar la calidad y reducir el tiempo ciclo.

Como en cualquier área de la manufactura, en la industria metalmecánica se deben incorporar procesos de mejora continua que garanticen una máxima eficiencia. Este caso de éxito se centra en una operación de maquinado y en cómo la incorporación de nuevas tecnologías permitió ahorrar en costos, incrementar la calidad y reducir el tiempo ciclo.

 

Para el fabricante de tractores CNH, con sede en la ciudad de Querétaro, las operaciones de maquinado son clave. Estos tractores, utilizados en la industria agrícola, requieren de componentes metálicos robustos, de gran tamaño y alta precisión, pues en ellos descansan los cada vez más sofisticados sistemas que les dan movilidad en el campo. La tecnología metalmecánica empleada, por tanto, debe ser de última generación a partir de un paulatino proceso de implementación.

La planta, antes perteneciente a la División de Tractores de Ford, fue adquirida por New Holland en 1990, para entonces establecer una sociedad con la firma regiomontana Quimmco y así afianzar su manufactura en la ciudad de Querétaro y, en general, las operaciones en todo México. Cabe destacar que CNH Industrial se desprendió, a su vez, de una de las subdivisiones del grupo Fiat. Todas estas transiciones dieron origen a la compleja genética tecnológica industrial que compone ahora a CNH Industrial, que se encuentra entre los tres primeros fabricantes de tractores en el país, junto con John Deere y Massey Ferguson.

CNH Industrial tiene casi 650 empleados, 42 de los cuales son operadores en el área de maquinados.
 

José Alberto Salazar Arévalo, ingeniero de manufactura en maquinados mayores en CNH, explica que las operaciones en México tienen mucho apoyo de los centros de desarrollo de las plantas en Estados Unidos, factor que les brinda mayor competitividad. Aspectos como el posicionamiento vía GPS y los vehículos auto dirigidos están arribando a la industria para automatizar las tareas del campo y se espera que poco a poco empiecen a ser más comunes para los agricultores mexicanos. “Son tecnologías que nosotros ya tenemos disponibles”, asegura Salazar.

Para la fabricación de sus productos, la planta de CNH tiene dos áreas de maquinado, una para maquinados generales y otra para maquinados mayores. En la primera, se hacen piezas pequeñas de alta precisión que forman parte de los componentes de los tractores. Estas tareas se realizan con tornos horizontales y centros de maquinado pequeños de marcas como Mori Seiki, Haas y Tsugami, así como taladros verticales manuales y semiautomáticos.

En la segunda, la cual lidera Salazar, se producen piezas y componentes de fundición gris de gran tamaño. El especialista en CNC, miembro de esta empresa de grupo Quimmco desde hace siete años, la define como un área clave en la construcción de los tractores. “Maquinados es la parte medular, pues aquí hacemos las piezas que forman el cuerpo del tractor, como las cajas de engranes, las de transmisión y los semi ejes, los cuales conforman toda la parte importante del cuerpo del vehículo”, comentó. “A diferencia de un automóvil, que se busca que sea más ligeros, para la manufactura de tractores ocurre todo lo contrario, pues requerimos que los componentes sean más pesados para tener más estabilidad durante las cargas de trabajo agrícolas, como el arrastre de arados o el uso de retroexcavadoras”.

Añadió que, a diferencia de un auto, en el tractor todo descansa sobre los mismos componentes, por ello, deben ser muy precisos y robustos. Un tractor está compuesto de un motor, la transmisión, la caja de engranes y el soporte frontal (donde van los componentes como el cofre, el radiador y el aire acondicionado), desde donde también se desprenden los semiejes. Los automóviles, por su parte, tienen un chasís, mismo que soporta la carrocería y donde se montan todos los componentes. 

Machuelos con problemas

Pese a su uso y aspecto rudo, los motores de estas máquinas agrícolas son cada vez más finos y cumplen con normas internacionales para el cuidado del medio ambiente. Aunque en México las normas son menos estrictas que en Europa, los motores ensamblados en CNH cumplen con los estándares más altos y, aunque no son producidos en Querétaro, son traídos desde Italia e India, de las mismas filiales del grupo, para su armado final. En este renglón cabe destacar que el 60 % de los tractores producidos cada año en la planta Queretana, son vendidos localmente, y el porcentaje restante es exportado a Estados Unidos, Europa, India, Brasil y otros países de América Latina. Por ello, la importancia de mantener la producción de sus vehículos bajo la normatividad internacional más alta.


Palabras relacionadas:
Machueleado para la fabricación de tractores, casos de éxito en la industria de manufactrura, cómo incrementar la calidad en proceso de mecanizado, nuevas tecnologías para procesos de mecanizado, tecnología para mecanizado de tractores, tecnologías para maquinado de tractores, motores ensamblados en CNH, roscado con machuelo, bajar frecuencia de cambio de máquinas herramienta en mecanizado

Acerca del autor

David Luna

David Luna

Director de contenido de Metalmecánica Internacional
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Herramientas, portaherramientas y equipos periféricos

Documentos relacionados